El Coloso del Desierto (En Juego)

Página 27 de 29. Precedente  1 ... 15 ... 26, 27, 28, 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Feb 02, 2014 3:45 pm

A Caballero Verde

Esperas donde estás esperando pacientemente a que la persona que está subiendo llegue a tu nivel. Pronto se alcanza a ver la cabeza medio calva de un varón Hylian de seguramente cuarenta años por lo mínimo. El hombre sube sin prestar mucha atención a lo que está frente a él, y solo una vez que se ha puesto de pie sobre el tejado de la casa mira al frente y te nota. Tiene puestas ropas de campesino y trae atado al cuello un sombrero de paja que se cae sobre su espalda. En el cinto tiene atadas varias herramientas de metal.

Al notarte se sobresalta, pero de inmediato toma de su cinto lo que parece un gran martillo.

-¿Ver los rayos del amanecer? ¡Y una mierda! ¿Querías colarte por el agujero para robarnos, sabandija inmunda? ¡Aquí no dejamos que la escoria como tú se aproveche de nuestro trabajo honesto!

Y el hombre se abalanza sobre ti martillo en mano intentando atacarte con él.

Acciones:
-Te quedas quieto para recibir la tunda que te mereces.
-Esquivas y huyes (Tira 12d6 =P)
-Contraatacas antes de huir (Tira 24d6)

Una vez que te consigues alejar de ese lugar, ya sea ileso o lastimado, te diriges al pueblo. Preguntando en el pueblo por el centro del lago, una zora delgada y bastante vivaracha te responde.

-Bueno... en el lago al centro hay una pequeña isla. Gente vino de Hyrule hace meses y han estado construyendo ahí una... planta de agua o algo así. No sé bien lo que sea eso. Si quieres ver más de cerca, por el norte del pueblo hay un puente que está bloqueado a medio camino. Si avanzas hacia donde empieza el área restringida podrás ver lo que están haciendo.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Dom Feb 02, 2014 4:18 pm

El hombre tiene pinta de ser un trabajador honrado. Un hombre de esos que levanta un país, sin esperar nada a cambio más que alimentos de la tierra para cuidar a su familia. ¡Qué hombre! ¡Qué figura! ¡Ayudando a las fuerzas del Bien desinteresadamente!:

Campesino escribió:-¿Ver los rayos del amanecer? ¡Y una mierda! ¿Querías colarte por el agujero para robarnos, sabandija inmunda? ¡Aquí no dejamos que la escoria como tú se aproveche de nuestro trabajo honesto!

Mi sonrisa honesta desaparece en cuanto me amenaza con golpearme. ¡Pero será cabrón! ¡Será animal! ¡Será desgraciado! Mi expresión seguramente cambia a una de rabia por el comentario:

-¡A mí no me jodas, huevo con patas!

Trato de esquivarle saltando sobre su cocorota para colocarme en su retaguardia y saltar al vacío, confiando en que el comentario que le hice a Daya no se haga realidad.

-----------------

Tachado: Si le ha pegado la tunda.

Zora escribió:-Bueno... en el lago al centro hay una pequeña isla. Gente vino de Hyrule hace meses y han estado construyendo ahí una... planta de agua o algo así. No sé bien lo que sea eso. Si quieres ver más de cerca, por el norte del pueblo hay un puente que está bloqueado a medio camino. Si avanzas hacia donde empieza el área restringida podrás ver lo que están haciendo.

-¡Gracias! Por cierto, ¿de casualidad podrías sanar mis heridas? Me las hice defendiendo heróicamente a unos niños de las Gerudo viniendo hacia aquí, ¡cof, cof!-toso con algo de exageración.

Me dirijo al lugar indicado para saber cómo está planteado el terreno. mientras trato de recuperarme del golpe que me ha dado el huevo parlante. Si veo que es complicado acercarse, tomaré la sugerencia del puente y ver si puedo saltarlo... aunque bueno, ya veremos su estado.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Feb 02, 2014 4:59 pm

El hombre es más rápido que tú y agita su brazo, lanzándote un martillazo que te pega en la cabeza. El brazo del campesino no es tan fuerte como pudiera parecer y no te hace gran cantidad de daño, pero como quiera duele bastante y te hace sentir que el interior de la cabeza te resuena por unos segundos. En cuanto te recuperas ves que ha levantado su martillo de nuevo, pero esta vez eres más rápido y te apoyas en sus hombros para dar un ágil salto por encima de él. Una vez que caes al suelo, compruebas que entre tu peso y la sorpresa lo derribaste y te apresuras a saltar al vacío. Al caer en el suelo rodando perfectamente te incorporas al instante con la propia inercia de tu caída y te alejas corriendo del lugar...

**********

Sabiendo que un simple martillazo no es motivo para que nadie te cure, te despides de la zora y caminas hacia la orilla del lago. Con el sol aun naciente puedes ver que los rayos color naranja brillan en el agua creando una reflexión hermosa. Es el cuerpo de agua más vasto que has visto alguna vez, aunque tienes entendido que en algún punto del lejano sur se encuentra el Mar, una extensión de agua que parece que no tiene fin.

A lo lejos alacanzas a apreciar una masa de tierra rodeada de agua que a esta distancia se ve más pequeña que tu meñique. Conectándola con la tierra firme sobre la que estás pisando hay un puente que empieza un poco más hacia el norte.

Como nadar no parece una idea precisamente buena, te apresuras a buscar el puente. Caminas hacia él con tranquilidad, admirando la brisa que levanta el viento y los suaves colores naranja a tu alrededor que cada vez se van aclarando más. El puente acaba en lo que parece una isla intermedia, una extensión de tierra que sale del fondo del lago y que no es mucho más grande que la plaza central de Kakariko. Del otro lado se levanta otro puente que continúa hacia la isla central. Ya que estás ahí, puedes ver que se levanta una estructura armada con tablas de madera y que también continúa hacia abajo, hundiéndose en el agua. Puedes distinguir desde donde estás las siluetas de personas trabajando en la construcción.

Pero frente al segundo puente hay dos soldados vestidos con metal y armados con lanzas. Al verte se plantan con firmeza en el suelo.

-¡Especifique su asunto!

Acciones:
-Libres.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Lun Feb 03, 2014 3:58 pm

Joder, cómo duele... ay. Creo que antes he podido moverme de ese modo por la sensación de peligro, pero una vez que desaparece lo que queda es dolor. Trato de ir recuperándome poco a poco mientras avanzo por el lago, observando con curiosidad la gran masa de agua. ¡Y Kafei decía que más allá estaba el Mar! No me puedo imaginar cómo puede existir algo como eso.

Cuando llego a lo que parece el punto de guardia, me invento lo primero que se me ocurre:

-¡Cartero! ¡Tengo una carta para uno de los trabajadores! ¡Entrega personalísima!

La carta de las Hermanas Gerudo quizás cuele, aunque no sé si tendré la suerte de que haya una mujer trabajando por aquí. Sea como sea, si los soldados se niegan, tendré que dar media vuelta con alguna vaga excusa.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Miér Feb 05, 2014 3:53 pm

Los guardias se miran entre ellos y miran la carta en tus manos. Parecen estar dudando de si dejarte pasar o no. Al final uno se decide y te responde.

-Danos el nombre y lo mandaremos llamar.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Miér Feb 05, 2014 4:19 pm

-Lara Croft.

Mi plan es el siguiente. Seguramente uno de los guardias irá a buscarlo mientras el otro se queda aquí. De ser así, trataré de engañar al otro guardia diciéndole lo siguiente:

-¡Mierda, me he equivocado de nombre! ¡Es Erika Furudo!

Suponiendo que eso sirva para hacer que vaya a avisar a su compañero, trataría de colarme disimuladamente en el poco rato que tendría para ello sin que me viesen, escondiéndome como buenamente pueda. Si nada de eso sirviese, lo dejaré como la típica broma de gañán del pueblo y renunciaré a intentar colarme al menos por ahora, volviendo al resto de la ciudad del Lago.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Zafiro Bladen el Lun Feb 10, 2014 9:40 pm

Suspiro y volteo a ver a Vanessa, sonriendo levemente.

- No. pero... ya pasará.- contesto, mirando al suelo. Despues de unos cuantos minutos, alzo la mirada, y observo como regresa un colibrí plateado. de él, recibimos el mensaje del padre de Vane... respiro profundamente al escuchar que luck ha estado cubriendome la espalda. parece que está bien, así que eso me reconforta.

Crea escribió:
-¿Qué bonito? ¿Qué es?


- Un colibrí. a que son bonitos?- le contesto, sonriendo un poco. volteo a ver a mi amiga de nuevo, con semblante serio.- Creo que lo mejor será evadir, Vanessa.. ya hemos escuchado.- respiro profundamente, y me preparo para hacerlo.
avatar
Zafiro Bladen
Arceus

Mensajes : 94
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/05/2011
Edad : 24

Hoja de personaje
Nombre: Lena
HP:
65/65  (65/65)
EP:
80/80  (80/80)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Vie Feb 14, 2014 12:08 pm

Sencillamente no puedo creerlo, goro. Al final me ha podido goro-superar. Debería estar orgulloso y lo estoy,goro, pero... Sigo sin explicarme cómo es posible que de alguien que no haya concluido su goro-entrenamiento aprendiese tanto. ¡Demasiado, goro! Trato de guardarme las palabras de sorpresa e intento ser consciente y educado, goro.
-Vaya, no se que decir... Es un trabajo impecable, goro.-digo intentando pensar en los detalles de la espada y no en asimilar todo paso a paso- Me...me ha sorprendido bastante encontrármela. Pero...no se si estoy hecho para las espadas, Shaku...

No sabría cómo mostrarme decepcionado, goro. Simplente actúo como lo haría un goro-maestro que le da su goro-enhorabuena al aprendíz. Espero que no se lo tome demasiado goro-mal.
Tras la conversación, ella se marchó a la goro-trastienda donde había alguien. No pude ver bien quién era ya que el goro-umbral de la puerta era demasiado estrecho, goro. Gruño para mis adentros enfocando mis goro-pensamientos en lo primero que se me ocurra. Solo se me ocurre una: ¡darle una paliza a Kafei, goro!
Si esto no sale bien, tendré algo de lo que alegrarme, goro.

Tras despedirse nos lleva hasta el goro-lugar al que yo quería llegar desde hace días ( a parte de mi goro-herrería). Nos detenemos frente a...joder, goro. ¿¡Esta es la casa de ese tal Damian!? ¡Cómo vive ese goro-desgraciado con suerte!
Esperamos a que Shaku toque un extraño artefacto en lo que parece la goro-entrada, aunque parezca ser inaccesible a primera goro-vista. Tras unos cuantos intentos pulsando el goro-trasto parece que alguien sale a recibirnos.

Desconocido escribió:-¿...quiénes son ustedes?

