El Coloso del Desierto (En Juego)

Página 1 de 29. 1, 2, 3 ... 15 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Ago 07, 2011 9:32 pm

Dudas y Sugerencias
Tiradas de Dados

INICIO DEL JUEGO

Ahora que conocen en qué mundo se vivía podemos comenzar nuestra historia, pero por dónde abordarla es la verdadera pregunta. Un cuento tan grande como este, protagonizado por tantas personas, no necesariamente tiene un solo inicio definido. ¿Cómo decidir desde qué punto comienza nuestra historia y antes de cuándo era la historia de otras personas que trataba sobre otras cosas? Tal vez el inicio sea la líder Gerudo que mucho tiempo atrás, antes de que empezara todo, decidió que exploraran qué había fuera de sus territorios. Por otro lado, quizá podríamos empezar con algo tan simple como un chico Zora huyendo de la traición, con algo tan sonado como el misterio del Bosque del norte y las sombrías circunstancias que llevaron a su desaparición, o con algo tan poco relevante para el espectador casual como es el clan Sheikah separado por la desgracia y la muerte.

Pero no, mis niños, no partiré de nada de eso. Ni siquiera será de la ascensión del legendario héroe Goron cuyas leyendas todavía resuenan en las paredes de la Ciudad de Piedra, ni de la forma en la que una bondadosa joven abrió Kakariko para todas las personas sin hogar. Espero que me disculpen porque me saltaré algunos sucesos importantes, aunque muchos de ellos tarde o temprano saldrán a relucir en nuestra historia, aún si son como ecos distantes de sucesos pasados o futuros. Si les parece, comencemos una vez que ya había avanzado este suceso que con el tiempo fue llamado guerra. Hay tres puntos principales que probablemente convergerán tarde o temprano. Les explicaré en detalle cada uno de ellos y las consecuencias que tuvieron entre los distintos pueblos: El robo de una caravana camino al lago, el ataque en Hyrule y la investigacion en el Bosque del Norte, todos relacionados a las Guerreras Pelirrojas. Presten atención y verán que eventualmente todo cobrará sentido. Vamos, adentrémonos en este antiguo mundo del que ahora solo quedan sombras y recuerdos.





A Zeld [En Motocicleta]

Vas en una caravana de carretas que hace un día salió de Hyrule. Luego de escuchar de la pacífica y fructífera ciudad del Lago, has decidido visitarla para conocerla y ver por ti mismo aquellas maravillas artísticas de las que te hablaron. La carreta en la que vas pertenece a un mercader Hyruleano que parece estar transportando una importante mercancía cuidadosamente envuelta en la parte trasera. Tras un pequeño pago aceptó llevarte, junto con otras personas que también estaban necesitadas de transporte hacia allá. Se trata de un grupo bastante particular, consistente en ti, un alto Zora con rostro despreocupado, la que parece ser una pareja de Hylian que hablan en voz baja entre ellos y otro Deku de aspecto mayor y semblante serio que saltó suavemente al interior de la carreta hace rato. Agitando un poco tus pies colgantes, te inclinas hacia el respaldo de tu asiento y aspiras el aire de campo. Se siente más limpio y libre que el del profundo bosque al que estás acostumbrado. Luego de eso, vuelves a notar a tus compañeros de viaje.

Acciones:
-Tienes la oportunidad, si así lo decides, de tratar de entablar conversación con quienes desees.


A James

Vas en una caravana de carretas que hace un día salió de Hyrule. Ya estuviste ahí durante un tiempo, quedándote en una posada mientras te preguntabas qué hacer luego de echar toda tu vida por la borda y huir, lanzándote a un mundo desconocido en su mayor parte. Ahora te diriges a la Ciudad del Lago, pues sientes que te hace falta un poco de ambiente húmedo. En la carreta de carga en la que conseguiste que te aceptara como pasajero el mercader que en ella conduce su mercancía también van dos Deku (uno de los cuales saltó al interior de la carreta cuando ya iban de camino) y dos Hylian que hablan entre ellos en voz baja.

Acciones:
-Tienes la oportunidad, si así lo decides, de tratar de entablar conversación con quienes desees.


A SuperBardo64

Camino al lago, encontraste una caravana de carretas que parecía dirigirse hacia esa dirección. Luego de varios días de caminar sin parar, decidiste que sería buena idea saltar en alguna de ellas para que te dieran un paseo gratis. Ya huirías de ella rato antes de llegar a su destino. Tu sorpresa fue grande, sin embargo, cuando encontraste a otros pasajeros ya acomodados en los asientos.

Tras considerar tus posibilidades rápidamente, has decidido que posiblemente lo mejor sería hacer como si nada hubiera sucedido, por lo que te acomodas en un asiento sin decir ni una palabra.

Acciones:
-Tienes la oportunidad, si así lo decides, de seducirlos tratar de entablar conversación con quienes desees.


A SoraNogar

Hace una linda mañana en la ciudad de Hyrule. No parece que será un día muy distinto a lo usual. Una vez que almorzaste unas cuantas piedras que tenías guardadas en tu almacén te dispones a trabajar como cada día hasta que sea la hora de abrir la tienda. Hoy trabajas en algo distinto, unos brazaletes que han sido heredados por tu familia, los estás intentando restaurar. Trabajas arduamente por un par de horas sin prestar mucha atención de lo que sucede en el resto de la ciudad. No te enteras de nada hasta que escuchas la voz de Shaku que proviene de fuera. No suena como que esté presenciando algo que le agrade, así que te apresuras en salir para ver qué pasa. Tu sorpresa es grande cuando encuentras que el camino está repleto de personas que se alejan, soldados que corren y bestias que entran y salen a su antojo. Son criaturas que parecen cerdos, pero con forma humana y armados. Considerando los sacos que traen a sus espaldas, posiblemente estén robando. Tu aprendiz se encuentra a medio camino, viendo con gran consternación lo que sucede justo frente a su casa.

