El Coloso del Desierto (En Juego)

Página 4 de 29. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 16 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Lautarileo el Lun Sep 26, 2011 7:04 pm

Las diosas me favorecian, no sabía si dar gracias o putearlas por no entregar esta proteccion a aquellos a quienes mas quiero....

Hacia mucho que no llevava a Vladis del Brazo, la primera y ultima vez fue hace años, cuando despues de nuestro castigo terminamos la noche molidos de tanto esfuerzo, recuerdo haberlo dejado medio conciente frente a su "pequeña casita" en Kakariko. muerto de esfuerzo, igual que ahora, a penas balbuceando alguna palabra entendible a menos que pusieras atencion.

Me sobresalto con la voz etérica que invade nuestros oídos, instintivamente saco mi espada y apunto a frente, mientras giro sobre mi mismo, la voz dice ser amiga de Kafei, lo que corrobora Vladis rapidamente. esa voz dice llamrse Keaton y nos da la alternativa de volver a Kakariko, la cual hacia mucho habiamos desechado, pero...

-En tu estado Kalahed no tienes ni derecho a opinión- le dije al oído mientras lo sostenia del cinturon para que no se me cayese- las dos veces que caiste fue por tu culpa asi que no me vengas con condiciones.

Tomo al Sheikan y me lo subo al hombro, era una posicion poco decorosa, pero mas facil de trasportar a un moribundo.

-Bien Keaton, guiame o llevame hasta Kafei- dije a la voz sin mirar a ningun lugar en particular- que este tío aunque reclame lo llevaré
avatar
Lautarileo
Honchkrow

Mensajes : 105
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 29
Localización : Lenoroc

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SigKrow el Miér Sep 28, 2011 9:34 pm

-Agh! Fuagh! Uff! Ack!- Babas. Babas por doquier. -YA! YA! PARA YA! FEN...! NO NO MAS NO MAS NO MAS COQUILLAS NOOOOOO AHAHAHAHA!!-Alcanzo a sacarmelo de encima. Agh, Fenrir, mi adorado perro. porque crecio tanto? juro que si se me tira encima con mas fuerza me rompe las costillas-Ven aca! Ven aca! Ese es un buen perrito!-Le rasco la barriga.

________________________
avatar
SigKrow
Honchkrow

Mensajes : 137
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 31/08/2011

Hoja de personaje
Nombre: Slav Heimdall
HP:
64/64  (64/64)
EP:
65/65  (65/65)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Sáb Oct 01, 2011 5:29 pm

-¡Gerd! Qué sorpresa encontrarte - saludo a mi viejo amigo con una gran sonrisa mientras trato de no hacer notar que su armadura me lastimó con el abrazo.
Me alegro de ver a Gerd, hace mucho tiempo que no sabía nada de él. La última vez que recuerdo haberlo visto fue cuando lo ascendieron, así que tenemos muchas cosas por contar.
-Él es Deral, lo conocí hace poco de una manera muy extraña, historia larga de contar.

Gerd saluda a Deral y se presenta con él.

-En efecto, estoy de licencia. Deral y yo estamos por iniciar una expedición hacia Kakariko junto a algunos compañeros más, hemos venido a Hyrule para prepararnos. Un tipo que temía aventurarse solo por la campiña de Hyrule nos ha contratado.
»¿Y tú, Capitán?. ¿Cómo van las cosas en el ejército?
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por James el Dom Oct 02, 2011 12:05 am

Curioso este tipo con el que nos encontramos, probablemente tendré que escuchar como platican entre ellos y yo sin entender nada...


... Realmente el caballo cuesta un ojo de la cara, y no hay rupias suficientes, creo. Deberé pasar esta vez y buscar otra forma. Oh, espera. Quizás aquella chica, Shaku, sepa algo y pueda conseguirme algún caballo o al menos algún medio de transporte, aunque no me gustaría utilizarla de esa forma, no se me ocurre nada más, este tipo parece bastante interesado en el dinero, y pedir prestado tampoco es una opción.

- Bueno, por ahora paso, señor. No tengo dinero suficiente. Muchas gracias.

Y ahora voy a buscar a Shaku, con quien quedé de encontrarme de todas maneras. Y de hecho, dejé a la pobre así nomás, sin indicarle nada. A ver si la encuentro antes de que anochezca, y peor, debo conseguir también el caballo. Pero antes debo despedirme de Ridlef.

-Ridlef! Ahora recuerdo que quedé de encontrarme con alguien hace un rato, así que iré a buscarla. Gracias por la ayuda, nos vemos más tarde!

Ahora sí, a buscarla.
avatar
James

Mensajes : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 22
Localización : Asdflandia

Hoja de personaje
Nombre: Deral
HP:
63/63  (63/63)
EP:
85/85  (85/85)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SuperBardo64 el Dom Oct 02, 2011 12:19 pm

- No, ya me iba. – le digo al tabernero y me marcho.

Aquel borracho parecía saber algo. El hombre dijo que solo eran historias de la calle, que no dijera más. Si algo he aprendido es que lo que se dice en las calle tiende a ser de más veracidad que los informes oficiales.
Esta ciudad me parecía podrida desde el primer día que dormí bajo su puente. Algo turbio ocurre, estoy seguro, pero necesito información para actuar: Trataré de seguir al borracho y sacarle toda la información que pueda.

SuperBardo64
Ancient Witch

Mensajes : 37
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Oct 02, 2011 7:43 pm

Actualización


A Caballero Verde y Lautarileo




Siguiendo las indicaciones del invisible Keaton, son guiados hacia el este. Hay algo que les parece extraño: Aún que desde donde estaban seguro quedaba un buen trecho hacia Kakariko, esta travesía les parece extremadamente corta a comparación de lo que podrían esperar. Incluso las heridas dejan de pesarles por un rato, lo que les permite andar a buen paso. En el horizonte brilla una lejana luz cuando por fin alcanzan la porción norte del Río Zora. De ahí queda ya solo una caminata hasta alcanzar la entrada del pueblo. En la orilla encuentran una balsa con un hombre encima, esperándolos. Tiene el rostro cubierto y ropas negras, por lo que no están seguros de reconocerlo, al menos inmediatamente.


A Caballero Verde

Justo en cuanto ves al hombre, tu memoria empieza a trabajar. Esas ropas y esa postura son inconfundibles para ti: No cabe lugar a ninguna duda, están justo frente al mismo Kafei.

Cuando tu mente ha hecho esa relación, como si ese proceso hubiera sido demasiado para las energías que te quedaban, sientes que la misteriosa fuerza que te ha estado acompañando desde que encontraron a Keaton te abandona. Por un momento notas que el intenso dolor que llevaba tanto rato desaparecido ha vuelto, pero ni siquiera te da tiempo de quejarte. Lo último que ves es a ti mismo caer en un oscuro vacío…


A Lautarileo

El hombre te hace una seña para que te apresures, pero antes de que des siquiera un paso, Vladis pierde la consciencia. Alcanzas a reaccionar justo a tiempo para evitar que caiga al suelo y no te queda más opción que cargarlo tú mismo. El Sheikah, desconocido para ti, no te dice absolutamente nada. Espera a que subas con tu amigo, luego de lo cual la balsa se empieza a mover sola, lentamente, hacia la otra orilla. Al llegar te hace bajarte con todo y tu compañero y te conduce en silencio con paso rápido hasta Kakariko. Te sorprendes cuando entran, pues por primera vez en tu vida, no hay ni rastro de guardias impidiendo el paso.

Caminas con Vladis a cuestas tratando de no quedarte atrás. Lo sigues hasta esa casa del centro del pueblo cuyo interior nadie en ese pueblo ha visto, a excepción de tu caído amigo. Llegado a ese punto, tus sospechas se aclaran. Se trata del mismo Kafei del que tantos rumores has oído. Abre la puerta y te hace una señal para que pases.

-------------------------

A RiaJ y James




Gerd parece sorprendido por el relato de Ridlef.

-¿…alguien los contrató para ir a Kakariko? ¿…quién iría en una expedición a Kakariko? La gente no va a esos lugares para hacer turismo, Ridlef. ¿Qué sabes de esta persona? Me da mala espina. Piensa en que eres parte del ejército. Si se te ve con compañías raras, podrías manchar la imagen que se tiene de nosotros.

Luego Gerd responde a la pregunta.

-Pues me ha ido bastante bien. Últimamente se me tiene mucho en consideración. Hasta me llevaron con otros capitanes a una comida con el Alcalde y eso –se le nota claramente orgulloso de tanto respeto hacia su persona-. Ahora mismo estoy preparando todo. Mañana en la mañana partiré con una cuadrilla a hacer un reconocimiento en el exterior de la ciudad, porque hay rumores de que ha habido Gerudo por ahí. Como no se tiene ninguna consideración con esas ladronas rastreras, tenemos órdenes de erradicar a las que encontremos merodeando por ahí.

Lo ven inflar el pecho orgullosamente.

-Ahora, si me disculpan, debo ver a mis hombres para asegurarme que todo esté listo. Espero que nos encontremos pronto.

Sin mediar una palabra más, el soldado se retira con prontitud hacia el norte, dejándolos solos. Luego de que se ha ido, se pasan rápidamente por la casa de Ridlef para dejar a su caballo ahí, para que esté listo para partir en la mañana. Después van a buscar una montura para Deral, empresa que termina con un vendedor decepcionado, despidiéndolos. Al recordar Deral su promesa a Shaku, se separan.


A RiaJ

Sin más qué hacer por ahora, vuelves a tu casa para descansar. Está anocheciendo y probablemente sea buena idea que tomes un buen descanso antes de iniciar mañana temprano.

-------------------------

A SoraNogar




Shaku suspira preocupada al escucharte, pero no te interrumpe. Se limita a mirarte con un poco de tristeza o resignación.

-¿Me prometes que tratarás de llevarte bien con ellos? ¿Me prometes que lo harás por mí?
Cuando terminan la conversación, Shaku te dice que tiene algo qué hacer en la ciudad y se retira. Antes de irse, se acerca a ti y te da un abrazo.

-Cuídate mucho, Dass, y cuídalos a ellos también.

-------------------------

A James




Luego de separarte de Ridlef, caminas sin mucho rumbo, tratando de pensar cómo encontrar a Shaku. Afortunadamente, ella te encuentra antes a ti.

-¡Me alegra verte! ¡Pensé que te me habías escapado!

La chica escucha con atención tu petición sobre el caballo.