Parece joven y no muy goro-profesional en el aspecto de combatir. Pero no debo actuar bruscamente. Es mejor que deje hablar a Ridlef al ser de una goro-boca menos "impactante". Aunque sólo de pensar en la boca de Ridlef hace que la mía tiemble de goro-náuseas.
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Prisca el Mar Feb 18, 2014 4:03 pm

Me pongo a pensar en qué pudo haber pasado mientras estábamos en el Valle antes de ver el familiar que mi padre ha utilizado para responderme. Bueno, es también bastante pequeño así que parece seguro asumir que ninguno fue visto. Hasta ahí las cosas iban bien, pero no puedo evitar suspirar y sentirme frustrada ante la repuesta. ¿Entrar sin que nos vean? Más fácil dicho que hecho.

Tapo mis ojos con mi mano por un momento mientras pienso como podríamos distraer a los guardias lo suficiente para entrar, y luego me volteo hacia Crea. Lena ya dijo que animal es, aunque no es del todo acertada. –Es un familiar, Crea, con forma de colibrí como te dijo Lena.- No tiene mucho caso entrar en explicaciones por ahora, y solo asiento lentamente cuando Lena recuerda que debemos evadir a los guardias.

–Pero va a ser peligroso solo tratar de entrar; necesitamos alguna distracción para que no puedan ponernos suficiente atención.- Es solo una sugerencia, pero será preferible a simplemente esperar que no nos noten. Pienso un momento y la primer idea que se ocurre es bastante…vistosa. Llamo a Lena y Anell para explicarles lo que quiero hacer.

Causaré una pequeña explosión cerca del muro para intentar atraer la atención de los guardias, aunque nada que pueda causar muchos daños, y que eso nos permita tratar de entrar sin que nos vean. En el mejor de los casos tal vez los guardias dejen su puesto para ir a investigar.
avatar
Prisca
Sylveon

Mensajes : 83
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/12/2011
Edad : 25

Hoja de personaje
Nombre: Vanessa Leynard
HP:
55/55  (55/55)
EP:
80/80  (80/80)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Vie Feb 28, 2014 10:52 pm

No suelo venir mucho a esta área de la ciudad, así que desconozco las calles por las Shaku nos va dirigiendo. La chica se ve algo insegura, pues se detiene varias veces hasta que se percata de que estamos en el camino adecuado. Cuando finalmente llegamos a la casa de Leynard noto lo enorme y bonita que es, cosa nada rara para alguien que vive en este vecindario. Al llamar a la puerta quien responde es un muchacho no más grande que Dunour. El chico no parece ser muy amable, pues nos saluda extrañamente, ¿quizás porque no nos conoce?

-Hola -digo mientras agito mi mano en un saludo amistoso-. Somos enviados de Kafei, estamos buscando al señor Damian Leynard. ¿Se encuentra por aquí?
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Mar 02, 2014 10:29 am

Actualización

A RiaJ y SoraNogar

Ridlef escribió:-Hola. Somos enviados de Kafei, estamos buscando al señor Damian Leynard. ¿Se encuentra por aquí?

El muchacho pone cara de extrañeza.

-¿Kafei...? ¿Se supone que sepa quién es? Si es un cobrador, den media vuelta y vayan a decirle que un Leynard siempre pagan sus deudas y que puede ir a meterse sus cuentas por-

Entonces escuchan pasos detrás de ustedes y el chico interrumpe, visiblemente preocupado. Al dar media vuelta se dan cuenta de que se trata de Venn.

-Los estuve buscando por toda la ciudad -les dice-. ¿Por qué no me esperaron?

El muchacho se percata de su compañero y da un saltito de sorpresa.

-¡Venn! -exclama apresurándose a desbloquear la puerta para dejar pasar a su amigo-. Oye, ¿puedes decirle a estos cobradores que se larguen? Tal vez a ti te hagan más caso.

-¿De qué hablas, Adriel? -pregunta Venn-. Ellos vienen conmigo. Déjanos pasar, ¿sí? Queremos hablar con tu papá.

Pueden ver que Venn se dirige al chico con una sonrisa honesta y cálida que no ha usado ni una vez con ustedes.

-Uh... ¡por supuesto! -dice el chico-. Si vienen contigo, entonces confío en que no darán problemas. Papá está en su estudio, los llevaré.

Y el chico se aparte para que pasen antes de volver a bloquear la puerta. Pero unos pasos que vienen desde la casa los hacen detenerse de nuevo. Pronto ven a un hombre en la madurez vestido con un elegante traje rojo y una discreta barba sobre su mentón avanzar tranquilamente apoyando en el suelo un bastón con una gema roja.

-¡Papá! ¿Qué haces aquí? -pregunta Adriel sorprendido.

-Adriel, vuelve a casa, por favor. Estas personas son enviados de un amigo mío y necesito hablar urgentemente con ellos.

-Está bien -dice el chico. Al instante da media vuelta y se va corriendo hacia la casa.

-Disculpen a mi hijo -les dice el hombre-. Él no sabe absolutamente nada de los asuntos que discutiremos en breve, así que espero que hayan sido discretos. Mi nombre, como probablemente ya todos sepan, es Damian Leynard. Ustedes deben ser Dasslor y Ridlef, aunque la chica -Damian mira a Shaku-, me es totalmente desconocida. ¿Cuál es tu nombre, linda?

-M-me llamo Shaku -responde ella visiblemente incómoda-. U-un p-placer conocerlo, señor Leynard.

-¿Por qué no vamos al interior, Damian? -pregunta Venn dirigiéndose al dueño de la casa de forma totalmente casual-. La noche está fría.

-Un poco de paciencia, querido Venn -responde él con una sonrisa-. Estamos esperando algo que te alegrará.




A Prisca

Preparas una de tus joyas más pequeñas para hacer tu espectáculo. Oculta en la oscuridad la lanzas contra uno de los muros y pronto obtienes la explosión que deseas. Rápidamente te diriges con el resto para darles la señal de que deben avanzar.

A Zafiro Bladen

Te quedas esperando con Anell y Crea hasta que escuchas una explosión cerca de donde estás. Ves que, preocupados, los guaridas se lanzan a correr sobre el lugar del que proviene, dejando la puerta desprotegida. Vanessa se acerca a ustedes rápidamente y les hace una seña para que pasen.

A Prisca y Zafiro Bladen

Consiguen colarse a través de la puerta antes de que los guardias vuelvan. Una vez en la ciudad no les cuesta nada encontrar el camino de vuelta a casa de Vanessa. Les sorprende encontrar una gran comitiva justo en su entrada. Ahí se encuentran Venn, el propio Damian, Ridlef y Dasslor. Al ver a Anell, Venn se acerca corriendo y empieza a abrir la puerta.




A RiaJ y SoraNogar

Más pasos detrás de ustedes los hacen girarse una vez más. Justo como anunció Damian hace un momento ven acercarse a Lena, Vanessa y a Anell.  Venn corre a abrir la puerta y deja pasar a las chicas antes de ponerse en el camino de la última.

A Prisca, RiaJ, SoraNogar y Zafiro Bladen

En cuanto se encuentran, Venn y Anell se funden en un cálido abrazo. Empiezan a murmurar entre ellos pero no se alcanza a escuchar lo que dicen. Sin embargo, ese no es el único reencuentro. Prier sale de adentro de la ropa de Ridlef y se acerca a Crea, que justo entonces sale de la capucha de Vanessa.

-¡Hermana! -dice Prier en voz alta mientras vuela a su alrededor-. ¡Hermana! ¡Estás bien!

-Y veo que tú sigues con tantas energías como antes -responde Crea cariñosamente-. ¿No los metiste en problemas?

-¡Para nada! -responde el otro sacando el pecho con orgullo-. ¡Al contrario, sin mí no hubieran logrado nada!

-¿En serio? Ya me contarás lo que paso.

-Creo que ahora que ya están todos los invitados de hoy presentes, es recomendable que entremos a casa ahora sí. Allá podemos hablar todo lo que queramos en libertad.

Damian los hace entrar a la enorme, lujosa y bonita casa, con puertas tan grandes que hasta Dasslor pasa sin absolutamente ningún problema, y los conduce por unas anchas escaleras alfombradas a un amplio estudio con libreros, escritorios, sillas y sillones bastante cómodos. Su anfitrión los invita a sentarse y él mismo toma un asiento reclinable individual.

-Bueno, pues -les dice-. Me gustaría saber sus informes.

Acciones:
-Libres.




A Caballero Verde

Los guardias se nota que no tienen muchas luces. Se miran inquisitivamente al escuchar el primer nombre y, justo como esperabas, uno da media vuelta y va a buscar a la tal señora Croft. Después de unos minutos le informas del error a su compañero y él te mira con desconfianza.

-¡Quédate aquí! ¡No puedes entrar hasta que yo te diga -te dice con una voz profunda y lenta antes de dar media vuelta y salir corriendo torpemente detrás de su compañero.

Entonces aprovechas para ir hacia el puente y avanzar rápida y silenciosamente. Cuando llegas a la isla principal, te sorprende de lo que ves.

Hay una multitud de trabajadores hablando, usando ruidosos martillos y serruchos y trabajando por todos lados. Hay una estructura de madera construida alrededor de un gran árbol central y puedes ver que cerca de donde estás hay un enorme agujero con varias escaleras que los trabajadores usan para subir y bajar. Hay tanta actividad que nadie te nota, así que te sientes seguro de andar por ahí a tus anchas.

Acciones:
-Intentas hablar con algún trabajador.
-Vas a husmear la estructura de madera.
-Vas a husmear el agujero.
-Decides echarte un chapuzón en el agua.




A Zeld

Daya te conduce hacia el borde del lago donde puedes ver los rayos del sol reflejándose en la superficie del agua. Sin embargo, algo te llama tu atención. A lo lejos distingues la inconfundible figura de Vladis avanzando medio agachado por un largo puente de madera que parece conectar el borde del lago con una isla interior.

Acciones:
-Decides ignorar a Vladis y disfrutar de este momento con Daya.
-Decides comentarle a Daya para que vayan a buscar a Vladis.
-Cualquier otra cosa que se te ocurra.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Zafiro Bladen el Dom Mar 02, 2014 11:21 am

Logramos pasar gracias a una distracción. Ya reunidos todos, empiezo a buscar con la mirada a Luck.. y no lo encuentro. Pide resumen de lo que ha pasado. Pero yo no puedo quitarmr de la mente a luck. Por un momento comienzo a desesperarme, la paranoia... no. No debo. respiro profundamente, me dirijo hacia Venn.

- disculpa, pero...Luck? Donde está mi hermano?- pregunto, tratando de ocultar mi creciente preocupación.

avatar
Zafiro Bladen
Arceus

Mensajes : 94
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/05/2011
Edad : 24

Hoja de personaje
Nombre: Lena
HP:
65/65  (65/65)
EP:
80/80  (80/80)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Mar 02, 2014 7:28 pm

A Zafiro Bladen

Venn niega con la cabeza cuando le preguntas.

-No estoy seguro, Lena. Acabamos de llegar desde Kakariko. No he tenido tiempo de ver a nadie.

Pero Damian hace una señal para que le prestes atención.