-Yo tengo uno que uso para aprender a montar, pero creo que eres muy grande para él, no tiene mucha edad ni entrenamiento –se lleva una mano a la barbilla mientras piensa una solución -. ¿Cuánto dinero te falta para comprar ese caballo que viste? Si quieres te presto la diferencia, pero… te encargo el dinero, tengo qué devolverlo o la pasaré mal…

Acciones:
-Aceptas su oferta.
-Buscas otra solución.

-------------------------

A SuperBardo64




Sales rápidamente de la taberna y tratas de localizar al borracho que el tabernero echó. No tardas mucho en encontrarlo a lo lejos, tirado a un lado del camino. Al tratar de acercarte, sin embargo, ves que dos soldados se te adelantan, lo toman de los brazos y lo obligan a incorporarse, arrastrándolo con ellos.

Acciones:
-Tratas de matarlos/noquearlos para detenerlos (100 tiradas en el tema correspondiente)
-Tratas de hablar con ellos y convencerlos de algo para que lo dejen ir (10 tiradas en el tema correspondiente).
-Tratas algo más. (Consulta conmigo para ver si requieres tiradas).

-------------------------

A James




Cuando han terminado de hablar, Shaku te conduce a la casa de Dasslor para que descanses. Sin embargo, en vez de entrar por la puerta principal, te acompaña por un pasillo lateral y te hace una seña para que avances en silencio. Abre con rapidez una puerta trasera y te deja pasar antes de cerrarla ella. Una vez en el interior te conduce hacia un lugar que parece una bodega llena de armas, armaduras, cascos y otros objetos metálicos. Ves que ya hay en el suelo unas cobijas y una almohada.

-Aquí estarás bien –te dice -. Intenté ponerlo lo más cómodo posible para ti, pero lamento que no sea una habitación enteramente para ti.

Se sienta al lado de la improvisada cama con una sonrisa.

-Pero cuéntame algo de ti… ¿Quién eres? ¿De dónde vienes? ¿Cómo aprendiste magia?

Acciones:
-No seas malo y no la ignores esta vez~ O si lo haces, al menos especifica que ese es tu deseo xD

-------------------------

A Lautarileo




El interior de la casa de Kafei es bastante sencillo. Hay pocos muebles, entre los que se incluyen una mesa, una cama y sillas de madera, todas hechas con simple madera sin pintar. Cuando pasas, el Sheikah cierra la puerta detrás de ti y se quita lo que cubre su rostro, revelando su cabello castaño, ojos rojos y cara surcada ya con algunas arrugas y líneas de expresión. Unas velas en la mesa se encienden por sí mismas para iluminar, pues la luz del alba aún no es suficiente.

-Pónlo en la cama –te dice con una voz áspera que escuchas por primera vez.

Te apresuras en hacerle caso y dejar a Vladis donde te indicó. Kafei se acerca a una ventana, la abre y murmura al aire unas palabras que no consigues distinguir. Espera alrededor de un minuto en silencio, tras lo cual da media vuelta y camina hacia Vladis, haciendo un hueco con ambas manos, como si trajera algo.

Una vez al lado de tu compañero, abre sus palmas y te permite ver algo brillante que comienza a flotar arriba y abajo sobre su cuerpo, cada vez a mayor velocidad. Tras unos cuantos segundos sobre Vladis, aquel brillo volador se apresura a toda velocidad hacia ti. No consigues reaccionar para hacer nada a tiempo, sin embargo, ni siquiera distinguir exactamente su forma, pues se lanza sobre la herida que te causó la Capitana Gerudo y desaparece al tocarla. Ves con sorpresa cómo la herida se cierra frente a tus ojos y el dolor desaparece.

-Muchas gracias –murmura Kafei con seriedad a algo indefinido-. Tu ayuda será recordada.

Un ruido proveniente de la cama llama la atención de ambos. Ves a Vladis mover un poco sus extremidades y abrir lentamente los ojos.


A Caballero Verde

La velocidad con la que caes se va reduciendo poco a poco. Al detenerse por completo, te sientes car en una superficie suave. El ambiente a tu alrededor cambia mientras te vuelves consciente de tu propio cuerpo. El dolor ha desaparecido, y en cambio te sientes bastante bien, como quien despierta de un agradable sueño. Consigues abrir poco a poco los ojos e ir acostumbrando tu vista. Cuando consigues ver con claridad, notas que estás en un lugar familiar, la casa de Kafei. Te incorporas lentamente, notando que tus heridas desaparecieron junto con el malestar que te causaban, excepto por cierto dolor de cabeza. Cuando miras bien a tu alrededor, ves que tu mentor está a tu lado y Ruasilor detrás de él. Kafei te mira a los ojos, con esa mirada profunda de él que te hace pensar que está viendo más de lo que crees.


A Caballero Verde y a Lautarileo

Sin dejar de ver a Vladis, Kafei abre la boca de nuevo.

-Explíquense.

Acciones:
-Respondan acordemente.

-------------------------

A James, RiaJ, SigKrow, SoraNogar y SuperBardo64




Tras una noche ocupada para casi todos y un merecido descanso, se reúnen en las puertas orientales poco después del amanecer. Al llegar no está todavía Venn ni nadie de su gente, pero después de un rato lo ven llegar desde el campo, cabalgando junto a Anell. Se les nota algo cansados, pero no dicen nada.

-¿Está todo listo? –les pregunta el hombre -. Mejor que partamos rápido, nos esperan un par de jornadas largas.

Venn les reparte a todos unas mochilas con tiendas de campaña plegadas y otros instrumentos que les ayudarán en su travesía. Cuando ya están por irse, salen de la ciudad Luck y Lena. Venn baja de su caballo para hablar con ellos, evidentemente contrariado.

-¿Qué hacen aquí? –les pregunta

-Queremos acompañarte –dice Lena. Observa al otro, como buscando apoyo, pero él solo baja la mirada.

-No pueden venir. Ya se escaparon una vez.

-No importa eso, nosotros decidimos qué hacemos -Lena se cruza de brazos, enfadada.

-Vuelvan a casa. Los enviarán buscar si no los encuentran –Venn señala con fuerza a las puertas de la ciudad -. Ahora no hay guardias, pero llegarán pronto a vigilar la entrada y no creo que sus ropas de civiles los hagan confundirse mucho rato.

Anell interrumpe la conversación, bajando también de su caballo e interponiéndose entre ellos.

-Hagamos algo, Venn. Deja que la chica vaya contigo y yo me quedo aquí en Hyrule. Estoy seguro que Luck puede cubrir la desaparición de su hermana y si no, puedo ayudarlo en lo que necesite.

Venn abre la boca como para decir algo más, pero al final la cierra y suspira.

-Esta semana parece que las cosas se rehúsan a salir como las espero –dice después.

-Deja de quejarte, que no eres un niño pequeño –Anell le sonríe a Venn -. Estoy segura que la chica puede resultarte más útil de lo que parece. Que tome mi caballo y mis provisiones, no me importa.

-¡Sí! ¡Eso! –Lena parece bastante contenta.

-Bueno, pues –termina Venn tajantemente dando media vuelta -. Lena, apresúrate. Anell, cuídate mucho, ¿sí?

-No te preocupes, guapo, soy más autosuficiente que tú~

La mujer toma de entre sus ropas una especie de manta que se pasa por la cabeza para cubrirla, cubriendo también su rostro. Toma a Luck del brazo y lo insta para que caminen.

-¿Nos vamos?

Los hermanos se miran una última vez.

-Cuídate…

-Volveré pronto, o al menos trataré de mantenerme en contacto.

Venn niega con la cabeza y hace una seña para llamar la atención de todos.

-Vámonos ya.

-------------------------

A James, RiaJ, SigKrow, SoraNogar y SuperBardo64

Por la noche se detienen para dormir. Montan todos sus tiendas de campaña y se reúnen alrededor de un fuego que Lena hábilmente encendió.

-Es necesario que descansemos, pero no me fío mucho de dormir aquí. Me sentiría más tranquilo si hiciéramos turnos para montar guardia alrededor del campamento y estar listos para reaccionar si llega a ser necesario. Somos siete personas, así que supongo que podemos separarnos en parejas y cada una hacer guardia durante tres horas. Un turno tendrá a tres personas en vez de dos.

Acciones:
-Pónganse de acuerdo sobre los turnos y eso.


NOTA. A los del grupo de Venn: Ya lo he mencionado, pero nunca está de mal repetirlo. Recuerden que son libres de actuar como deseen en el lapso de tiempo establecido por la actualización. Las acciones son solo sugerencias en los momentos en los que considero obligatorio que interactúen, pero pueden moverse y hablar en cualquiera de los "episodios" en los que aparecen. Solo para que lo tomen en cuenta.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Lun Oct 03, 2011 2:18 pm

Esta sensación... me es familiar. Sí, un viaje dulce a través de corrientes inexistentes que me alejan del amargor que sentía una vez más. Un viaje que por momentos me hace olvidar todo y me hace disfrutar de las cosas más sencillas de la vida, las cuales curiosamente tampoco recordaba siquiera.

Pero al despertar, el viaje acaba. Es la segunda vez que acabo en esta cama con una herida mortal. Aunque esta vez las heridas han sanado completamente a diferencia de lo ocurrido con mi brazo, que aunque sanó en lo importante, deberá mantenerse vendado seguramente por siempre desde hace un año. Me llevo dicha mano a la frente, masajeándomela al notar un pequeño dolor de cabeza. Al notar la presencia y la voz de Kafei, todo queda apartado: incluso Ruasilor que estaba también ahí y con el que me gustaría hablar de esto. Ni me preocupo siquiera de si Keaton estará presente y no aparece por Ruasilor o simplemente no está. La única persona a la que hoy en día respetaba más que incluso a los Sheikah más venerados me había asustado en una sola palabra. Sí, supongo que después de más de diez años, algo en mí sigue guardándole a Kafei una mezcla de respeto y aprecio. Quizás porque fue el único (al menos el único adulto cercano a mí, pues Ruasilor y Ariadne nunca tuvieron inconveniente) que aceptaba las decisiones que tomaba sobre mi vida a diferencia de mi familia. Aunque había otras decisiones que él mismo se dedicaba a reprenderme, y sabía perfectamente que esta iba a ser una de ellas.

Al principio no me atrevo ni a mirarle. Como ya he dicho, es la única persona a la que respeto como si fuera una figura a seguir, aunque no exactamente por razones que se ven nada más a la vista. Y claro, no puedo evitar sentir algo de vergüenza por haber defraudado de algún modo su tutela y lo que siempre me ha enseñado:

-Seguíamos a un escuadrón de Gerudos por la campiña-respondí, apoyado sobre la cama y apoyando a la vez mi brazo diestro en la correspondiente rodilla inclinada, mientras miraba la nada- Pretendíamos seguirlas hasta descubrir algo interesante que nos pudiera servir, viendo hacia dónde se dirigían. En la noche, vimos un pequeño fuego a lo lejos y yo me acerqué a espiar, descubriendo que eran ellas. Por desgracia, una de las pelirrojas detectó mi presencia y tuvimos que actuar-extiendo mi mano, como si viera la palma de esta debajo de las vendas- Al principio sólo hicimos lo posible por huir. Era inevitable matar a la que me había descubierto, pues estaba justo a mi lado y de no ser por las flechas de Ruasilor y una nuez Deku que lancé, quizás no lo habría contado en ese momento. Todo fue como se suponía que podría ir en el peor de los casos…-de pronto cierro la mano, formando un puño que no paraba de apretar con mis dedos- Pero empuñé mi espada y maté a otra Gerudo innecesariamente. Matamos sin necesidad. Ruasilor me auxilió, pero yo me dejé llevar por la mirada de la que era la capitana del escuadrón. Esa mirada… era la misma que él me otorgó.

Suponía que Kafei sabía a quién me refería: a mi padre. Relajo la mano hasta volver a la normalidad, y entonces giro la cabeza y miro a los ojos rojos de mi mentor. ¿Comprenderá lo que sentí hace unas horas en ese campamento? Sea como sea, sé que de todas maneras no lo verá con buenos ojos:

-Era una hechicera, pues se libró de los efectos de la nuez Deku mucho antes de lo que alguien ajeno a la magia puede hacer. Incluso descubriendo que nos enfrentábamos a un enemigo que nos podía masacrar, seguí hacia adelante. Con la simple mirada incluso pudo provocarme algunas heridas más… y en fin, al final algo de luz se arrojó sobre mi cabeza y decidí que era mejor retirarse ahora que al menos podía respirar todavía. No tengo nada más que decir sobre ese asunto.

Agacho la mirada, contemplando el suelo donde solía sentarme de pequeño para escuchar sus historias y enseñanzas. De pronto algo más cruza mi mente, y antes de que el silencio siga, decido compartir ese pensamiento:

-Tengo preguntas Kafei-digo, levantando la mirada nuevamente hacia él aunque con menos intensidad que antes- Estuvimos en el bosque del norte y descubrimos un par de cosas que provocaron mi recuerdo a ti. Pero supongo que preferirás que las dejemos para más tarde.

Estoy a punto de pedirle disculpas por haber sido tan insensato, pero no lo veo necesario, Ya él puede leerme mi ser y mis pensamientos, y en ellos se puede ver mejor lo que representa esa palabra que si la mencionase.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SigKrow el Mar Oct 04, 2011 7:12 pm

Venn! Retardado Mental! Maraco adorador de la verga gerudo! Floripondio mariposon! Como se te ocurre hacer turnos de 3 personas??

"¡VENN! ¡¿Que MIERDA te fumaste?! ¡Si hacemos equipos de a 2 personas, cada uno puede dormir 4 horas en vez de 3!"
avatar
SigKrow
Honchkrow

Mensajes : 137
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 31/08/2011

Hoja de personaje
Nombre: Slav Heimdall
HP:
64/64  (64/64)
EP:
65/65  (65/65)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Miér Oct 05, 2011 4:50 pm

¡Genial! Ahora, gracias a Gerd, de nuevo me entra curiosidad sobre qué trama Venn con su viaje a Kakariko. Dije que no iba a preguntar, y es muy tarde para retractarme; además, ¿qué podría salir mal?. Elijo, entonces, ignorar su advertencia con una pequeña sonrisa pero sin responder palabra alguna. Y el zora éste qué se pensaba, ¿que el caballo sería gratis?. Bueno, allá él, yo ya traté de ayudar en lo que pude, ojalá que logre obtener en qué viajar por su propia cuenta. De cualquier forma, se está oscureciendo y con ello se acerca la hora de partir, así que regreso a mi casa a descansar y reponer energías, pues me espera un viaje largo.

A la mañana siguiente llego al punto de reunión, donde se encuentran todos, excepto Venn, quien tarda un poco en llegar. Busco a Deral, me interesa saber si consiguió transporte.

-¡Hey, Deral! -lo saludo mientras me acerco a él -al final, ¿conseguiste en qué montar?.

Llegada la noche es hora de elegir los turnos de vigilancia. Venn sugiere que lo hagamos por parejas, y en uno de los turnos sean tres los que vigilen, pero parece que el niño albino entiende mal, pues le reclama a Venn, a lo que decido intervenir.

-Creo que entendiste mal, pequeño. Sólo habrá un turno en el que vigilarán tres personas ya que somos número impar. Serán en total 3 turnos de vigilancia, así todos dormiremos 6 horas.
»En cuanto a mí, prefiero el primer turno, así podré dormir las 6 horas que me tocan sin interrupciones.


Última edición por RiaJ el Jue Oct 06, 2011 9:41 pm, editado 1 vez
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Jue Oct 06, 2011 6:43 pm

¿Goro? Esto se excede de goro-importancia para ella. Es como si le tuviera goro-prioridad a llevarme bien con todos, goro. ( Eso o con uno de ellos en especial.) Tal vez Venn haya "comprado" su cariño con la visita a su choza, goro. Pero que se vaya olvidando de que goro-vuelva a poner los pies por ahi. Y menos si supiera su tío, goro. Espero que con la idea de que se encargue por completo de la goro-herreria deje de seguir pensando en todo este asunto, goro. Pero ahora, goro, ¿que le puedo contestar? Y algo que no sea " si, siempre que no se burlen de mi cresta, goro"....¿por que goro-demonios le doy importancia ahora a mi peinado? Vale que se rieran de él en la época, goro. Pero ya soy viejo, goro: las burlas se saben devolver con goro-astucia. ( o con los puños si no hay mas goro-remedio.)

-De acuerdo, goro.-Suspiro un instante antes de responder mi molesta decisión. Pero al ver que se toma bien mi respuesta, goro, cierro los ojos un goro-instante. Solo para despejar la goro-mente de toda la maldita tension de hoy, goro . Puede que ni me de goro-cuenta de que tal vez yo estuviera sonriendo levemente, goro.
----------------------------------------------------

Es curioso, goro. Hasta ahora pensaba que los temas entre mi aprendiza y yo siempre terminaban en goro-discusiones estupidas ( en las que casi siempre ella ganaba, goro). Pero lo cierto es que esta decisión no me goro-agrada lo necesario como para que esté dispuesto a cumplirla a toda costa, goro. ¿Que diria mi goro-padre, si es que aún siguiera con vida, goro, si tuviera que elegir entre goro-arriesgarse por un negocio o por pura supervivencia, goro? Actuando como goro-animales o bandidos si no nos quedara otra cosa de la que vivir, goro. Por desgracia, ese nunca ha sido mi goro-mundo. Pudo haberñp sido, goro. Pero nunca, ni ahora me interesa, goro. Tal vez pierda la goro-herreria en menos de un año si no saco beneficio de algun lado, goro. Ni enseñando a Shaku habría tiempo para goro-salvar esto. Tendriamos que cerrar el goro-local antes de que pudiera aprender a forjar una goro-simple daga en perfecta condición.

En fin, en un goro-camino serio, uno no se puede goro-voltear. Igual que cuando decidií entrar en esta goro-idea del mundo del comercio, y resultó ser toda una pesadilla, goro. Esperemos que con esto tenga mas suerte, goro.

-Descuida, goro.- No se me ocurre otra cosa que goro-decir cuando me pongo rigido, al ver que mi goro-aprendiza se despide con un abrazo, goro. Apenas lo noto,goro. Ya que la fuerza que pone, al ser la goro-normal en un hylian, para mi es apenas como notar la goro-ropa puesta. Sin embargo,goro, no lo rechazo y se lo devuelvo en forma de una pequeña goro-palmada suave en la espalda.- Procura no volver muy goro-tarde. Mañana tienes todo un goro-día de trabajo, encargada.-

Hay veces que no puedo evitar goro-pensar si seria está la relacion que tendría con un hijo, goro. Cosa que goro-preferiria no tener en cuenta, Nayru me libre, goro. Los goro-niños pequeños se me dan fatal, goro.

Y mientras ese pensamiento ronda por mi cabeza, goro. dejandome la mirada perdida sin mover un goro-dedo, reacciono al oir la puerta de la goro-entrada. Shaku ya se habia marchado, goro. Por lo que me gorosiento de nuevo en la silla, y enciendo una vez mas la goro-pipa, dejando que el aroma se goro-esparciera por doquier mientras daba una calada sin nada en lo que pensar ahora, goro. Solo en que mañana puede que vuelva una goro-vez mas a la batalla. Al menos esta vez estaré preparado, goro.
------------------------------------------------------

Posiblemente estemos ya de madrugada, goro. Habia perdido por completo la goro-noción del tiempo. Y ni recuerdo si he llegado a dormirme levemente apoyado en la mesa, goro. Alguna que otra vela ya se ha goro-consumido, y la hierba de la pipa hace tiempo que se perdió, goro. Pero el olor a planta que dejaba en el goro-interior perduraba, como el azufre en un goro-volcan.
Era uno de los detalles que mas goro-interes daba a los forasteros la primera vez que venian por esta vieja goro-herreria. Decian que tenia un olor similar al de las goro-profundidades de los bosques del norte o el sureste, goro. Y yo siempre decía lo mismo: "pues pregunte al boticario, goro". Tal vez sea otro de los pequeños goro-motivos por el que mis clientes se marchan sin ni siguiera comprobar el catalogo, goro.

Se escucha el eco de un grillo, goro. Ha debido entrar por algun goro-boquete de la madera de la casa, goro. Pero ya es raro que se alejen del goro-campo y entren en la ciudad. Aunque ahora que pienso dirigirme a la goro-cama, no puedo pensar en dormir sabiendo que mañana voy a Kakariko, goro. Los goron tienen perfecto acceso al goro-pueblo, asi que con estar cerca es posible que me vean, goro. Mi cresta es muy goro-singular dentro de mi tribu. Si no la tuviera, goro....