-Luck está dormido. Es un joven muy inteligente, así que me ha estado ayudando a investigar en mi biblioteca algunos libros que llevaba un tiempo queriendo revisar. Se fue a dormir temprano porque estaba agotado luego de leer y practicar magia todo el día. ¿Quieres que lo haga llamar?

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Vie Mar 14, 2014 12:10 am

¿Cobrador? Este tipo no tiene idea y aparte es bastante maleducado. ¿Estará Damian por aquí? ¿Por qué no simplemente responde la pregunta? Un Leynard siempre paga sus deudas... estoy seguro de que había escuchado ya esa frase en otro lado, pero con otro apellido, quién sabe quién le copiaría a quién.

Estoy por reclamarle cuando llega Venn e interrumpe. ¡Rayos! Me olvidé completamente de él, seguramente Dasslor también. Confundido, volteo a ver al goron un segundo, luego me dirijo a Venn.

-Eeh -dudo un instante -como no quedamos en vernos en ningún lugar, no sabíamos dónde buscarte, así que asumimos que te veríamos aquí -miento -¿verdad, Dass?

Que Venn llegara fue de ayuda, el chico lo conoce y gracias a eso nos deja pasar. Entramos al bonito y grande jardín de los Leynard; qué hermoso lugar, debe ser genial vivir en una mansión así, quizá algún día yo tenga la propia, que en el ejército no pagan tan mal y ya voy haciendo mis ahorros.

Pronto nos topamos con un hombre vestido de una manera bastante extraña, pues lleva un traje rojo, un color poco usual para vestir de gala. Seguramente debe ser Damian, por lo que dice nos ha estado esperando. En efecto, se presenta así, e incluso conoce nuestros nombres, ya no hace falta que nos presentemos, sólo asiento ligeramente cuando me nombra.

Antes de que se nos permita el paso, volteo al escuchar a alguien acercándose. ¡Son Lena, Vanessa y Anell! Ellas tenían una misión aquí en la ciudad, me pregunto si ya la cumplieron. Aunque, según mis cuentas, no somos todos, faltan los sheikah que nos topamos en la campiña, el acompañante de Vanessa y el deku que vino con nosotros desde la casa de Venn.

Prier sale inmediatamente de mi ropa para reunirse con su hermana, me da gusto ver lo felices que están de verse de nuevo. De pronto me siento triste al recordar que este escenario podría haber sido diferente si hubiera aceptado la solución de Prier cuando casi muero en la montaña, tendríamos que dar malas noticias a su hermana y yo sería el principal responsable... en fin, eso no pasó, las hadas están bien y yo estoy como nuevo, me siento contento de tomar la decisión que tomé.

Cuando entramos a la casa y todos tomamos asientos, Damian nos pide que le informemos lo que nos ha sucedido. Me entusiasmo de nuevo como cuando le conté la historia a Shaku, así que soy el primero en hablar.

-Nosotros, señor Damian -le digo para dirigirme a él -Dasslor -indico, señalándolo -Venn, Prier y yo fuimos a la montaña a buscar a Ascan, el líder de los goron. Encontramos la Ciudad de Piedra hecha un caos, pues el líder se había adentrado en el cráter de la montaña y había desaparecido. Fuimos tras él a tratar de rescatarlo y lo encontramos luchando contra una especie de dragón; escapamos de ahí dejando a la bestia encerrada, aunque poco después escapó y nos atacó, pero entre toda la comunidad goron y nosotros lo ahuyentamos. Gracias a esto creo que hemos logrado ganar la confianza y la cooperación de Ascan, que es lo que Kafei nos pidió en primer lugar -me detengo un momento a observar a los que me acompañaron en ese viaje-. ¿Me estoy saltando algo? -les pregunto.

¿Qué misión habrán tenido los de la ciudad? Observo a Lena y a Vanessa, esperando a escuchar su informe. Cuando terminan, si acaso no lo explican durante su relato, pregunto lo siguiente.

-Señorita Vanessa, ¿no había más gente con usted? ¿Dónde está el resto?
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Dom Mar 16, 2014 9:39 am

Vivan las tetas de las Diosas por hacer a los Hylians mucho menos precavidos que el Sheikah promedio. Si esto pasara en Kakariko, dudo mucho que la fama de villa oculta existiese. ¡Bueno, el caso es que puedo entrar! Con cuidado atravieso el puente, sin mirar la masa de agua que hay debajo. ¿Se podrá beber o será donde mean todos los carpinteros? Yo por si acaso no quiero probarla.

Ya dentro, trato de actuar con normalidad, como si fuese un trabajador más que va de un lado para otro con recados. ¿Qué leches hago? ¿Voy a investigar uno de los dos sitios de trabajo o pregunto? Creo que estoy tentando demasiado mi suerte si en verdad me pongo a preguntar, pensando que va a ser como los soldados. Así que decido ir al agujero, a ver qué hay, y así de camino me oculto por si los soldados pasan por aquí al volver al punto de control.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Sáb Ago 23, 2014 6:07 pm

Actualización

A RiaJ y Sora

Cuando volvieron de la montaña, lo hicieron dejando atrás cierta enemistad con Ascan, el líder de los Goron. Aun así volvieron camino abajo hacia Kakariko, donde se toparon con que Kafei no estaba en casa. Únicamente encontraron a Keaton, quien se negó a hablarles del paradero del mago. En vez de eso, Keaton les dijo que se dirigieran a la ciudad central de Hyrule, donde iban a poder encontrar a uno de los asociados de Kafei, Damian Leynard, el padre de Vanessa, la chica que conocieron hace unos días. Sin decir más o darles otro consejo, Keaton les deseó buena suerte y los despidió.

Su viaje a Hyrule fue poco accidentado. Llegaron a la ciudad sin problemas y, tras separarse de Venn, visitaron a Damian. Al no ser conocidos por su familia tuvieron problemas consiguiendo una audiencia con él, pero Vanessa llegó a tiempo, acompañada de Lena y Anell. Venn se integró con ustedes poco después y todos juntos entraron a ver a Damian.

A Pris y Zafy

Tras muchos riesgos consiguieron escapar del Valle Gerudo. Traían con ustedes unos cuantos papeles codificados que robaron del laboratorio de las brujas y una terrible espada de fuego con la que Lena accidentalmente calcinó a un enemigo. Cuando escaparon del peligro, Vladis estalló y se largo, llevandose a la parejita de Deku que conocieron en el Valle. Con su grupo visiblemente reducido, volvieron en compañía de Anell a Hyrule a informar a Damian sobre lo que pasó. Una vez ahí se reencontraron con Ridlef, Dasslor y Venn.

A Pris, RiaJ, Sora y Zafy

La entrevista con Damian fue larga, pues todos los presentes tenían mucho que contar. Ridlef y Dasslor hablaron de su aventura en la montaña. Contaron cómo encontraron al pueblo goron en caos debido a que el Gran Hermano Ascan se habia perdido hacía varias semanas. Con esto en mente fueron a pedir la ayuda de la Gran Hada de la Montaña, quien fue convencida por Prier de apoyarlos.

Con ayuda de su bendición entraron en el cráter que se encontraba en la cima sin lastimarse y atravesaron los oscuros pasajes de las antiguas minas goron. En lo más profundo se toparon con Ascan, peleando contra una antigua criatura de fuego, un dragón. Se valieron de la ayuda de una bolsa de bombas para distraer al dragón lo suficiente como para escapar de él.

Pero esto no fue suficiente, pues apenas volvieron a la Ciudad de Piedra, se dio la alarma de que el dragón había escapado y se dirigía a la ciudad. Los goron organizaron una última defensa y al final consiguieron ahuyentarlo con sus esfuerzos conjuntos. Como agradecimiento por su ayuda, el Gran Hermano Ascan le ofrecio a Dasslor hacer un último ritual para perdonarlo por su abandono, pero Dasslor, siempre orgulloso, rechazó la propuesta y apresuró el regreso del grupo.

Por otro lado, Lena y Vanessa fueron acompañadas por Anell y Vladis a seguir el rastro de la bruja Kotake. La siguieron brevemente a través de Hyrule y después se lanzaron hacia el Valle Gerudo. Se decidieron a infiltrarse para sacar toda la información que pudieran y lograron encontrar el laboratorio de las brujas. Ahí consiguieron una espada magica y un montón de papeles codificados. Tras escapar y calcinar a una inocente Gerudo, se separaron de Vladis y volvieron a Hyrule.

Cuando ambos grupos terminaron de contar sus historias, Damian se quedó pensando un rato. A peticion de Vanessa se dispuso a examinar los papeles y dijo que creía poder leerlos. Habiendo sido advertido de los deseos de los miembros del grupo, el mago preparó regalos para todos como agradecimiento por su auyda. A Dasslor le entregó 2,000 rupias para apoyar a su negocio. A Lena le dio una hermosa y fina varita mágica hecha a mano por él mismo, trabajada con madera de ébano y con adornos de forma de flores tallados encima, diciéndole que con un poco de práctica la ayudaría a mejorar sus hechizos. A Ridlef le ofreció una funda nueva para su espada. Aparentemente era una funda encantada con un hechizo de protección. Damian le explicó que cuando lo necesitara, pasara sus dedos suavemente por encima de su vaina y entonces activaría su poder. Con estos regalos los despidió, ofreciéndoles su apoyo y amistad para lo que necesitaran.

A Sora

Cuando volviste a casa esa noche, Shaku no estaba ya. La tienda estaba cerrada, ordenada y habían varias espadas y armaduras bastante bien hechas que no conocías. A la mañana siguiente Shaku llegó media hora antes de abrir y se alegró mucho de verte. Al cabo de un par de días, tu vida volvió a la normalidad. Trabajabas por la mañana mientras Shaku cuidaba la tienda y por las tardes ella iba a ayudar a la taberna de su tío mientras tú atendias a los clientes de la herrería. Ahogándote en tu trabajo como era usual, te olvidaste del mal trago que fue tu aventura. ¿Pero de verdad fue tan mala...?

A RiaJ

Esa misma noche volviste a casa y la encontraste exactamente igual que como la dejaste. A la tarde siguiente fuiste a visitar a tu maestro y le contaste parte de lo que te pasó. Te sorprendió bastante saber que en su juventud conoció a Kafei y a Keaton y que compartia tu opinion de que Keaton es un ser difícil de tratar. Trataste de buscar a Gerd, pero en los cuarteles no habían escuchado de él desde aquel día en el que salió con un grupo a vigilar la campiña. A los cuantos días te reintegraste en el servicio y continuaste con tu vida normal, añorando en el fondo el peligro y la emoción de tu viaje pasado.

A Zafy

Esa misma noche Vanessa te ayudó a volver a casa. Resultó que Luck había estado escondido en una pequeña casa que Damian Leynard le prestó, fingiendo estar contigo y con Vanessa. Los tres fueron a tu casa y, tras una larga discusion sobre responsabilidad, tu padre los dejó volver a casa. No hizo ni una sola mención de la bofetada que te propinó antes de que huyeras y tu decidiste no mencionarlo tampoco. Los siguientes días te dedicaste a poco aparte de disfrutar de tu hermano y recuperarte de las cicatrices emocionales que te dejó el viaje. Conforme pasó el tiempo comenzaste a sentirte más fuerte, pero el miedo por las cosas en las que tu padre pudiera estar metido no te dejaba estar completamente tranquila.