O...tambien, goro....tambien puedo ocultarla, goro.¡Eso es, goro! ¡Seguramente se me hará mas goro-facil que no me reconozcan!
.......mierda, goro. El alegrarme eso, ha conseguido que me goro-desvelara de verdad. Bueno, ¿que importa, goro? Un problema menos.
Si no recuerdo mal, goro, tenía ya un casco en el almacén. Lo cree en mis primeros años de practica en la goro-forja. Es totalmente inutil y goro enorme. Se aboyaria al primer golpe,goro, por lo que está de recuerdo. Pero mañana me vendria perfecto para cubrirme la goro-cresta de la cabeza. Asi que no lo dudo, goro. Y me dispongo a entrar en el goro-almacen a buscarlo. A ver si recuerdo como giraba bien el pomo, goro. Tenia que haberle pedido al carpinetero que me lo goro-arreglara cuando tuve oportunidad.

------------------------------------

Preparo mis goro-guantes y la bolsa de provisiones ( con la pipa y goro-hierba incluida) antes del amanecer en silencio, goro. La noche ha sido apacible hasta que un goro-maldito perro se ha puesto a ladrar cuando habia algo de luz en el horizonte, goro. Procuro salir sin hacer demasiado ruido,goro. A Shaku le espera un día duro. ¡Y no quiero imaginarme que aproveche mi goro-ausencia para en realidad tomarse el día libre, goro!
...No, no creo, goro. Le gusta este trabajo, le interesa, goro. Ademas, parecia muy ilusionada, goro. ¿O era porque en realidad sabia que hoy no podria goro-vigilarla?¡¡Maldita sea, goro!! ¡Deja de pensar asi de ella! Me pongo en marcha caminando por la calle totalmente vacia. La gente no tardará en aparecer una vez llegado el alba, goro. Creo que llegaré con puntualidad al lugar acordado, goro.

Venn y los demas llegan goro-seguidamente. Todos casi al mismo tiempo,goro. Me goro-alivia que no tengamos que esperar a nadie.Uff...

Y asi fue. Otro largo dia por la campiña. Me quedé un rato meditando mientras rodaba sobre aquellos dos hermanos. Habian tenido un momento nostalgico, goro. Pero creo que goro-exageraban con la despedida. Si tan buena es con la espada esa cria, no creo que haya problemas, goro. Y por poco, si no fuera porque Venn o quien goro-fuera que me aviso, me habria desviado del camino y arrollado a todo un goro-rebaño que rondaba cerca. No me fijé si eran cabras, ovejas, o ambos,goro. Como si eran chuchus, los reventaria igual contra el suelo, goro. Vale,goro, solo era una broma ruda.-

Y despues de estar todos de goro-viaje y sentarse al fuego.... ¿toca una goro-batalla para decidir la guardia? Esto no es escolta ni abono de Peahat, goro. Nadie parece goro-enterarse, ademas. Lo que se me hace realmente absurdo es que la mitad de los que hay aqui sean mocosos, goro. Mi goro-enhorabuena, Venn. Ahora si me has demostrado que eres tan goro-inutil como para pedir que te escolten menores y se sacrifiquen en tu nombre, goro. Bueno, no se que goro-edad tendrán en realidad. Pero aparentan no tener demasiada, goro. En fin, goro, al final opto a ser el primero en situar mi turno.

-Yo formaré parte del primer goro-turno de guardia.- Digo con el goro-ceño fruncido sin mucho interes, y realmente, no lo tengo, goro. La compañia con esta gente me esta matando, goro. Mas tonterias y necesitaré volver a goro-fumar para no perder mi trato a base de palizas que voy a repartir, goro.- Aquellos que ya tengan sueño deberian aprovechar, goro.- Miro de reojo un instante al tal Slav ( que cada vez mas creo que necesita un "goro-castigo al estilo Montaña de la Muerte") y a Lena, goro. No me goro-extrañaria que los jovenes fueran los menos acostumbrados al trabajo fisico, goro.

"Shaku, sea con magia o telepatia, goro. Dame paciencia"-Pensé, goro.
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SigKrow el Sáb Oct 08, 2011 10:25 am

Bueno, pues entendi mal. Pero quien es este bruto de mierda que me viene a tratar con tal condescendencia? no es mas que un mero soldado, no conoce la realidad del mundo, solo sigue las ordenes que le dan!
Prefiero mil veces irme con el pedazo de piedra parlante que con este descerebrado.
-Yo tomare primer turno entonces.-
avatar
SigKrow
Honchkrow

Mensajes : 137
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 31/08/2011

Hoja de personaje
Nombre: Slav Heimdall
HP:
64/64  (64/64)
EP:
65/65  (65/65)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SuperBardo64 el Sáb Oct 08, 2011 10:41 pm

- ¡¿Qué carajo?! – exclamo para mis adentros mientras veo a los guardias llevar al ebrio.

Esto es un inconveniente, un gran inconveniente. ¿Serán guardias de rutina, intentando mantener limpias las calles? ¿O serán de seguridad ciudadana, intentando silenciarle por saber demasiado? La sola posibilidad de la segunda opción amerita investigar. ¿Adonde lo llevan? ¿Por qué se lo llevan? Debería seguirlos y ver que hacen con el. Lo más probable es que lo encarcelen, aunque tal vez lo vayan a ejecutar, en la eventualidad de que sepa demasiado. Los seguiré a la distancia, procurando ocultarme y pasar desapercibido. Si lo encarcelan, esperaré hasta la noche para cargarme a los guardias, liberarle y conseguir respuestas. Si la información es de una calidad peligrosa, también me lo cargaré a el. No puedo permitir que se sepa de mi intervención.
Si resulta que lo quieren ejecutar, me cargaré a ambos guardias, haciendo ataques fugaces y ocultándome inmediatamente. Luego hablaré con el, conseguiré información, y dependiendo de la información me lo cargo o no.

SuperBardo64
Ancient Witch

Mensajes : 37
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Sáb Oct 08, 2011 11:09 pm

A SuperBardo64

Sigues a los guardias moviéndote en las sombras de la noche. Llevan entre los caminos al el hombre borracho casi a cuestas. Terminan deteniéndose frente a una casa pequeña y de aspecto poco cuidado. Una vez ahí lo sientan en la acera frente a ella y, luego de comprobar que está bien acomodado, se retiran dejándolo ahí solo. Su cabeza está recargada contra la puerta de la casa, con la boca abierta. Parece que se ha quedado dormido.

Acciones:
-Sigues a los guardias.
-Matas a los guardias.
-Tratas de despertar al hombre.
-Matas al hombre.
-Vas al prostíbulo gay que viste en la vuelta de la esquina a tener una divertida fiesta.
-Cualquier otra cosa que se te ocurra.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por James el Sáb Oct 08, 2011 11:22 pm

- También me alegra verte, Shaku, si no fuera porque me encontraste hubiera pasado todo lo que quedaba del día buscándote sin rumbo. -Debo preguntarle por algún caballo o transporte, casi lo olvido. - Shaku, sabes si hay algún caballo o medio de transporte que pueda usar? Fui con Ridlef a buscar, pero el caballo que me ofrecieron era demasiado caro...

Luego de escuchar sus propuesta, no podría pedirle dinero, pero tampoco creo que pueda usar su caballo...

- Te agradezco mucho, pero, jamás te pediría dinero si está la posibilidad de que llegues a tener problemas con éso. Tampoco puedo usar tu caballo, o al menos es lo más probable, así que mejor busco otra opción, cuando lleguemos a casa de Dasslor hablaremos más tranquilos sobre éso, supongo.

Esta chica es bastante amable, y parecía bastante atenta al escuchar, es agradable.

Y así, nos dirigimos a la casa de Dasslor. Claramente estoy acá sin que los demás se enteren, pero estará bien. Me conduce a una habitación, por unos estrechos pasillos, y si es que se le puede llamar habitación, pero al menos hizo el esfuerzo la pobre. Y resultó bastante curiosa la chica, pero es normal, supongo, después de todo, casi no nos conocemos, y ha hecho bastante por mí.

- Primero que nada, gracias por todo, creo que ni había tenido la oportunidad... Y bueno ¿Quién soy? Pues, creo que ni yo lo tengo muy claro. Era un chico bastante normal, pero luego de una serie de sucesos, abandoné mi vida anterior. Ya ni recuerdo como llegué a estar al servicio de un desconocido. Disculpa, pero no quiero hablar mucho sobre mi vida "anterior", pero sí te contaré algo sobre como aprendí magia. Hace algunos años, empecé a interesarme por ella, así que busqué y leí un par de libros, y aprendía lo que podía. Y en éso, por cosas del destino me encontré con el viejo ermitaño de mi pueblo, Margs, que resultó ser un excelente mago, así que le insistí en que me enseñara, hasta que aceptó... Hace unos meses falleció, y fue uno de los factores que me impulsó a dejar de lado todo, pero como dije, de éso no me gustaría hablar mucho.

Bueno, ahí hay algo de mí, pero ¿Qué tal tú? Tampoco sé nada de ti, y, bueno, tenemos toda la noche para platicar, si quieres.




Y así fue una larga noche. Ahora debo ir al punto de reunión, para alcanzar a todos... Aún no tengo medio de transporte, así que ¡No sé que haré! Pero bueno, ahí me las arreglaré. Y claro, ahora que voy llegando, justo se acerca Ridlef a preguntar, pero bueno, deberé serle honesto.

- No, no he conseguido nada - Le respondo, mientras suelto una risa algo estúpida - espero conseguir algo ahora, o si no, no se que haré...





Y ahora de noche... Jamás pensé en que deberíamos turnarnos para dormir o algo, o siquiera en la idea de dormir en carpas, pero bueno. Y además ¿Quién es este chico que está gritando cosas sin sentido? Ah, bueno, Ridef le explicó todo al menos.

- A mí me da lo mismo el turno que me den, pero organicen bien todo ésto. No tengo problemas con el orden, así que se los dejo a ustedes, que todos quieren el primer turno.

Y ni sé porque lo digo así, probablemente fui el que menos durmió, y despertar a mitad de noche será una lata enorme, pero bueno, supongo que es poco sacrificio, quizás nos ataquen o algo... Naaaah.
avatar
James

Mensajes : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 22
Localización : Asdflandia

Hoja de personaje
Nombre: Deral
HP:
63/63  (63/63)
EP:
85/85  (85/85)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SuperBardo64 el Sáb Oct 08, 2011 11:38 pm

Han dejado al hombre y se van. Está dormido, acomodado. Tal vez solo lo traían hasta su casa. De todas formas, necesito la información, y debo conseguirla a como de lugar. Amarraré sus extremidades con mi látigo y lo arrastraré hasta un callejón. Una vez ahí le golpearé, le golpearé hasta despertarle y luego hasta que me de lo que quiero. “Quiero respuestas” le diré, “y me las vas a dar o morirás”. Le golpearé el rostro contra paredes y suelo, hasta que me de lo que quiero o hasta hacerlo sangrar, no me importa que deba hacer, es un sucio Hylian con información, información que me interesa.

SuperBardo64
Ancient Witch

Mensajes : 37
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Oct 09, 2011 12:05 am

A SuperBardo64

Amarras sus extremidades con rapidez, cuidando que nadie te vea. Lo notas moverse un poco, pero afortunadamente parece estar demasiado borracho como para darse cuenta de lo que sucede. Con eso hecho, lo arrastras con un poco de esfuerzo, debido a su sobrepeso, a una callejuela cerrada que encuentras cercana. Una vez ahí, comienzas a azotarlo contra la pared y el suelo, tratado de despertarlo. Inmediatamente reacciona al despertarse y, con las extremidades atadas, se inclina de manera que cae con todo su peso contra ti, lastimándote un poco (-6 HP). Mientras vuelve a adormecerse, consigues salir de debajo de él y sigues goleándolo.

Al final consigues despertarlo, y al hacerlo, lo tomas de su desordenado cabello y continúas con tu tarea, tratando de interrogarlo. Entre sollozos confundidos, te alcanza a responder, aún arrastrando las palabras.

-Yo no sé nada... Miedo... tengo miedo... tengo miedo... ¡A mí nada más me quitaron mi negocio! ¡Exijo mis quinientas rupias! ¡Vaya y dígale a su gente que me regresen mi dinero, ladrones del carajo! ¡Que vayan y se metan sus leyes por el...

Te apresuras a recordarle en un susurro el asunto del alcalde mientras lo azotas una última vez contra la pared, y entonces parece reaccionar un poco.

-¿...el alcalde? Mi hijo vive en la Ciudad del Lago.. Él ve cosas... es un lugar tranquilo, las Gerudo no lo han visitado en años. Pero hay muchos soldados cuidando... Nadie sabe seguro qué hacen por ahí... Lume dice que es por protección de los habitantes, pero él dice que luce raro... muy raro....

Tras decirte eso se vuelve a desmayar. Su tabique está roto por los golpes y sangra profusamente por la nariz...

Acciones:
-Tratas de auxiliarlo de alguna manera.
-Lo dejas ahí.
-Tomas alguna decisión respecto a tu información.
-Decides que no es útil y partes de cero.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Oct 09, 2011 2:48 pm

Actualización

Lautarileo pierde turno.

A James



Shaku escucha con atención tu historia. Una expresión de tristeza se asoma en su rostro.

-Pobrecito de ti. Debió ser difícil tomar esa decisión. Fue muy valiente de tu parte.

Luego te sonríe mientras contesta a tus propias preguntas. Sentada en el suelo como está, dobla sus piernas y abraza sus rodillas.

-Pueeees... No creo tener algo tan interesante qué contarte. Mis papás murieron hace años, cuando era pequeña, y fue mi tío, el dueño de la taberna cercana, el que me crió. A Dass lo conocí hace ya tiempo, pero hasta hace poco me permitió trabajar con él. Mi tío inicialmente no estaba muy contento con la idea, pero conseguí que ambos aceptaran y me dieran permiso.

Se deja caer sobre el suelo y termina acostada justo a un lado tuyo, mirándote a los ojos, con su rostro muy cerca del tuyo. Una sonrisa nostálgica aparece en él.

-Dass siempre ha sido bueno conmigo. Creo que soy la única con la que es así. Usualmente pone cara seria y trata de no socializar, pero en el fondo tiene un corazón amable.

La chica suspira y una nota de alegría parece surcar su rostro.

-Al menos ahora Dass confía en mí. Me he tardado en ganarme su confianza, pero soy oficialmente la encargada del negocio mientras él está fuera. Tengo qué aprovechar para practicar mucho la forja. Quiero, cuando Dass vuelva, tener un arma hecha por mí mismo y mostrársela...

Se detiene un momento antes de terminar su frase. Su rostro también cambia y expresión de nostalgia vuelve por unos instantes.

-...y que esté orgulloso de mí...


A SoraNogar

Caminas a paso lento hacia la bodega de tu tienda, tratando de recordar en dónde estaba exactamente puesto el casco que buscas. Llegas a la puerta y giras el picaporte, abriendo inmediatamente. La imagen que ves te sorprende, pues el chico Zora al que también contrató Venn está tirado en el suelo acostado sobre cobijas que reconoces como tuyas, con Shaku acostada justo a su lado, hablándole en voz baja.

Acciones:
-Reacciona acordemente.


A James

El ruido de la puerta hace que Shaku se interrumpa. Se gira rápidamente y en su rostro se dibuja el miedo y la sorpresa de haber sido descubierta.

Acciones:
-Reacciona acordemente.


------------------------------------


A SuperBardo64

Mira tu última mini-actualización.


------------------------------------

A Caballero Verde y Lautarileo



Kafei los mira con desaprobación mientras escucha la historia.

-Estoy decepcionado de ti -te dice, Vladis-. Creí que habías aprendido bien, y ahora resulta que vas y tomas justamente las peores decisiones que puedes tomar.

Se te acerca y observa los sitios en donde solían estar tus heridas, cuyo único rastro son ropas rasgadas y tu piel desnuda.

-Deberías estar agradecido de que Keaton estaba haciendo un trabajo de reconocimiento para mí cerca de aquel lugar y que los encontró y me avisó de ello. Si no hubiera intervenido, las Gerudo no los habrían pasado de largo como hicieron cuando se lanzaron a perseguirlos. Posiblemente los habrían encontrado y les habrían dado muerte, heridos como estaban

Se aleja de nuevo, para sentarse en una de las sillas junto a la mesa.

-Tú y tu amigo tuvieron mucha suerte, pero no se fíen de que pasará de nuevo. Lanzarse a matar y robar sin necesidad es como ponerse a pedir a gritos problemas y consecuencias. El mundo es enorme y hay gente de todo tipo en él. Si no avanzan con cuidado, van a morir antes de que puedan cumplir con sus metas.

Kafei suspira mientras una tetera en la mesa comienza a flotar por sí misma y le sirve té en una taza. El recipiente luego también se levanta por sí mismo para colocarse cerca del sheikah, quien lo toma en el aire y le da un sorbo.

-Y dime, Vladis. ¿A qué te refieres con que tienes preguntas?

------------------------------------


A James, RiaJ, SigKrow, SoraNogar y SuperBardo64



Venn se rasca la cabeza.

-Bien, entonces en la primera guardia tenemos a Slav, a Dasslor y a Ridlef. Yo tomaré la segunda guardia y supongo que Deral puede ir conmigo. Lena y Zach pueden tomar la tercera.

Tras eso, quienes van a dormir se disponen a ello y los que van a vigilar, se acomodan alrededor del campamento.


------------------------------------


A RiaJ, SigKrow y SoraNogar

La noche está tranquila y llena de estrellas cuando se sientan alrededor del fuego, los tres en silencio. Escuchan lejanamente el sonido de grillos, pero es lo único que hay.

Acciones:
-Conversar o lo que quieran.

Cuando terminan sus horas de guardia, se apresuran a despertar a los que siguen y ustedes se retiran a dormir.


A James

Venn se sienta al lado de la fogata mientras se estira, recién despierto. Te mira con interés.

Acciones:
-Conversar o lo que quieras.

Cuando terminan sus horas de guardia, se apresuran a despertar a los que siguen y te retiras a dormir.


A SuperBardo64

Esta guardia sucederá hasta que acabes tu pequeña aventura en Hyrule, lo cual debe ser esta misma semana.

Cuando las luces del amanecer se acercan, percibes movimiento alrededor. Lena se levanta, habiéndolo escuchado también, y se pone en guardia. En cuanto lo hace, alrededor del campamento salen del suelo huesos que comienzan a flotar por sí mismos. Se van uniendo entre ellos para formar brazos, piernas, torsos y cabezas de criaturas extrañas para ustedes. Para cuando acuerdan, están rodeados por ocho pequeños esqueletos que amenazan con atacarlos. Lena rápidamente da la voz de alarma para despertar al resto.


A James, RiaJ, SigKrow, SoraNogar y SuperBardo64

Se preparan para defenderse de los recién aparecidos enemigos.

Acciones:
-Estrategia de batalla y tirada de cincuenta dados.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Dom Oct 09, 2011 6:28 pm

Esbozo una media sonrisa en mi rostro mientras miro hacia abajo, escuchando las palabras de Kafei. Sonrío no por gracia ni por algo que me anime, simplemente creo que lo hago al pensar en lo ocurrido, burlándome de mí mismo. Siempre he presumido de ser alguien sereno que usaba la cabeza antes de hacer locuras, y ahora ocurre esto… Me pregunto si podré redimirme de ello algún día. Probablemente no.

Mientras Kafei se sirve su té, como es habitual en él, me atrevo a mirar de lado la ventana que hay al otro lado de la habitación, justo al lado de donde está Ruasilor. Está amaneciendo. Me gustan los amaneceres y atardeceres de Kakariko: creo que es de las pocas cosas que aprecio de mi hogar. La última vez que lo presencié, hace unos días, lo hice pensando únicamente en perderme por ahí, recogiendo si acaso alguna información sobre mi supuesta misión. Ahora que estoy aquí de nuevo, me lleva a pensar qué pinto yo en todo esto y qué se supone que debería hacer. Creo que lo mismo de siempre: procurar ser una sombra ante el resto del mundo, sin nada especial. Pero ahora mismo, no tengo ni el optimismo de pensar así.

Caigo en la cuenta de que Kafei me pregunta acerca de mis dudas. Me atrevo a mirarle de nuevo, aunque no muy animado:

-En la mañana seguimos a este mismo grupo de Gerudo hasta el bosque del norte. Al parecer buscaban algo y encontraron una pista que señalaron para futuras expediciones, según la propia capitana. Algo que me llamó la atención fue una piedra que ella usaba para comunicarse… o eso creo, porque le hablaba como si tuviera a una persona delante-y después de ver que era hechicera, me atrevo a decir eso- Sin embargo, por mi culpa, una Deku espía fue localizada por ellas y la dejaron a merced de unas plantas carnívoras que convocaron. Como es obvio, corregí mi error con la ayuda de Ruasilor y acabamos con las plantas.