A Pris

Esa noche acompañaste, por indicaciones de tu padre, a Lena a reencontrarse con Luck y a volver a casa. Cuando regresaste a la mansión, tu padre estaba inmerso en los papeles que recuperaron. Damian rechazó tu ayuda por esa noche y te recomendó que mejor fueras a descansar. Venn y Anell se quedaron como invitados temporalmente en tu casa, así que pasaste un rato de tarnquilidad con ellos antes de retirarte a descansar. Los siguientes días te integraste a la investigacion de tu padre y con la cooperacion de ambos hicieron rápidos avances, pero los descubrimientos no fueron precisamente tranquilizadores. Durante ese tiempo también tu padre trabajó en Aleph y en tus joyas, decidiendo que estabas lista para manejar un poco más de poder con ellas.

A RiaJ y Zafy

Alrededor de dos semanas después recibiste una carta de Damian Leynard en la que te invitaba a cenar en su casa en tres días más. No viste motivo para negarte a la invitación, así que la noche indicada te preparaste, te vestiste con tus mejores ropas y te presentaste en la mansión.

A Sora

Alrededor de dos semanas después Shaku entró en casa por la mañana con un sobre cerrado en la mano.

-Un mensajero me dio esto cuando estaba abriendo la puerta -te dice con curiosidad evidente-. Me dijo que es una carta de Damian Leynard, el mago rico que vive en la mansión que está en lo alto de la colina. No sabía que lo conocieras, Dass.

Con una mala sensación al respecto tomas el sobre de la mano de tu aprendiz y lo abres para leer su contenido. La carta que está dentro es simple y corta pero correcta y formal. Damian te invita a cenar con él en tres noches, mencionando que quiere compartir contigo los avances en su investigación. Te menciona que Ridlef, Venn, Lena y el resto estarán presentes, así que espera que vayas también. Nada de esto suena muy convincente como para hacerte ir a ver a esas personas de nuevo, pero un posdata agregado luego de la firma del mago te llama la atención.

PD. Espero en especial que usted atienda, Dasslor, pues tengo una propuesta muy importante de negocios que estoy seguro que no podrá rechazar.

Shaku, que ha estado leyendo por detrás de ti, se sobresalta a llegar a los nombres de tus antiguos compañeros.

-¿Ridlef, Venn y Lena? -pregunta con los ojos muy abiertos-. ¿También estarán Lena y Anell? ¡¿Puedo ir?! ¡No aceptaré un no como respuesta! ¡Como tu aprendiz tengo derecho de tomar parte en los asuntos que afecten a este negocio!

Aceptes o no que Shaku te acompañe, te preparas casi a regañadientes para la cena de tres días después. Un sirviente humano y anciano te recibe en la puerta y te conduce a un gran salón donde está puesta una mesa para nueve.

A RiaJ, Pris, Sora y Zafy

La cena les es servida poco después de que todos terminan de llegar. Aparte de ustedes (y Shaku si Dasslor aceptó que le acompañara), se encuentran también Venn y Anell, vestidos con ropas finas por primera vez desde que la mayor parte de ustedes los conocen. La cena es deliciosa y variada, considerando que hasta incluye tres variedades de piedras deliciosas para Dasslor. La noche transcurre tranquilamente con solo pequeñas conversaciones casuales sobre temas sin importancia. Si alguien intenta hablar sobre asuntos serios antes de que los platos sean retirados, Damian les pide que lo dejen para después, argumentando que no es de buena educación hablar sobre cosas serias mientras uno está comiendo.

Una vez que el sirviente deja la mesa limpia, Damian los mira en silencio unos segundos antes de hablar.

-Las cosas que Vanessa y yo hemos encontrado son problemáticas. Los papeles que tomaron son mezclas de anotaciones sobre asuntos distintos. Lo primero que notamos, y que Vanessa ya me había informado, es que las brujas se hicieron con material que mis asociados y yo escribimos hace años con respecto a la fabricación de objetos mágicos, la base de la teoría que Kafei y yo hemos estado usando para estudiar el flujo, la transferencia y la conversión de la energía mágica que alimenta al mundo. Vanessa y yo creemos que en eso se basaron para diseñar el dispositivo que han estado desarrollando y, si es cierto, creemos que una vez que terminen su segunda versión les va a funcionar bastante bien. Pero eso no es todo...

Damian hace una pausa para tomar un poco de agua antes de seguir.

-El libro en cuestión que las brujas poseen también tiene los primeros planos de un arma que terminé de desarrollar por mi cuenta después y que Vanessa ha estado cuidando y probando para mí.

Damian le hace una seña a Vanessa, la cual saca una especie de cuchillo con una hoja que en vez de estar hecha de metal parece estar hecha de algún cristal traslúcido que bajo la luz brilla con los colores del arcoiris.

-Esta arma se llama Aleph. Su concepto fue descrito por mi difunta ex-mujer, quien me ayudó a diseñarla, como "Convergencia de Infinitos Mundos". Aunque el nombre es un poco fantástico, en realidad describe en cierta manera lo que hace. Esto no es un cuchillo que uno use para cortar cosas o atravesar a otras personas. Su forma solo es una manera de portarlo fácilmente, pero su uso real es facilitar la transferencia de magia. Como tengo entendido que les explicó ya Kafei hace tiempo, el mundo funciona con magia que los magos toman para realizar sus hechizos. En pequeñas cantidades personales no pasa nada, ni hay ningún riesgo. Incluso si Aleph permite manejar cantidades mayores de magia, sigue sin ser algo que sea preocupante. Pero imaginen un arma como esta diseñada para alimentarse de magia suficiente para cientos o miles de personas. Algo así podría desestabilizar al mundo y es lo que las brujas están diseñando. Me basé en las notas para hacerle unos ajustes al arma que me gustaría que Vanessa probara para ver cómo cambia su funcionamiento.

El mago se aclara la garganta antes de continuar.

-Lo otro que encontramos es que las brujas han puesto su atención en la Ciudad del Lago. Los magos que sirven a Lume, el alcalde de esta ciudad, encontraron hace meses por su cuenta parte de las cosas en las que Kafei y yo hemos estado trabajando por años. Localizaron en el centro del Lago uno de los tres puntos en nuestra tierra que concentran cantidades altísimas de magia y empezaron a excavar para tratar de dar con lo que sea que expulse ese poder y hacerse con él. Las brujas detectaron eso y parecían estar trazando un plan para infiltrarse entre los trabajadores y magos y hacerse con lo que sea que encuentren. No tenemos idea de qué es lo que vaya a haber ahí abajo, si acaso la energía mágica es causada por algo físico, pero sea lo que sea, no es algo que queremos que las brujas encuentren con los planes que tienen.

El mago hace silencio unos momentos para evaluar sus reacciones.

-Y este es el momento para confesarles que hay algo que quiero pedirles. Yo no puedo ir porque me encuentro enfrascado en desarrollar una contramedida para el dispositivo de las brujas, pero todos ustedes nos han prestado sus servicios antes y en lo que a mí respecta han demostrado su valía. Me gustaría que fueran al lago y trataran de averiguar lo que pudieran sobre esto y localizar si hay espías gerudo en el pueblo. ¿Qué opinan?

Sin darles tiempo de responder, Damian voltea a ver a Dasslor.

-Y para usted, Dasslor, tengo una propuesta extra. Si me ayuda en esto, le ofrezco un trato. Me ofrezco como socio en su negocio. Básicamente me refiero a que estoy dispuesto a invertir capital, tanto como sea necesario, para que salve y agrande su negocio. En días anteriores me dio curiosidad y me hice de unos cuantos de los productos que llevan su firma y me sorprendí de la calidad que tienen, solo superada por los herreros de la montaña. Creo que esas armas deberían tener una oportunidad justa de llegar al mundo. Si conseguimos hacer florecer el negocio, estoy dispuesto inclusive a ayudarle para abrir una pequeña división de armas mágicas. ¿Qué opina?

Acciones
-Libres.

A Pris y Zafy

Acciones
Chequen este post

********************

A CV

Tu investigación una vez que lograste acceder a la excavacion te dio resultados sorprendentes. Se trataba de una isla en el centro del lago que parecía tener un gran depósito de algún tipo raro de piedras preciosas. Lo que te pareció muy extraño es que los trabajadores de Hyrule tenían engañados a los pueblerinos del Lago. Seguiste espiando los días posteriores y descubriste que ahí abajo había más que gemas. A menudo descendían personas cargando pesados libros y varitas mágicas. Esa teoría la corroboraste un día que te acercaste más que nunca al agujero y el anillo en tu mano comenzó a vibrar tan fuertemente que casi te estranguló el dedo. A muy duras penas pudiste sacártelo antes de que te hiciera daño e incluso una vez puesto sobre la palma de tu mano siguió temblando tan fuerte que parecía querer dar saltos. Recordando que el anillo te lo dio Damian Leynard asegurando que podía detectar la presencia de magia, te diste cuenta de que ahí habia algo definitivamente mágico, pero con tus conocimientos limitados te fue imposible determinar qué.

Eventualmente tu búsqueda se estancó y terminaste hartándote y dándola por perdida. Los siguientes días los pasaste en el pueblo, viviendo a escondidas a costa de los inocentes pueblerinos que nunca se enteraron de tu presencia, la buena vida del ladron. Cuando recuperaste las fuerzas y los ánimos lo suficiente como para continuar tu viaje, abandonaste el pueblo de noche y partiste en busca de una nueva aventura.

Tus pasos te llevaron en dirección este a través de la despoblada campina. No encontraste nada aparte de uno que otro viajero solitario, pero preferiste evitarlos de la misma manera que evitaste las rutas usuales de caravanas que transportaban mercancía. Para cuando te diste cuenta, tus pasos te habían llevado al Bosque del Sur, aquel que se dice que esta maldito. Sin pensarlo demasiado, te decidiste a entrar.

~Hoy~

Llevas unas cuantas horas vagando por el bosque, pero no estás muy seguro de cuántas han sido. Entre más caminas, más densos se vuelven los árboles y más difícil se vuelve seguir el sendero en la oscuridad. Escuchas susurros en la lejanía y ruidos que sin duda son aves lejanas. Aparte de eso, lo único que hace ruido son las hojas y ramas en el suelo que son aplastadas por tus pies. La combinación de ruidos y la poca iluminación crean una atmósfera perfecta que te pone nervioso y hace que se te acelere el corazón, pero sabes que no hay muchas cosas a las que les debas temer. Aun así el bosque se muestra ante ti hostil y peligroso y eso siempre es motivo para nerviosismo. En el momento en el que piensas eso, los lejanos susurros parecen acercarse y tomar forma entre los árboles, cubiertos completamente por la oscuridad. El anillo en tu mano también empieza a vibrar ligeramente, como indicándote la llegada de un intruso indeseable...