Me llevo una mano a la barbilla, rascándomela suavemente al notar un pequeño picor en ella:

-Después apareció un anciano Deku que desconfiaba de nosotros. No obstante, al final la Deku saltó diciendo que guardaba cierto parecido contigo-de pronto muestro una sonrisa ante la idea. En estos momentos no me parezco ni a una de esas plantas que enfrentamos- Decían llamarse Darem y Daya. Por la chica, sospecho que realmente os conocéis. Pero tengo que decir que no acabé de encajar las palabras de Darem, diciendo que te conocía de largo tiempo en uno de sus viajes fuera de su casa de los bosques del este. Que estaba en aquel bosque investigando sobre un poder mágico capaz de cambiar las leyes del mundo.

De pronto recordé una pequeña parte de la conversación con Darem. Me llevo la mano a la barbilla, pensativo por unos momentos. ¿Por qué le extrañó tanto que estuviéramos allí conociendo a Kafei? Fue como si nos dijera que de algún modo están relacionados ambos términos. Pero no puedo preguntarle a Kafei directamente: ¿por qué me iba a revelar algo interesante sobre los bosques mágicos que nos rodean sólo por nombrarle dos nombres, cuando no me ha dicho nada en más de diez años? Debo cuidar mis palabras. ¡Anda mira! Parece que ya voy retomando de nuevo la razón antes que la insensatez. Decido esperar a ver qué me dice sobre lo que le he dicho, y dependiendo de lo que me diga, veré lo que hacer.

Sin embargo, fuera de estos pensamientos, una pregunta imperiosa llega antes que cualquier otra que pueda tener. Algo que realmente sí me interesa saber antes que nada. Noto como todavía la luz natural no es suficientemente amplia, a la vez que una suave corriente de viento incapaz de apagar las velas encendidas por mi mentor entra y nos refresca un poco. Intento apoyarme un poco mejor en la cama, costándome un poco a pesar de tener las heridas curadas, probablemente porque mi cuerpo todavía tenga el recuerdo de aquellos golpes. Le miro por primera vez desde que entré hoy a su casa con un rostro con aire de preocupación, tornándome algo serio para intentar ocultar esa preocupación:

-¿Y tú? ¿Cómo estáis los dos? Y no permito un comentario como “mejor que tú”-acabo diciendo con mi tono normal, sonriendo levemente por no parecer tan serio al preguntar por Keaton y él.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Lautarileo el Dom Oct 09, 2011 8:18 pm

Dulce melodía recorria los vientos, emanados desde cuerdas,, aquellas empotradas en madera, suavemente rasgeadas por la fina mujer que le robaba el sueño y su corazón de cabellera plata y delgada figura; y cuerdas vocales de la joven cuya capucha, parte de su tunica, la cubria completamente, pero a quien conocia muy bien, ambas amigas, de la misma edad, ambas Sheikans por quienes daria la vida protegiendo.

Corriendo con paso presuroso, ellas sentadas en aquel viejo pozo, existente desde la epoca de sus abuelos en el centro de la villa que los cobija. Ella suelta las cuerdas para abrazarlo, sabiendo el dia laborioso que le a tocado, mirando aquellos rasguños sucios vestigios del dia que ella como curandera con aquellos dedos delgados y suaves cura con un reflejo de sol, mientras la otra para su canto, preguntando por su amigo, ladron pendenciero, un amor de persona aun con aquellos adjetivos; la respuesta no llegaria sino le tirase una oreja a aquella pareja, quien venia atras, envainado sus cuchillos, mientras se rasca la barbilla lampiña y sacando su armonica con su diestra carente de heridas, alegrando el dia parcialmente cubierto por las nubes de Nayru, todos felices, solo las preocupaciones del diario vivir.... 6 años de ese recuerdo que parece fabula lejana....

Vladis....

Adrianne...


y Laura.....

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Me habia despertado con mi propio suspiro mañanero mezclado con rayos del alba, recibiendo mis pulmones ese aire limpio revuelto con rocio de mañana puro y sereno que te levanta para un nuevo dia de labores, sean cuales sean, desde ordeñar vacas hasta proteger tu nación. Como desde un tiempo a esta parte (cuando decici que beber me aliviaria la carga) me habia vuelto a ocurrir, el alcohol hacia hecho lo suyo y junto con mi cansancio, se habian aliado para vencerme, cayendo en sueño, afortunadamente sin perder la postura sentado junto a Vladis y a Kafei.

Como pude escuche la conversación, intentando captar los puntos importantes, aunque como se hacia comun en Valdis, se iba por la tangente...y yo no soy asi, aunque la ultima vez me tildaron de tener Aires de Héroe, debo tener cuidado.

- Señor Kafei- lo llame lo menos brusco que me permitía mi forma de ser incorporandome en la silla pues a este tiempo ya me incomodaba cierta parte- los deku que nos encontramos, Darem y Daya, dijeron conocerle de muchos años y que cierta investigación que usted tenia o que estaba realizando desde hace un tiempo sobre ese lugar seria algo como una especie de fuerza poderosa o algo que ese "Lugar Maldito" protegía, lamentablemente ahora tambien Las Gerudo estan interesadas en ello, y al menos la que dejo a Vladis en este estado no era facilmente de vencer...

Tomo algo de aire, tengo la boca seca, tanto de agua como de vino...

-Es conocido por todo habitante de kakariko que su llegada a nuestra villa no fue precisamente por vida social o por comerciar como la mayoria de los visitantes, por lo poco que se le ve salir de su casa, algunos dirian que maldita por las voces que se ciernen sobre su hogar, opinion que no compartía, pero que ahora veo con "otra mirada" despues de esta noche; si hago caso a los dichos del deku anciano Darem, la unica razón que lo ataría aca es la cercania de este asentamiento con estos bosques, comparado claro, con la ciudadela del lago y, en vista y considerando los ultimos hechos ocurridos tanto a mi como a Kalahed, le pregunto...-

Vuelvo a tomar aire, mientras mi subconciente me pide alcohol casi gritando...

-¿Hay algo que nos pueda guiar?, ¿es de preocupación o solo palabras vacias disañadas para confundirnos?; o de verdad esos bosques albergan algo que si cae en malas manos podria generar un horror desconocido hasta ahora?
avatar
Lautarileo
Honchkrow

Mensajes : 105
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 29
Localización : Lenoroc

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SigKrow el Jue Oct 13, 2011 8:52 am

Hrrrrmmm no pienso hablarle a estos 2 patanes. Silvo para llamar a Fenrir, que esta tirado frente al fuego, y empiezo a jugar un poco con el, tirando una varilla al limite de la luz del fuego, y repitiendo cuando me la trae de vuelta

_______________________
Agh! Esqueletos de muchachos que aparecen en la noche en la campilla? Deben ser Stalchildren. Victimas de viejas guerras, de asesinatos en robos de carretera, victimas de las epocas donde la negreria era legal. esqueletos reanimados por la tristeza, furia e impotencia que se encuentra en estos huesos.
Si no me equivoco, esta clase de monstruo tiene un modico de resistencia a mis ataque oscuros, pero guardar mis hechizos por eso es ridiculo pero no es necesario que lo elementize despues de generar la esfera de magia, o si?
Empiezo a preparar mi proyectil magico, puedo sentir como las energias magicas fluyen desde le centro de mi ser y llegan a mi mano creando una esfera de energia. detengo el proceso ante de elementizar la esfera, estome ayudara a guardar energia, y talvez incluso haga mas daño contra esta clase de monstruo. Apunto y lanzo la esfera hacia el centro de los Stalchildren. Es mejor apuntar al centro, un golpe de suficiente fuerza a esa area deberia desarmarlos. sin siquiera mirar como golpeo el hechizo preparo otro y lo lanzo a un Stalchildren distinto, luego tomo mi baston magico y lo uso para atacar a los Stalchildren que quedan, como antes, al torso y las costillas.

-¡HEY VENN! ¡AL TORSO O AL CRANEO HARAS MAS DAÑO!
avatar
SigKrow
Honchkrow

Mensajes : 137
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 31/08/2011

Hoja de personaje
Nombre: Slav Heimdall
HP:
64/64  (64/64)
EP:
65/65  (65/65)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Sáb Oct 15, 2011 7:09 am

¿¡P-pero...!? ¿¡Que hace él aqui, goro!? Tsk... no me lo puedo creer. Que tal vez se adelante ella misma el sueldo sin avisarme lo acepto, goro. ¿¡PERO ESTO!? Empizo a caminar goro-notablemente hasta donde ellos estan. Como me imagino , goro, Shaku no aceptará que haga esto. Odio admitirlo pero en goro-responsabilidades se sigue comportando como una niña de 5 años que se iriá con un goro-desconocido por dos caramelos que se le ofrezcan.

No lo siento. Para nada, goro. Si se atreve a poner los pies en mi goro-casa, sea ladrón o no, no lo voy a permitir, goro. A saber si la ha goro-engañado de alguna forma o ella le ha invitado. Anda que no le tenia el goro-ojo echado desde lo de ayer en la casa de Venn. Que por cierto, goro, sigo pensando que hice mal en ir a esa maldita mansión aunque no quedara otra, goro.

Me da igual... el zora sobra aqui dentro, goro. Si no, que Shaku le deje dormir en su propia goro-casa ( si es que su tío se lo permite, goro. Cosa que yo no dejaria que goro-sucediera porque habria que contar los goro-motivos y encontes volveria al temor principal de que me inculpen del secuestro de la chica, goro). No suelto goro-palaba alguna, como es de costumbre estando a tal nivel de goro-enfado. Es un poco dificil remeterse entre tantas goro-cajas. Hasta la esquina de alguna se me clava en mas de una zona blanda, goro.

Pero logro agarrar del brazo al goro-desgraciado y tirar de él. Ya ni recordaba lo suave que es la piel de un zora, pero...¡¡Aj, que demonios, goro!!¡Tendria quedarme asco, goro!¡Pues ala, derechito a la salida!iSi trata de oponer resistencia, se arriesgará a que salga goro-puñetazos! Pensaba ir por la puerta de atras, goro. Pero al fijarme en su tamaño, goro, creo que me será mas facil por la puerta principal de la goro-herreria. La cual abro con resonante brusquedad y suelto un goro-empujón al zora hacia la vacia noche.