-¡Oooooh, es un visitante!

-¡Eso parece, sí!

-¡¿Jugaremos con él?!

-¡Y lo besaremos y lo abrazaremos y lo aplastaremos hasta sacarle las tripas!

-¡No, no, no! ¡Hay qué tratarlo mejor! ¡Sabes lo que hay que hacer!

-Debemos hablarle del... amor!

-¡Shhh! ¡Le darás demasiadas pistas!

-¡No existe pista alguna que pueda asistir a alguien para encontrar al verdadero amor! ¡Todo intento de ayuda es inútil! ¡Solo el corazón puede indicar el camino adecuado!

-¡No, idiota! ¡Hablo de pistas sobre quiénes somos y dónde estamos!

-¡Oooooh, esas pistas! ¡Pero da igual! ¡¿Qué no lo ves?! ¡Está ciego! ¡Nunca nos encontrará!

-Y pensar que ahora debemos escondernos de los viajeros en el bosque... ¡Este último cambio de empleo es el más denigrante de todos! ¡Y ni hablar de la reducción de presupuesto para efectos especiales!

-¡Pero no importa...!

-¡...porque lo hacemos con...!

-¡AMOR!

Ambas voces se echan a gritar vitoreándose ellas mismas como si acabaran de hacer un espectáculo increíble. La escena es completamente surrealista, pero te sientes tan despierto y alerta que sabes que no podría ser una alucinación. Sin embargo, antes de que puedas reaccionar o hacer algo más, las voces vuelven a escucharse.

-¡Pero no todo está perdido!

-¡¿Oh, sí?! ¡¿Por qué dices eso?!

-¡Porque el bosque maldice a aquellos que no son dignos de él! ¡Incluso si el visitante tuviera la visión para encontrarnos... el bosque acabará con él primero!

-¡Ooooh! ¡¿Hablas de LA maldición?!

-¡Búscanos, visitante, intenta encontrarnos! ¡Inténtalo con todas tus fuerzas!

-El bosque acabará con tu vida y tu alma antes de que tengas la oportunidad!

Con sonoras y agudas risas, las dos voces parecen girar alrededor de ti, como si estuvieran corriendo y bailando entre los árboles. Sin embargo, en cuanto percibes eso, empiezas a sentir algo extraño. Es como si cientos y cientos de hormigas treparan por tus pies. Te inclinas para quitártelas de encima, pero tus piernas se sienten completamente libres de cualquier cosa. La sensación pronto se extiende a tus brazos y el resto de tu cuerpo, y entonces entiendes que hay algo mal con este lugar...

Acciones
Necesitas una tirada de 2d6 antes de saber cómo reaccionar. Si sacas de 4 para abajo, la maldición del bosque va a empezar a actuar. Vladis estará inmóvil y su mente se nublará unos minutos antes de que pueda continuar. El resto de los detalles te los dejo a ti. Si la pasas, puedes actuar libremente...

-Ignoras las molestas voces y continúas tu camino.
-Intentas usar tus sentidos para rastrearlas (Tira 4d6).
-Crees que el anillo de Damian es la solución así que tratas de usarlo para rastrear lo que sea que lo haya hecho reaccionar.


Última edición por Regol el Dom Ago 24, 2014 3:03 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Sáb Ago 23, 2014 10:06 pm

Vaya, ¡pero qué deliciosa cena! Tenía tiempo sin probar algo tan delicioso. Claro, sin ofender a la cocinera de la posada a la que suelo ir, pero un cambio de vez en cuando le alegra al paladar a uno. Me alegra ver a mis compañeros de mi última aventura de nuevo. A Dasslor lo he visto de lejos por la ciudad, desde que lo conozco lo he notado por ahí, pero es bueno volver a saludarlo a él y a los demás. Debo decir que Venn y Anell se ven distintos, algo en ellos ha cambiado desde la última vez que nos vimos, aunque no logro determinar qué es.

Recuerdo lo contento que me sentí cuando recibí la carta de Damian. Después de la aventura que tuvimos, volver a la rutina no fue tan agradable. Estaba deseando que algo como esto pasara, volver a toparme con algo interesante y salir del aburrido y repetitivo entrenamiento diario de los cuarteles. No me podía explicar cómo lo soportaba antes, quería tomarme otro tiempo de licencia en cuanto fuera posible, y ésta podría ser la oportunidad perfecta para ello. Aunque no debería emocionarme tanto, quizás esto es sólo una invitación social, Damian debe considerarnos buenos amigos ahora.

-Es un gusto volver a verlos a todos, ¿cómo han estado? -pregunto al aire mientras cenamos.

Al igual que aquel día en casa de Kafei, Damian nos da una explicación sobre la magia. Nos recuerda acerca del dispositivo en el que las gerudo han estado trabajando y nos cuenta sus preocupaciones. Me resulta un tanto confuso cómo funciona el cuchillo de Vanessa y qué tiene que ver en todo esto, pero creo que sí logro entender lo importante, que la construcción de un cuchillo como ése pero agrandado a proporciones gigantes podría ocasionar desastres naturales. Esto es, precisamente con una aventura como ésta me quería encontrar, seguramente de nuevo nos mandarán a hacer algo para ayudar a detener a las gerudo.

Tristemente, mi entusiasmo y alegría se vienen abajo al escuchar que los problemas se han dirigido justamente a mi ciudad natal. Se me revuelve el estómago del enojo al saber que las gerudo podrían estar muy cerca de mi familia, planeando hacer cosas terribles que pueden poner en peligro su seguridad y la de toda la gente que conozco. Y claro, me siento un tanto culpable de desear tener una excusa para volver a salir de la rutina, pero a la vez esto aumenta mi motivación por querer ayudar. Definitivamente tengo que ir al lago a ver qué es lo que está pasando y hacer lo posible por proteger a mis conocidos.

Me pongo de pie cuando Damian termina de dar su discurso, creo que seré el primero en estar totalmente de acuerdo en hacer lo que nos pido.

-Señor Damian, yo estoy más que puesto para ir al lago. Es mi ciudad natal, así que me siento en la obligación de vigilar que esté segura. Me gustaría que aclaráramos de una vez cuándo será la partida, para preparar todo, pues tengo que ver cómo consigo escaparme del trabajo -termino con una sonrisa.
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Miér Ago 27, 2014 9:42 am

¡Vaya vacaciones me he pegado!  Casi que podría quedarme a vivir en esta ciudad si no fuera por todo lo que ha pasado. Estuve buscando a Daya y al Deku que la acompañaba el día antes de irme, pero no los encontré. Deduzco que después de recobrar fuerzas, salieron camino a Hyrule a reunirse con el resto del grupo. ¡Bien, que se vayan! ¡Estoy bien yendo por mi cuenta! Así que una buena noche, y con la barriga llena, salgo de la Ciudad del Lago en dirección al este.

Durante el viaje tengo mis momentos en blanco y mis momentos pensativos. Con “momentos en blanco” me refiero a eso, a que simplemente andaba y observaba los distintos paisajes que podía ofrecerme esta zona de la campiña. Cuando hace unos años estuve aquí, los míos atravesaron la ruta hacia Hyrule, lo cual me extraña después de este tiempo; ¿por qué no tomamos este sendero que estoy tomando yo ahora, evitando las caravanas y a los casuales viajeros? No creo que importe, de todos modos.

Con los pensativos… nada nuevo. Es simplemente que, joder, ¿cómo no me daba cuenta a la velocidad a la que se estaba yendo a la mierda todo? ¿Salvar qué? No creo que me interese salvar más que mis propios huevos, y precisamente por eso me estoy yendo de este sitio, de esta tierra. ¡No sé, me iré al país de las máscaras y los gigantes, como ya pensé hace unos días! Puede que no salga nunca de los bosques que unen ambas tierras, pero no tengo mucho que perder. ¡Serán hijos de la grandísima…! ¡Bueno, ya! Tranquilo Vladis; ya está. Lo mejor será empezar a olvidarnos del tema.

Así avanzo, descansando en pocas ocasiones, hasta que de algún modo acabo adentrándome en los bosques malditos, o al menos eso es lo que siempre me han enseñado. En realidad no me extraña que tenga esa fama; nada más entrar he sentido una punzada. No de miedo, sino de algo más “físico”… ¡sé que es raro, pero es verdad! ¡Como si me hubiesen intentado apuñalar y no hubiesen podido! Y lo peor es esta sensación de alarma. Echo un último vistazo hacia mi retaguardia, visualizando ya la poca luz que se puede apreciar de la campiña. A la mierda, yo me adentro en el bosque… hasta que me detengo en seco por unas voces. Instintivamente mi mano se aproxima a uno de mis cuchillos y sujeto con fuerza su empuñadura, preparado por si he de lanzarlo. Miro a mi alrededor, aunque acabo permaneciendo en un mismo sitio mirando el interior del área que me rodea.

Espíritu amoroso escribió:-¡No existe pista alguna que pueda asistir a alguien para encontrar al verdadero amor! ¡Todo intento de ayuda es inútil! ¡Solo el corazón puede indicar el camino adecuado!

Mis dientes rechinan al juntarse repentinamente por esas palabras. El resto del diálogo que tienen no es de mi interés, pues parece el monólogo que el loco del pueblo hacía repetidas veces hasta que un día desapareció. Pero entonces esa sensación que tuve antes de la puñalada vuelve… junto a un hormigueo para nada normal. Y todo esto justo después de que hablen de una maldición, ¿será que estoy ya condenado? Bueno, ¡qué más da! No me voy a quedar quieto por muy maldito que esté.

He notado que el anillo ha vibrado hace un momento, así que intento encontrar un rastro de magia o lo que se suponga que detectase este trasto. Mi lógica es que ya que voy a estar deambulando por el bosque sin un objetivo concreto, al menos es mejor seguir un rastro de algo; quizás hasta me sirva. Pero encuentre o no eso, no me iré de esta zona sin antes examinar mi alrededor y ver si localizo la presencia de las voces. Aunque seguramente sean espíritus… y eso me recuerda demasiado a las historias lúgubres de Kakariko. Demasiado para mi gusto.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Zafiro Bladen el Miér Ago 27, 2014 10:51 pm

Aún no puedo evitar sentir escalofríos cuando recordé lo de la gerudo al salir del valle. la conciencia me reclama lo que hice.

Damian me da una varita mágica, PRECIOSA. No siento merecerla, sin embargo, agradezco infinitamente su consideración. En cierta forma, una pequeña chispa de alegría se enciende al saber que puedo seguir practicando.

Luego... luego lo inevitable llega. Si por mí fuera, no hubiera pisado nunca más esa casa. Pero aún no es tiempo. Vanessa logró ayudarnos a mí y a Luck a regresar. Después del sermón de mi padre ( cómo es que se atreve?). Otros asuntos, nos dejó regresar. Me gustaría olvidar esa bofetada, pero supongo que no será así. Será un recordatorio para mí misma.

Los días transcurren, tranquilos, el asunto se queda en paz, yo, por pena y cierta vergüenza, decido no hablar del tema con Luck. Convivo con el neutralmente, cuidando mis palabras o mis propias actitudes, por temor a volver a comportarme mal con él. La verdad, es que acepto que lo traté horrible. Debí comprender en el momento que Luck siempre ha sido un chico temeroso ante mi padre.

Me acerqué a él, en cuanto tuve oportunidad que mi padre no andaba cerca de nosotros y… lo abracé como nunca lo había hecho. Le susurre que me disculpara por lo sucedido, estaba muy enojada, me sentí algo traicionada, pero que al final, comprendí que la situación se había salido de las manos. Le dije que lo quería. Lo solté, y sonreí.
El viaje fue increíble, como peligroso... mi conciencia está cambiada. No es la misma, de eso estoy muy segura. La culpabilidad de haber... Matado a esa pobre mujer, está ahí, cada noche. Suspiro pesadamente, rogando no tener pesadillas con el fuego que la cubría. Así como rogar que lo que estuviera haciendo mi padre, no traiga más represarías. Pero sé que es inútil. Él no tiene remedio. Nos queda esperar cual será la próxima estupidez que haga.


------------------------------------------------------------------------------- PRESENTE -----------------------------------

Cuando la cena termina, escucho atentamente lo que Damian comenta. SOLO ESO FALTABA. Respiro profundamente. Eso es bastante preocupante y nada tranquilizador. Luego nos pide sobre revisar el lago y lo que podría haber ahí, ver si el pueblo tiene espías gerudo, cosas así. doy un suspiro, soltando el aire, pesadamente. magia o no, esto es peligroso, y el que esas brujas tengan o hagan algun artefacto de magnitud magica...

Igual y no tenemos otra opción, así que…

- Bueno. Pues nada. Por mi parte no hay problema. Solo habrá que organizarnos, supongo.- comento, mirando mis manos, pensando en que otra vez tendremos que someternos a quién sabe qué. - Ver la forma en tener preparado todo en caso de lo inesperado.-
avatar
Zafiro Bladen
Arceus

Mensajes : 94
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/05/2011
Edad : 24

Hoja de personaje
Nombre: Lena
HP:
65/65  (65/65)
EP:
80/80  (80/80)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Vie Ago 29, 2014 7:05 pm

Se ha pasado demasiado rápida la goro-semana. Por fin despues de unos días de descanso y otro de ardúo trabajo se agredece tomarse un goro-respiro para poner orden con los nuevos encargos, los planos, los minerales y materiales, goro. Entre armas, herramientas y alguna anillas de hierro para monturas de cuero y algunos...No lo voy a negar, por Din, es la primera vez que me satura tener tanto goro-trabajo. Y todo gracias a Shaku y la inversión que realizamos con la recompensa. Hemos prosperado notablemente con el goro-negocio con esta oportunidad. A pesar de no ser la mejor goro-herrería de la ciudad, es suficiente para agradecer todo lo que ha cambiado nuestro destino,goro. Tener una pipa en mi mano, volviendo a fumar la tentadora goro-hierba de la goro-tienda de pociones hace que uno tenga ganas de seguir por milenios en este agotador goro-trabajo que adoro.

Por otro lado los insignificantes goro-celos por Shaku y su arte herrera ya son algo común en mí por mucho que los intente ocultar, goro. La muchacha ha mejorado mil veces más en goro-aprendizaje que cualquier soldado capaz de no mearse encima la goro-primera vez que sale de la goro-ciudad a enfrentarse a un monstruo. Me pregunto cómo reaccionará el día que ella pueda ser goro-soldado. No es que sean gente muy amigable, goro,pero seguro que con "temerarias" como ella cambiaría todo y...¡Pero qué digo! ¡Ella lo que tiene que hacer es no marcharse de aquí, goro! Me arruino si me quedo sin goro-sucesor. Debería empezar a aceptar que fui goro-idiota al marcharme de la ciudad de joven sin completar las enseñanzas de la goro-forja. Seguramente no pueda igualarme ya a los goro-herreros goron que seguramente hay. ¿Podria permitirme aprenderlos? ¡NO, goro! Te va bien, joder. No sigas pidiendo más y más en tu sencilla goro-labor, cabeza-roca. Y Ascan fue goro-inepto por no preocuparse antes y por actuar ahora. Ya es tarde, goro.

La aguda voz de la joven hace vibrar las maderas del goro-local con su saludo lleno de energia.
Mirandola intermitentemente al goro-mensaje que trae y su expresión, me da que es algo inesperado, goro. Pero no parecen malas goro-noticias. Al final me entero:

-¿Damian?-leo la nota dos veces para verlo mejor, goro. Esto ya no me gusta tanto. Si no estaban satisfechos con mis goro-servicios en las anteriores semanas lo entendería, goro. ¿Pero por qué querría hablar conmigo ahora, goro? Creo que Kafei no le ha llegado a comentar lo competente que puedo ser en temas de dinero, goro. Pero mira, al menos el sabelotodo de Kakariko no nos había goro-timado. Es un alivio, goro.

Percibo las goro-irremediables ganas de Shaku por acompañarme, goro. Hasta recuerda algunos nombres la jovencita... Solo Nayru podía haberla dado tanta goro-memoria para acordarse. Yo ya ni recuerdo el nombre del sheikah imbécil, goro. ¿Vlasa? Por las diosas...No puedo dejar que se entere si me lo vuelvo a encontrar en esa cena que menciona Damian, goro. Fijo que el sheikah es la clase de creído que me restregará el "poco cerebro" que tengo durante toda la goro-velada.

-¿Cuando has estrechado tanto lazo con mercenarios, eh goro?- Mi tono a pesar de serio y amargo sabe que lo digo en broma, goro. Aun recuerdo que me pilló con los goro-pantalones bajados hablando con Ridlef o ese mocoso zora. No me queda otra con la goro-insistencia de la joven y suspiro sin demasiado ánimo.

-Lo pensaré.- doy una goro-calada a la pipa mientras cargo un par de espadas con ambos goro-brazos- Pero si no pides goro-permiso a tu tío primero, soy oídos sordos con tus goro-demandas. Ya lo sabes.

--------------------------------------

La cena transcurre más normal de lo que esperaba, goro. No se parece en nada a cuando estuvimos en casa de Venn donde todo era un goro-hervidero de dudas. Las caras de los otros goro-invitados son claramente conocidas para mí y Shaku, goro. Yo no tengo ningún comentario en mente salvo gritar en mi goro-cabeza para ellos: "¡Si es que se veía venir de tal panda de borregos sin temor a las goro-consecuencias!". Igualmente, preocupa bastante el cómo pone a comentar las cosas el señor Damian. A pesar que no me goro-interesan demasiado los detalles de los planes Gerudo, la goro-hoja de Aleph da el efecto contrario y que un destello de goro-curiosidad se asome para observarlo. Analizar el acabado que han realizado, goro.

-¿Insinuas que las goro-brujas desean uno de esos pero todavía más grande?

---------------------

Tras la goro-oferta mencionada al final de la conversación entre goro-invitados, Damian me detiene las  goro-caladas de mi pipa por un goro-instante y me hace toser una vez me ha comentado su idea.¿Es un chiste hylian conocido, goro? Esta oferta no parece si quiera razonable, goro. Cree que cuenta conmigo como un aliado de fuerza e influencia goron, goro. ¿Por qué busca apoyo en un goro-herrero teniendo mejores ofertas y más confidenciales, goro?
Frunzo el ceño y mantengo una goro-mirada de absoluta seriedad mientras me cruzo de goro-brazos.

-Oiga, no quiero parecer descortés, goro. Pero no estoy del todo seguro con qué ha querido proponerme. Es cierto que puedo goro-proporcionar servicios en forja de armamento, armaduras y otros trabajos. Pero lo que me pide está fuera de mi entendimiento, goro. Jamás he goro-forjado nada con "influencia mágica" o como usted lo llame, señor. ¿Sería usted o su hija el goro-responsable de supervisarla? A parte, le informo de que ya tengo una goro-aprendiz bajo responsabilidad laboral y no tengo intenciones de goro-implicarla en su negocio si corremos un riesgo mínimo. ¿Usted que beneficio pretende obtener para usted, goro?

Volteo mirando con el rabillo del goro-ojo a Shaku. Quizá me ponga pegas toda la goro-semana si hablo en su lugar. No puedo permitirme que su goro-rendimiento se eche a perder ahora que todo empieza a moverse como deseaba, goro.

-Mire, si va a entrar en el goro-negocio sería buena idea que se lo comentara a mi aprendiz y la intente convencer. Exigirá más detalles sobre su oferta que yo, creame goro.

No me atrevo a decir que actualmente es la goro-piedra angular de mi negocio. Pero es mejor que no fije demasiado su atención ella, goro.


Última edición por SoraNogar el Miér Sep 03, 2014 2:51 am, editado 1 vez
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Sáb Ago 30, 2014 5:57 pm

Actualización

A Sora

Con Shaku

Dasslor escribió:-¿Cuando has estrechado tanto lazo con mercenarios, eh goro?

Shaku te echa una mirada algo molesta.

-¿Mercenarios? Qué manera tan fea de llamarlos. Te recuerdo que ellos te ayudaron a salvarme cuando fui secuestrada y no recuerdo que hayan pedido nada a cambio. ¡Deberías estar agradecido!

Sin embargo, cuando aceptas que vaya si su tío le da permiso, tu alumna se abraza de ti y celebra bastante contenta.




En la cena de Damian

Dasslor escribió:-¿Insinuas que las goro-brujas desean uno de esos pero todavía más grande?

Al notar tu evidente interés por el cuchillo, Damian lo sujeta por la hoja y te lo tiende para que lo puedas tomar cómodamente por la empuñadura y lo analices a tu placer. Una vez que lo haces, te das cuenta de que no hay mucho que analizarle porque noentiendes de qué demonios se trata. La empuñadura del cuchillo es normal y parece estar hecha de algún metal barato, tal vez acero. Lo que no entiendes es la hoja, pues no parece estar diseñada para cortar. En vez de ser una lámina casi plana de metal, es una especie de cono irregular compuesto por algún tipo de cristal medio transparente que brilla con los colores del arcoiris. Y ni siquiera ese cristal parece bien cortado, pues está lleno de irregularidades. Lo único remotamente filoso es la punta, pero sería muy difícil usarla para atravesar algo sólido. No cabe duda de que su uso, sea cual sea, debe ser totalmente mágico.

A todos menos CV Rolling Eyes

Dasslor escribió:-¿Insinuas que las goro-brujas desean uno de esos pero todavía más grande?

-Algo así -dice Damian mientras le tiende el cuchillo a Dasslor para que lo examine-. Nio me refiero a un cuchillo como este físicamente más grande, claro, sino a otro artefacto de diseño y propósito similar pero con capacidades mucho más grandes. El tamaño no lo es todo. Hay muchas otras maneras de potenciar un artefacto mágico. Continúo investigando detenidamente sus notas para encontrar exactamente qué es en lo que están trabajando y crear algo para neutralizarlo, pero es algo que todavía me va a llevar un tiempo.