-Ya hablaré contigo mañana de esto, goro...- Mi fiera mirada no se aparta de él ni despues de dar el portazo que hace temblar las goro-paredes del local. Ni si quiera en años habia notado como la cresta se me habia tensado dejando caer un par de guijarros que los recojo y los observo amargadamente.
...Genial, goro. Encima me estoy quedando calvo por el condenado goro-stress.

Pero ahi no terminó la noche. Queria saber por que le habia dejado entrar. ¡Esto es una goro herreria, no una posada maldita sea!
Lo que menos he goro-tolerado es que al menos, si alguien como ella tan valiente se cree, goro, hubiera tenido el valor de pedirmelo a la goro-cara.

-----------------------------------------------------------------

Paso de tener goro-conversación en la primera guardia: uno es un goro-sofis inaguantable y el otro un mocoso con goro-problemas de actitud. Probablemente, goro, tenga mas oportunidades con el primero, goro. Pero en momentos como estos hasta estaria goro-dispuesto a "lamerle el culo" a Venn con tal de no verle la cara al malnacido de Deral, goro.
Sigo sin soltar la goro-pipa y dejando el mareante aunque dulce olor a hierbas alrededor de todos. Si no les gusta, se aguantan, goro. Preferirian no verme teniendo el mono de fumar, goro.

---------------------------------------------------------------

Me levanto agitadamente intentando ponerme el goro-casco en caso de que fueran los sheikah. Pero no suenan precisamente como tal, goro. Ademas, ¿cuando un sheikah llama tanto la atencion, goro? ¿No se supone que actuan en silencio, goro? Finalmente termino dejando el goro-casco dentro del camapmento y me dispongo a salir ya recuperado en gran parte de la goro-fatiga. Era la primera vez que veia a seres tan absurdos como terrorificos, goro. Habia escuchado rumores de goro-mercaderes que viajaban por las planicies, pero esto se sale de lo que goro-cuentan... Bueno, puede que sea menos trabajo que con una gerudo, goro.

Bien, lo primero es la mision principal, goro: evitar que ataquen a Venn. Posiblemente se ponga en plan goro-quejitas por no haberse recuperado todavia. Pero no quiero goro-quedarme sin cliente ni recompensa, asi que la prioridad será él. Atacaré a los esqueletos que mas cercanos estén para tener algo de ventaja a corta distancia, goro. Asi tampoco me alejaré mucho de Venn, goro. No creo que haya problemas con los otros, pero si tengo oportunidad y el jefe no corre peligro, goro, seguire golpeando a mas. Tambien en caso de que Yo o Venn goro-empeore seriamente ( dudo que suceda con semejante escoria,goro, pero nunca se sabe) usaré una de las pociones (y SOLO una hoy, goro) que preparé en el goro-equipamiento.

Ah si,goro...¡Que Deral se olvide de que le apoye en el combate!


Última edición por SoraNogar el Miér Nov 02, 2011 9:40 am, editado 1 vez
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Sáb Oct 15, 2011 9:34 pm

Muy bien, me tocó el primer turno... volteo a ver a mis compañeros, el goron y el niño. Por ahora paso de hablar con cualquiera de los dos, debo estar alerta a cualquier ruido extraño... aparte, parece que ambos están muy entretenidos con sus cosas, el goron parece estar disfrutando de lo que sea que esté fumando y el niño juega con un labrador del que no se ha separado en todo el camino.
Pasado un rato me acerco a mi Arceus, nombrado así por ser un caballo isabelo (es decir de pelaje color crema con la crin, la cola y el torso de color negro) con cabezada de trabajo dorada. Le doy una palmada en la espalda y sigo vigilando desde ahí.
Pasa el turno y no sucede nada extraño, así que paso a despertar a Deral y a Venn y voy a dormir.

Más tarde, mi sueño es interrumpido por la voz de Lena, quien grita avisándonos que estamos siendo atacados. Inmediatamente me levanto a pesar de la molestia que me causa el haber sido despertado tan repentinamente, tomo mi espada, me cuelgo mi látigo y salgo de la tienda para percatarme de que estamos rodeados de unos escalofriantes esqueletos, mejor conocidos como stallchildren.
Me posiciono con determinación entre Zach y Lena y comienzo a atacar al primer stallchild que está frente a mí, lo atacaré hasta derrotarlo, permitiéndome defender a alguien de mis compañeros cercanos si es necesario. Comienzo a atacar, utilizando mi látigo y tratando con él de separar sus huesos de su estructura, principalmente de los pies, así me aseguro de dificultarles el movimiento para luego terminarlos con mi espada.
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por James el Dom Oct 16, 2011 12:33 am

Bieen, me han echado y me quedé sin decir palabra alguna. Probablemente si hubiera actuado antes, hubiera quedado todo más claro, y Shaku no tendría tantos problemas. ¿Qué voy a hacer? Es de noche, muero de sueño, y no tengo techo... Quizás pueda encontrar una ventana para hablar con Shaku o algo y disculparme, no debí ser tan imprudente, probablemente, si hubieramos hablado con Dass al menos las cosas no serían el malentendido que se armó ahora.

He buscado por media hora alguna ventana, pero nada. Ya está bien entrada la noche, y por suerte no hace mucho frío; aún así, fue buena idea robar una par de frazadas y meterlas en mi mochila, para poder pasar la noche, será cosa de buscar un buen lugar. En donde vendían los caballo tenían montones de pajas y probablemente pueda hacer una cama improvisada allí. Aah, buenas noches...


------------------------------

¡No alcancé a dormir nada! Con lo mal que la pasé la noche anterior, debí haber pedido quedar en el primer turno, o al menos en el último. Pero bueno, por algo nos contrataron, y no fue para dormir.

Este tipo me mira como si quisiera decir algo, pero no se anima. No tengo muchas ganas de hablar, pero jamás me agradaron esas miradas de curiosidad.

- ¿Pasa algo? - Le pregunto- has estado mirándome todo este tiempo, y con el sueño que tengo no me he dignado a hablar hasta ahora, pero eres libre de preguntar o empezar tú una conversación.


Ya al fin, puedo dormir de nuevo. Luego de que Venn les avisa a los demás, puedo ir rápidamente a dormir, suerte que no ocurrió nada.
------------------------------

¡¿Qué mierda?! Por alguna razón, siempre suelto esa frase cuando soy despertado de forma brusca... ¿Y por qué será? Oh, espera, quizás nos atacan o algo, así que lo mejor es ir afuera y ver qué pasa; suerte que a pesar del sueño logré recordar la situación en la que me encuentro.

Parecen ser ... ¿Cómo se llamaban? Stallchildrens, creo. Según recuerdo, eran fáciles de derrotar si se les golpeaba en el cráneo, y así separar la cabeza del resto del cuerpo, o bien, darles de lleno en el torso con un fin parecido.

Me posicionaré entre los demás para lanzar proyectiles a distancia, tratando de no ser herido, aunque ya estoy algo cansado de que la pelea cuerpo a cuerpo no sea mi fuerte.

- ¡Hagan como dijo Slav! ¡Atacar a los pies o brazos será inútil!
avatar
James

Mensajes : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 22
Localización : Asdflandia

Hoja de personaje
Nombre: Deral
HP:
63/63  (63/63)
EP:
85/85  (85/85)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Oct 16, 2011 10:13 pm

ACTUALIZACIÓN

SuperBardo64 pierde turno

A James



Por la mañana, mientras te diriges a buscar al resto a las afueras de Hyrule, luego de una mala noche, Shaku te intercepta. Te toma del brazo y te lleva con ella a un callejón cercano, completamente vacío.

-Quiero disculparme por lo de ayer... No debí actuar así, nada más te provoqué más molestias que no hubieras tenido de no ser por mí...

La chica mira al suelo, entristecida, pero levanta la mirada inmediatamente.

-Por favor no recuerdes esto al tener tu opinión sobre Dass. Es, junto con mi tío, lo más cercano que tengo a un padre, así que siempre me cuida y me protege. Seguramente así estaba actuando. Lo siento muchísimo, en serio. Me gustaría que, a pesar de esto, pudiéramos ser amigos si llegas a volver a venir a Hyrule.

Te sonríe mientras toma suavemente tu mano de nuevo.

-Cuídate mucho y cuida a Dass, ¿sí?

Después deposita algo en tu palma. Es una pequeña joya roja, con forma de rombo. Al tocarla, la sientes cálida.

-Toma esto. Es un amuleto que siempre he tenido conmigo. Dass no cree en estas cosas, pero me gustaría que tú lo conservaras para que los proteja a todos.

--------------------------------------

A Caballero Verde y Lautarileo



Kafei los escucha en silencio, su expresión impasible. Asiente a la historia de Vladis y toma un largo sorbo de su té al hablar Ruasilor. Se tarda aún cerca de un minuto en responderles.

-Vivo aquí, Ruasilor -dice al fin, mirándote a los ojos -porque este es mi hogar. Desde esta casa he vivido más historias de las que tengo tiempo hoy para contarles, y el suelo en que estamos pisando es, al igual que de ustedes, el suelo que me vio nacer.

Ahora voltea a Vladis y empieza a miralos intermitentemente ambos.

-Pero eso no es lo que vinieron a escuchar. Si Darem los encontró y les dijo ese tipo de cosas, deben haberle causado una muy buena impresión. Podríamos decir que los 'reclutó' con ello. Su plan era enviarlos hacia mí para presionarme y obligarme a introducirlos en el asunto al que están relacionados los bosques y que se conviertan en parte de la causa. Pero Vladis, tu misión es ligeramente distinta a lo que te estaría destinada de aceptar. Podría llevarte eventualmente a descubrir la verdad sobre tu familia o podría no hacerlo. Eso dependería de que tomaras las decisiones adecuadas.

El Sheikah toma otro sorbo y suspira.

-Jamás he creído que fueran las personas para esto, pero parece que no todos tienen qué pensar como yo. Lo dejo a su elección, muchachos. Si quieren, puedo dejarlos partir únicamente con palabras de guía sobre lo que de aquí salieron buscando originalmente o podría introducirlos en asuntos oscuros que posiblemente no les gustarían.

Acciones:
-Reaccionen acordemente.