-Oiga, no quiero parecer descortés, goro. Pero no estoy del todo seguro con qué ha querido proponerme. Es cierto que puedo goro-proporcionar servicios en forja de armamento, armaduras y otros trabajos. Pero lo que me pide está fuera de mi entendimiento, goro. Jamás he goro-forjado nada con "influencia mágica" o como usted lo llame, señor. ¿Sería usted o su hija el goro-responsable de supervisarla? A parte, le informo de que ya tengo una goro-aprendiz bajo responsabilidad laboral y no tengo intenciones de goro-implicarla en su negocio si corremos un riesgo mínimo. ¿Usted que beneficio pretende obtener para usted, goro?

Damian sonríe y se lleva la copa a los labios un momento.

-Lo que quiero proponerle es que quiero ayudar a expander su negocio todo lo posible. Yo le doy dinero continuamente para que amplíe sus instalaciones, contrate más personal y aumente la producción. A cambio de mi inversión, recibo un pequeño porcentaje de sus ganancias. Una vez que eso esté estable, me gustaría que usted y yo colaboráramos personalmente para trabajar en una nueva línea de armas mágicas. Creo que su forja y mi teoría mágica juntas podrían crear algo único. Es un área de oportunidad muy poco aprovechada, pero si no somos nosotros alguien más se aprovechará del mercado y empezará a fabricar objetos parecidos. ¿Por qué no empezar nosotros y hacer lo mejor de lo mejor?


Dasslor escribió:-Mire, si va a entrar en el goro-negocio sería buena idea que se lo comentara a mi aprendiz y la intente convencer. Exigirá más detalles sobre su oferta que yo, creame goro.

Al sentirse observada, Shaku adopta una actitud ofendida.

-D-Dasslor tiene razón. ¡Quiero saber más al respecto! Nosotros somos humildes herreros que fabricamos armas y herramientas, no sabemos nada de cosas mágicas. Aparte, dice usted que está tratando de que esas Gerudo no levanten un artefacto mágico gigante. ¿No sería igual de peligroso dejar que cualquier persona compre magia?

Damian niega tranquilamente con la cabeza.

-Eso es justamente lo que podría evitar si yo mismo encabezara un nuevo negocio de artefactos mágicos. Podría controlar que sus efectos fueran relativamente inocuos. Al precio adecuado a la gente le encantará, ¿no cree, señorita? Y eso se traduciría en un mejor negocio y más ganancias para todos.




Cuando la velada está por terminar, Damian hace una seña para que todos lo escuchen con atención.

-Como veo que mi propuesta fue generalmente bien recibida, me gustaría que quienes pretendan ayudarnos, se presenten aquí mismo pasado mañana durante el alba. Una vez ahí les explicaremos más detenidamente el plan que estamos desarrollando para investigar la Ciudad del Lago y podrán partir con la compañía de Venn y Anell -el mago señala a los mencionados con un gesto de la cabeza.

Acciones
-Libres, pero si Sora postea pronto confirmando si Dasslor acepta ir o no, hago miniactualización para avanzar un poco más el tiempo xD





A CV

El hormigueo en tu cuerpo te detiene un instante, pero consigues sobreponerte a él y continuarte moviendo. Las voces giran a tu alrededor velozmente y tu anillo continúa vibrando ligeramente. Intentas poner en uso tus agudos sentidos para localizar el origen de las voces. Es difícil porque se mueven continuamente, pero entornando tus ojos para penetrar en la oscuridad del bosque, consigues distinguir un ligero brillo en algún punto frente a ti. ¿Será ahí donde se encuentran? El brillo se mueve continuamente, pero una vez que ya lo localizaste, no te cuesta trabajo seguirlo y no perderlo de vista.

Analizando su trayectoria te queda claro que está girando en círculos a tu alrededor sin salir de su cubierta formada por los árboles. Pronto detectas un segundo brillo del otro lado, seguramente el origen de la segunda voz. Teniendo clara la posición estimada de cada una de las dos voces, esperas pacientemente a que alguna se acerque lo suficiente como para atraparla. Tensas cada músculo del cuerpo mientras esperas y, como si leyera tus pensamientos, el anillo de Damian responde vibrando de una forma distinta, como si quisiera dirigirte en una dirección. Dejas tu mano ser conducida por el vibrar del anillo y ves que comienza a apuntar hacia dos árboles a tu derecha que están particularmente cerca de ti. Esperas un poco y ves que una de las fuentes de luz pasa por ahí, dejando cierto tinte azul detrás de ella. A los pocos segundos vuelve a pasar. Mides mentalmente el tiempo que pasó entre ambos momentos e inmediatamente después ves al brillo pasar de nuevo, comprobando tu cálculo.

Lo único que te queda es contar el tiempo de nuevo y en el momento preciso saltar hacia ese punto entre los árboles, con las manos extendidas, intentando detener al origen de la voz.

-¡A-ayudaaa! ¡Ayúdameee! ¡Furfuuur!

Por un instante pensaste que no habías conseguido atrapar al origen de la voz o que era un espíritu, pues simplemente caíste al suelo sin nada en las manos, pero ese grito te hace deducir que al menos conseguiste algo. Te tardas todavía unos pocos segundos en darte cuenta de cierta luz azul que parece estar debajo de ti.

Cuando te levantas, ves salir volando a una pequeña criatura con apariencia humana. Su pelo es de un intenso color azul, viste ropas bastante extrañas de ese mismo color combinado con negro y de su espalda salen dos delicadas alas que se baten rápidamente mientras intenta alejarse de ti. Sus alas moviéndose son las que desprenden el brillo azul que viste. Habiendo pasado tiempo con Crea no te cabe duda de que se trata de un hada. Estando cerca de esta criatura, tu anillo no para de vibrar, cosa extraña porque no parecía reaccionar a la compañera hada de Vanessa y Lena. ¿Por qué ahora sí?

-¡Oh, Zepar! ¡Qué desgracia! ¡Qué dolor! ¡Te he perdido! ¡Te he perdido para siempre!

La otra voz grita dramáticamente perdida en algún punto de la oscuridad, pero no parece tener ganas de acercarse a salvar a su colega.

-¡Oooh, Furfur! ¡Huye mientras puedas! ¡Sálvate tú y déjame a mí! ¡Acuérdate de mí!  ¡Recuérdame toda la vida! ¡Recuerda a quien fue al mismo tiempo sangre de tu sangre y amor de tus amores!

El hada frente a ti igual vocifera sus palabras mientras se lleva el dorso de una mano a la frente y se inclina hacia atrás como si estuviera a punto de desmayarse

-¡Zepaaar, ohhh, Zepar! ¡Nunca te olvidaré, jamás! ¡Serás para toda la vida mi verdadero amor! ¡Algún día nos volveremos a encontrar, luego de la muerte! ¡En otra forma! ¡En otro mundo! ¡En otro tablero! ¡Oooh, Zepar! ¡Los dioses son tan crueles! ¡¿Por qué tenía qué pasarte esto?! ¡¿Por qué?!

La pequeña hada azul frente a ti espera el instante en el que te distraes con la otra voz y emprende el vuelo en dirección a la oscuridad, seguramente para huir de ti. Pero eres ágil y mucho más grande, así que alcanzarla no te debería costar mucho trabajo. ¿Pero valdrá la pena?

Acciones
-Decides dejarlos ir, dudas que valga la pena.
-Siendo hadas residentes en el bosque, tal vez puedan indicarte el camino correcto hacia la tierra de las máscaras, así que decides seguirlos.
-Cualquier otra cosa que se te ocurra.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Sáb Ago 30, 2014 6:30 pm

La escena es surrealista de principio a fin. Al principio me planteo volver a atraparla y exigirle que me enseñe el sendero que busco, pero desisto de la idea enseguida. Aunque la forma de hablar que tienen me recuerdan vagamente a la de Keaton, y por ello no me inspira más que burla en ellas, me parece que lo mejor será dejarlas libres. No voy a ser yo quien separe a esta pareja de hadas o lo que narices sean; ¿por qué habrá reaccionado el anillo? Quizás no sean realmente hadas aunque tengan su forma. En fin, nunca entendí los asuntos de magia y no va a ser ahora cuando me ponga a razonarlos.

Me encojo de hombros y observo cómo se aleja. Lo mejor será adentrarme en el bosque y alejarme de estas hadas antes de que empiece a entender sus extravagantes palabras, porque si lo hago, habré enloquecido. ¡Pero seguro! Mientras camino me percato de que hace mucho tiempo que no saco eso. Me llevo la mano al interior del chaleco al tiempo que me bajo la bufanda de la boca al cuello para aproximar mi armónica. Es gracioso, tengo ganas de arrojarla por ahí y que se pudra en este bosque. Pero ahora no puedo. Ahora sencillamente me la llevo a mis labios y soplo mientras camino hacia adelante, en busca de algún rastro y dejando que la melodía inunde mis pensamientos.

avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Sáb Ago 30, 2014 9:01 pm

Y pensar que este goro-trabajo tan sencillo es para empuñar este tipo de arma mágica tan singular, goro. De tener capilares como los hylians admitiría que los tendría de punta ahora mismo.

-------------------

El goro-comentario de Shaku me deja algo sorprendido. Esperaba que estuviese más ilusionada, pero siempre ha sido de mejor goro-razonamiento que yo a la hora de negociar, tanto en la taberna como en la goro-herrería. Termino por dirigirme a Damian todavía indeciso.

-¿Se ocuparía usted mismo de limitar la magia que albergarán esas futuras goro-armas? No me gustaría producir goro-armamento mágico y peligroso llegado el momento. Sobre todo si demasiada gente lo reclama, goro. Mi goro-tribu ya ha cometido el error con las Gerudo de entregar a un ejército armas cotidianas, goro. ¿Pero qué me dice si su goro-idea de armas termina usándose para lo mismo que hace nuestro goro-enemigo?

-----------------------

Tras la cena y escuchar el goro-plan de Damian me atraviesa la goro-cabeza el recordatorio de que no puedo dejar la goro-tienda. A menos que vuelva a poner a Shaku al mando, goro. Ella seguro que goro-encantada, como siempre que está al cargo. ¿Pero para qué seguir peligrando de nuevo en goro-combate? ¿Dinero,goro? Mis problemas con las rupias son estables y van solucionándose, goro. Ni Keaton podría convencerme con tal de que acepte como un codicioso, goro. Sin embargo la propuesta del goro-anfitrión con mi goro-negocio me ha dejado sin goro-pensamientos para un buen rato mientras lo medito torciendo mi goro-boca de piedra a cada intervalo. Pensándolo bien, el negocio perduraría, goro. ¡Lo cierto es que me gustaría tener las ganancias y gastos equilibrados para cogerme unas goro-vacaciones! ¿Cuándo fueron las últimas, goro? Y no, el goro-viaje que hice en la compañía de Venn no cuenta como unas. ¡Maldita sea, goro!