--------------------------------------

A James, RiaJ, SigKrow y SoraNogar



A la llamada de Lena, todos se posicionan y se apresuran a defenderse. Deral, aprovechándose de su ventaja al atacar de lejos, es el primero en disparar un proyectil mágico hacia uno de los esqueletos. Consigue tirar dos, uno tras otro, que le vuelan ambos brazos y la mitad de la cabeza. (44 de daño). Ridlef rápidamente lo golpea también desde la distancia con su látigo y le da justo en el pecho. El impacto hace que pierda el equilibrio y se deshaga en el suelo. (18 de daño y pieza)

Dasslor se lanza sobre el esqueleto más cercano y de un puñetazo le arranca la cabeza, pero el enemigo continúa de pie (32 de daño). Venn aprovecha el momento para correr desde detrás del Goron y encestarle otro golpe que le tira un brazo (26 de daño). El esqueleto, confundido entre los dos enemigos, intenta atacar a Dasslor, pero, deshecho como está, no consigue nada.

Ridlef intenta alcanzar con su látigo a las piernas de otro, pero falla y en vez de eso golpea al suelo. Slav aprovecha la distracción para dispararle su esfera de magia, volándole un brazo. Fenrir, viendo la hostilidad de su amo hacia la criatura, también salta sobre él y le muerde el otro brazo, hasta arrancarle la mano. (25 de daño en total).

Ese mismo enemigo trata de atacar a Slav al tiempo que otro también se aproxima. El mago esquiva el primer golpe y, justo antes de que el segundo llegue junto a él, Fenrir aprovecha el momento en el que le da la espalda para morder su pierna (12 de daño). No consigue arrancársela, pero la mordida la deja menos estable e impide que su amo sea golpeado.

Cuatro esqueletos se han acercado al resto. Ridlef y Dasslor se adelantan para proteger a Venn, Lena y Deral. El Hylian logra evitar con soltura dos intentos de ataque, pero Dasslor no corre con tanta suerte y, al ser rodeado por dos enemigos, no logra defenderse ni de uno ni de otro. Afortunadamente, su coraza de piedra evita que el daño sea mayor (28 de daño en total).

Lena toma ese momento para golpear a uno de los esqueletos que atacaban a Slav con una daga larga (16 de daño), golpe que es seguido por otro proyectil de Deral. En un movimiento repentino e increíblemente rápido, sin embargo, el monstruo evade el ataque y se lanza sobre el Zora, quien consigue moverse justo a tiempo para evitarlo. Venn se une a ellos y con un espadazo lo destroza. (26 de daño y pieza).

Ridlef y Dass siguen luchando contra los cuatro enemigos simultáneos. El primero golpea rápidamente a uno de los esqueletos con su espada y lo remata con un segundo golpe, enviándolo destrozado al suelo (54 de daño en tota y piezal). Dasslor mientras consigue golpear a uno de los que lo atacaron primero (32 de daño), ataque al que se une también Lena, y consigue derribarlo (16 de daño y pieza).

Slav y Fenrir aún pelean en solitario contra el otro enemigo que quedaba junto a ellos. El pequeño lo golpea con su bastón varias veces, ataque al que se une el perro, embistiéndolo justo en el pecho y mordiendo su cabeza hasta separarla del resto del cuerpo. Un último bastonazo, destroza su pecho. (48 de daño en total y pieza).

Todos se reagrupan, observando que solo quedan dos en pie. Sin embargo, los huesos de los esqueletos caídos comienzan a flotar alrededor de los que quedan y se van uniendo a ellos, como si de piezas de un rompecabezas se tratase. Para cuando se dan cuenta, dos esqueletos bastante grandes y amenazadores intentan atacarlos.

Deral intenta atacar a uno, pero su no le queda suficiente energía como para utilizar magia. Sin más qué hacer, lanza sus dos aletas, una tras otra, hacia su pecho. El primer golpe lo desequilibra y el segundo lo derriba, causándole la caída aún más daño (60 de daño en total). Intenta levantarse, pero Slav se une a Deral y le dispara un proyectil mágico. Al tratar de esquivarlo, Fenrir salta sobre él y lo desequilibra de nuevo, haciéndolo caer justo en el rango de la explosión del ataque de su amo (15 de daño). El enemigo se sacude al perro y se levanta, lanzándole a Slav un pesado hueso que lo alcanza en el abdomen y lo tira al suelo sin aire. (31 de daño). Lena se apresura hacia Slav y, pasándole la mano por encima, usa magia para aliviarle el dolor y curarlo un poco (15 puntos de vida recuperados).

Al mismo tiempo, el resto pelea contra el otro enemigo. Dasslor le lanza un puñetazo que evade, pero Ridlef utiliza su látigo para desestabilizar sus piernas, provocando que se muevan varios de los huesos y comience a tambalearse (18 de daño). El Hylian intenta atacar en la otra pierna, pero el esqueleto no solo logra moverse justo a tiempo para evitarlo, sino que consigue acercarse a Ridlef y golpearlo en el hombro con su mano (15 de daño). Venn trata de aprovechar para atacarlo con su espada, pero la sorpresa del momento lo hace fallar.

El Zora le lanza de nuevo sus aletas, una tras otra, al esqueleto que enfrentan él y Slav. La primera falla, pero la segunda consigue cortarle un brazo (20 de daño). Slav golpea de nuevo con su bastón y, aunque no consigue mucho con el primer ataque, un segundo derriba al enemigo (16 de daño y pieza).

Dasslor, mientras tanto, le da otro golpe al enemigo contra el que está luchando. No solo consigue arrancarle parte de las costillas, sino que lo desestabiliza lo suficiente como para que Ridlef considere seguro alejarse un poco y volver a lanzar la punta del látigo a su pierna, buscando tirarlo al suelo. El ataque falla, lo que provoca que el Hylian se decida a dejar ese método por la paz y atacar con su fiel espada. Consigue darle un golpe (27 de daño) al que se une inmediatamente Venn (26 de daño).

Deral, dándose cuenta de que solo queda ese enemigo en pie, le lanza ambas aletas, pero la distancia provoca que falle con las dos. Dass intenta darle un puñetazo, pero las prisas provocan que él mismo empiece a perder el equilibrio. El esqueleto intenta aprovechar ese momento para contraatacar, pero el Goron consigue esquivar. Ridlef, viendo la situación, alza su espada y salta sobre el enemigo, tirándolo al suelo mientras utiliza el filo de su arma para destrozar su pecho y evitar que se pueda volver a mover (26 de daño y pieza).

Status:
Deral [HP: 55/55] [EP: 15/75] | Dasslor [HP: 82/110] | Ridlef [HP: 85/100] | Slav [HP: 34/50] [EP: 0/60]



A SuperBardo 64

Algo había en el aura que desprendían los esqueletos que te llenó de pavor durante la batalla. Como resultado, no conseguiste moverte mientras veías anonadado cómo el resto defendía al campamento. Mientras sucedía, imágenes de todo el sufrimiento en los campos Gerudo recorría tu mente. Algo en el aire te recuerda a ellos.

Lena se te acerca, bastante consternada con tu apariencia.

-¿Estás bien? Ya todo pasó, no te preocupes...


A James, RiaJ, SigKrow, SoraNogar y SuperBardo 64

Venn, visiblemente cansado, se deja caer en el suelo, tratando de recuperar la respiración, mientras mira los restos de huesos que quedaron esparcidos por todos lados.

-No entiendo. Estas cosas no eran espíritus normales, eran mucho más fuertes. Jamás había visto a uno tan grande como los que vimos ahora, y mucho menos en par, ni tan inteligentes y hábiles.

El Hylian suspira.

-Mejor será que descansemos. Quienes estén heridos dejen que Lena los cure, estén listos porque partiremos en unas cuantas horas. Falta solo un poco para para el amanecer, pero dejemos que el sol ilumine plenamente nuestro camino antes de movernos.

Acciones:
-Reacciones de la batalla
-¿Quizá haya algo útil entre los restos enemigos? (Acción que requiere, como es usual, dos dados)

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Lun Oct 17, 2011 5:52 pm

Escucho la respuesta de mi mentor. No esperaba que fuera a sacar el tema tan rápidamente… en parte tengo mis dudas que sólo con que Darem nos “reclutase” ya vaya a decirnos algo tan oscuro como él describe. Aunque sinceramente, ya no sé qué pensar. Mi cuerpo vuelve a estar sano, pero mi cabeza sigue algo trastornada del combate contra la capitana Gerudo.

Hago esfuerzos por apoyarme en el lado de la cama, dejando caer mis pies sobre el suelo. Cuando nos propone qué camino tomar, me llevo el brazo vendado a la barbilla, apoyándola en este mientras miro fijamente a Kafei. Miro poco después a mi amigo, el cual parecía haberse despertado de un sueño y que seguía confuso:

-Vosotros dos… bueno, y Keaton también, sois los únicos que sabéis lo que pretendía al aceptar el deber familiar de eliminar a los traidores de Kakariko, o mejor dicho, a mi familia y a Ariadne. Soy consciente de que aunque los encontrase, lo único que conseguiría es unirme al río de los muertos-muestro el brazo vendado, en recuerdo a que ya no sólo de Damon Kalahed y Ellioth Kalahed, si no que Ariadne misma era superior a mí en combate- Lo único que quería era descubrir por qué hicieron aquello, por qué nos traicionaron. Aunque claro, nuestro pueblo sólo desea que paguen por su traición… lo que me lleva a pensar por qué nos dejaron viajar sin ninguna información al respecto y sabiendo que íbamos siguiendo la pista de entre quienes se encontraban un Sheikah considerado “héroe” incluso.

Miro sobre todo a Ruasilor mientras digo esto último. Él no carga con que los suyos le hubieran traicionado, pero sí a Ariadne. Aparte de cargar con la muerte de su prometida… francamente, no sabía quién estaba peor de los dos. Sonrío en mis adentros, aunque exteriormente me mantenga completamente serio como pocas veces he estado:

-Probablemente en el momento en el que acepté esta misión, perdí también mi hogar-miro a Kafei esta vez fijamente- No podré vivir de nuevo en Kakariko a menos que cumpla con el deber, y ya sabéis que eso en mí es imposible. Tendremos que partir, o al menos yo, lo antes posible de aquí antes de que haya noticias de que hemos vuelto sin siquiera nada nuevo sobre nuestra búsqueda.

Intento incorporarme lentamente, esforzando a mis piernas para que se acostumbren de nuevo a su función:

-Por eso, Kafei, quiero saber qué es aquello de lo que hablaban Darem y Daya, al igual que el papel que tienes en todo ello. Probablemente no servirá de nada que lo sepamos, ¿pero qué quieres que diga? Prefiero conocer algo sobre un tema que parece más importante que una misión ya conocida que jamás podré cumplir. Al menos no con mi habilidad actual, aunque probablemente nunca mejore tanto.

Sonrío al final, riéndome un poco de mí mismo.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 29. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 16 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.