-Si vamos a terminar con una goro-guerra, que se olviden de invadir mi goro-herrería y la calle entera.- respondo a regañadientes encendiendo la goro-pipa de piedra, tomando la primera goro-calada de humo azul para calmar el tono y poner voluntad en mi voz- Prefiero prevenirla ostiando a quien haga falta, goro. Hylians, sheikahs, zoras... en especial gerudos.
Aspiro a conciencia todo el humo aromático que da la goro-hierba quemada de la goro-pipa y termino apagando el escaso fuego de las cenizas, aplastándolas con el goro-dedo.

-Y que nadie me mire mal por luchar contra mujeres, goro. En el campo de goro-batalla se enfrentan a todos por igual. No me goro-educaron con los pastelosos modales de los hylians.
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Mar Sep 02, 2014 2:18 pm

Miniactualización

Litch se une a la partida!

A Litch

Llevas varios días viviendo en la Ciudad del Lago mientras predicas la palabra de Nayru y buscas rastros de tu madre. Afortunadamente una de las primeras personas que le abrieron las puertas de su corazón al mensaje que tenías para informarles también te abrió las puertas de su casa y te acogió en su hogar. De esta forma has tenido cómo resguardarte gratuitamente luego de pasear por el centro del pueblo mientras le hablas a las personas de los designios que la Diosa de la sabiduría, la magia, el mar y todo aquello que es bello tiene para quienes se postran ante ella.

Lamentablemente, aunque tu palabra ha tenido buena acogida, no has tenido los mismos buenos resultados en tu búsqueda y eso te desanima un poco. Aun así persistes en tu intento con la esperanza de que Nayru en su infinita sabiduría te guíe hacia el camino adecuado.

Esta tarde no tuviste mucha suerte reuniendo la atención de tantas personas como otros días, pero no te desanimas pues conseguiste la atención de una pequeña deku que se presentó como Daya. La encontraste desanimada sentada en la plaza principal del pueblo y al conversar con ella te enteraste que fue abandonada por sus amigos y ahora no sabía muy bien qué hacer. Se interesó al instante en lo que tenías que decirle, aunque en el fondo sospechas que lo único que la muchacha quería era compañía, fuera de quien fuera.

Cuando cae el atardecer ambos deciden dar un paseo por la orilla del lago. La muchacha no está muy bien educada, pero definitivamente es amable, y más allá de la crudeza de su manera de expresarse y de sus gestos puedes entrever a una persona bastante más inteligente de lo que aparenta y posiblemente de lo que ella misma sabe.

El lago estos días está poco accesible para las personas comunes pues la mayor parte de la orilla cercana al pueblo está ocupada por soldados y trabajadores provinientes de la gran ciudad de Hyrule. Por lo que te contó la señora Rastem, la mujer que te acogió en su casa, los enviados de Hyrule llegaron hace un par de semanas luego de hacer un acuerdo con las cabezas de familia de la Ciudad del Lago para explotar una mina de piedras preciosas que había en una isla en el centro del Lago y darles un buen porcentaje de ellas. A partir de entonces es muy difícil pasear o bañarse en el lago gracias a que por todos lados hay gente trabajando y construyendo cosas.

Pero ahora que la tarde está cayendo hay menos personas así que es posible pasar un rato de tranquilidad. Daya te cuenta con algo de tristeza sobre sus padres muertos desde que era muy pequeña y cómo un curandero deku llamado Darem la adoptó y le enseñó muchas cosas.

Sin embargo, la conversación es interrumpida cuando ven a un grupo de gente del pueblo agrupándose cerca de donde están. Los escuchan gritar cosas como si estuvieran enojados y pronto se acerca un par de los soldados para tratar de dispersar a la multitud.

Acciones
-Decides acercarte a ver que está pasando.
-Decides sugerirle a Daya que ignoren eso y sigan conversando.
-Cualquier otra cosa que se te ocurra.


A Caballero Verde

Decides dejar ir a las hadas y mejor continúas tu propio camino siguiendo el sendero, aunque cuando avanzas un pedazo es cada vez más difícil llamarlo de esa forma. Poco a poco el camino se pierde con la maleza y distintas plantas que lo atraviesan. Aun así continúas adelante, aprentando la mano del anillo para distinguir cualquier variación en su forma de vibrar. La canción que tocas te ayuda a relajarte y caminar con seguridad, aunque entre más avanzas más vuelve esa terrible sensación de hormigueo en el cuerpo.

Vuelve a tirar para resistir la maldición

Reacciones como reacciones a esa terrible sensación, pronto llegas a un claro en el bosque. Los árboles a tu alrededor son altos, pero aquí se alcanza a distinguir la luz del sol que te avisa que es de día. Este claro debe ser el final del sendero, pues no ves ninguna abertura considerable entre los árboles en ningún otro lugar. Si quieres avanzar más allá de aquí probablemente tendrás qué aventurarte en la total oscuridad.

Mientras estás pensando en eso, ves a una silueta moverse entre la vegetación. Entornando los ojos te das cuenta que se trata de una figura humana pero muy pequeña, del tamaño de un niño. Su ropa verde se confunde con las hojas y la maleza, pero aun así consigues seguirle el rastro.

Acciones
-Sigues a la figura.
-Decides ignorarla y aventurarte en la oscuridad.
-Cualquier otra cosa que se te ocurra.

A Pris, RiaJ, Sora y Zafy

-¿Se ocuparía usted mismo de limitar la magia que albergarán esas futuras goro-armas? No me gustaría producir goro-armamento mágico y peligroso llegado el momento. Sobre todo si demasiada gente lo reclama, goro. Mi goro-tribu ya ha cometido el error con las Gerudo de entregar a un ejército armas cotidianas, goro. ¿Pero qué me dice si su goro-idea de armas termina usándose para lo mismo que hace nuestro goro-enemigo?

Damian sonríe con amabilidad.

-Hay una diferencia, y es que yo soy quien estaría creando y diseñando. ¿Cree que no tendría control sobre mi propia obra? Encuentro ese comentario casi ofensivo, señor Dasslor. No se preocupe, sé lo que estoy haciendo. Ya lo verá llegado el momento, el negocio prosperará si lo hacemos de la manera correcta.




Cuando todos han aceptado ayudarlo a investigar, Damian asiente y se pone de pie.

-Entonces, como dije, les pido que se presenten aquí en casa pasado mañana al amanecer. Por ahora, creo que es un buen momento para detener la velada, tengo mucho trabajo qué realizar.

Sin más, Damian se levanta y abandona la habitación y el mayordomo que los ha estado atendiendo los conduce a la salida del recinto.

Dos días después se presentan tal y como acordaron en la casa de Damian. Ahí los esperan el mago, Venn y Anell.

-El objetivo es simple -les explica Damian mientras les muestra provisiones y caballos que les mandó preparar para el viaje-. La idea es que vayan al lago, investiguen lo que saben los locales, se asomen en la construcción y busquen rastros de soldados Gerudo infiltradas o gente trabajando para ellas.

Damian les tiende a cada uno de ustedes y también a Venn un collar con una pequeña piedra color ambar.

Estos collares contienen un familiar. Es básicamente una criatura hecha de pura magia que irán mágicamente con la persona que ustedes designen a comunicarle un mensaje que quieran enviar. Todos son de un solo uso, pero probablemente les sirva en alguna ocasión. Usen al menos uno de ellos para comunicarme sus progresos cuando descubran algo.

Sin más, el mago los manda guiados por la pareja de humanos camino al lago.




Tras todo el día de camino, un poco después de que ha caído el amanecer llegan a la Ciudad del Lago. Aunque más que una ciudad es más bien un pueblo. No tiene nada que ver con Hyrule, todo ahí son casas pequeñas y espaciadas con enormes espacios en los que se plantan huertos y se cuidan animales. No parece haber nadie afuera ahora que el sol está cayendo, así que nadie los ve llegar. En el fondo se aprecia la masa de agua más grande de la región, el Lago de Hylia, llamado así en honor a la diosa de las leyendas. Saben que su extensión es limitada, pero aun así desde donde están se siente como si siguiera infinitamente hasta el horizonte. En medio del lago alcanzan a distinguir enormes siluetas. ¿Será ahí donde los soldados están trabajando?

Acciones
-Buscan un lugar para resguardarse de la noche.
-Deciden acercarse de una vez al lago para investigar.
-Deciden buscar pistas alrededor del pueblo.
-Cualquier otra cosa que se les ocurra.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Litcharm el Mar Sep 02, 2014 3:08 pm

"Ninguna pista." Pienso a mis adentros. "Este es el primer lugar donde creía que estaría mi madre y no hay ni una mísera pista de su paradero. Solíamos visitar este sitio cuando íbamos a propagar la palabra de Nayru juntos." Aprieto los dientes en señal de resignación. Al momento me relajo porque de esa manera no iba a lograr nada.

Cuando subo la mirada, veo a una pequeña Deku cabizbaja sentada en la plaza de la ciudad. Me acerqué a preguntarle lo que le pasaba. Le costó hablar al principio, pero después de unos momentos de charla tranquilizadora me contó lo que le pasaba. Me sorprendió porque se asemejaba mucho a lo que me ha pasado a mí. No podía dejarla sola en esa plaza, así que respondí con una sonrisa y le dije: "Yo también estoy buscando a alguien. ¿Qué tal si buscamos juntos?"

Me llenó de felicidad al ver sonreír a Daya cuando le dije eso. Decidimos estar relajados ese día y dar un paseo por el lago. Me sentía bastante bien de haber conocido a alguien con quién pudiera compartir mi vida. Creo que los dos sólo necesitábamos tener a alguien al lado. Un buen amigo.

A parte de esto, me ha sorprendido bastante la cantidad de soldados que hay en Ciudad del Lago. Me contaron que vinieron unos enviados de Hyrule, pero...¿Tantos? Y sólo para explorar una isla llena de piedras preciosas que hay en el centro del lago. ¿Qué tendrán esas piedras? ¿Por qué están tan interesados por ellas? Ahora tengo curiosidad de saber qué son esas piedras. "Um...Daya. ¿Sabes algo sobre lo que está pasando ahora mismo en Ciudad del Lago?" le pregunté porque creía que estaba más tiempo que yo en esta ciudad.

Antes de que me pudiera responder, escucho un bullicio a mis espaldas. Me giro rápidamente y veo una maraña de gente hablando a grito pelado cerca de donde nos encontramos Daya y yo. Mi curiosidad es demasiado grande para resistirme. Le di un toque a Daya para señalarle que oigamos de lo que están hablando esas personas. Tengo la sensación que me dará pistas sobre la isla del lago y puede que sobre mi madre. Nos ocultamos detrás de un arbusto y empezamos a escuchar lo que decían. Oh, Nayru. Perdóname por ser tan cotilla.
avatar
Litcharm
Audino

Mensajes : 15
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 31/08/2014
Edad : 23
Localización : Capital de las Sombras

Hoja de personaje
Nombre: Zoalin Randell
HP:
60/60  (60/60)
EP:
80/80  (80/80)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 27 de 29. Precedente  1 ... 15 ... 26, 27, 28, 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.