Intentas hacerle una seña para que vuelva a casa contigo, pero no parece notar tu presencia. Su expresión de sorpresa, sin embargo, ha desaparecido. Ahora ves cierto brillo en sus ojos que conoces muy bien: Se le ocurrió algún plan y está a punto de echarlo a andar. La ves meter su mano en la bolsa que siempre trae colgada y empezar a hurgar a ciegas. Justo mientras eso hace, una de las bestias se detiene junto a ella y la toma del brazo para arrastrarla. Pero antes de que puedas reaccionar y correr hacia allá para tratar de defenderla, el monstruo retrocede aterrado, soltando sus armas y sujetando con fuerza una de sus manos, viendo cómo su carne se deshace poco a poco. Inmediatamente después ves a Shaku guardar rápidamente algo en su bolsa. El gusto no le dura mucho porque otra bestia la embiste y la arroja al suelo. Te acercas, pero otra te detiene y hace gesto de golpearte. No estás listo, sin embargo, así que el golpe de su mazo en tu pecho te hace retroceder. Para cuando acuerdas, todas las criaturas están corriendo fuera de la ciudad con sus botines y no hay rastro de Shaku en ningún lado. Miras alrededor pero los soldados parecen estar muy ocupados calmando a la muchedumbre que se empieza a aglutinar en el área e identificando quienes quedaron heridos como para notar la desaparición de la chica. Unas cuantas personas, sin embargo, parecen haber notado lo sucedido y se han quedado observando el lugar por el que se fueron, echando también miradas fugaces hacia ti. Hay un joven con un sombrero de paja en la mano a unas casas de distancia y un poco más allá hay lo que parece ser una pareja.

Acciones:
-Vuelves a tu tienda pues se acerca la hora de abrir. Ya se cuidará Shaku sola.
-Vas a llenar formas para presentar una queja en el edificio de gobernación.
-Tratas que alguno de los soldados te haga caso y te acompañe a buscarla.
-Sacas de tu casa tu arma y te lanzas a buscar a los ladrones por ti mismo.
-Buscas entre los que notaron el secuestro a alguien que te acompañe.
-Dejas que Ledink y Zalda se encarguen de salvar a Shinry de las horribles garras de Fathendorf


A RiaJ

Te encuentras tranquilamente en tu casa. Estás de licencia, así que no tienes qué acudir a los cuarteles en un tiempo. Planeas tomarte este día de descanso y probablemente después vayas a visitar a tu familia en el lago, que ya va un tiempo que no los ves. Mientras sacas brillo a la espada de tu abuelo, escuchas ruidos fuera. Te apresuras en dejar la espada sobre la mesa y asomarte para ver qué pasa.

Una vez ahí, encuentras que esa parte de la ciudad está en caos. Moblins entran y salen a placer de algunas casas, cargando con las pertenencias y provisiones de sus habitantes. Decidido a cumplir con tu deber como ciudadano te apresuras a volver a tu casa y tomar tu espada, pero para cuando acuerdas, ya hay una legión de soldados echando a los Moblins de la ciudad. No parece que seas muy necesario y, considerando que acabas de tomar vacaciones, probablemente sea mejor dejarle a ellos el trabajo. Pero tu dilema moral desaparece abruptamente cuando escuchas el chillido de una chica que se enfrenta ella misma a un monstruo, para momentos después ser arrastrada lejos por otros dos. Un Goron que se asoma a unas tres casas de distancia de la tuya intenta acercarse, pero otro ladrón lo nota moviéndose y lo golpea para devolverlo de donde vino. Cuando se recupera, pone cara aterrada al notar que se llevan a la chica y mira alrededor.

Acciones:
-Vuelves rápidamente a tu casa por tu armadura y tu espada para tratar de alcanzar a los Moblins.
-Hablas primero con el Goron.
-Decides que es más importante ayudar a tus compañeros, así que te tomas el tiempo de ponerte todo tu uniforme de soldado y vas a apoyarlos.
-Te sacas tus boobs y te las lames
-Alguna otra combinación de las anteriores.

NOTA. Toma en cuenta, sin embargo, que dependiendo de la combinación de acciones es el tiempo que te tomará hacerlo todo y eso podría afectar el resultado final.


A Caballero Verde y a Lautarileo

Llevan ya un tiempo viajando. Han estado en el Río Zora y en Hyrule, tratando de encontrar información sobre la actividad Gerudo y pistas que puedan conducir al paradero del resto del clan Kalahed. Lo más relacionado que consiguieron son rumores sobre movimiento Gerudo cerca del Bosque del Norte. También que Lume, el gobernante de Hyrule, ha estado movilizando tropas hacia esa área, por lo que todo huele a que pronto podría desatarse un enfrentamiento. Tú y tu compañero planean aprovechar las habilidades que obtuvieron en su pueblo natal para entrar, averiguar qué es lo que sucede y salir sin ser vistos.

Una vez en las inmediaciones del bosque, se encuentran con una comitiva Gerudo que consta de unas diez mujeres, todas con caras graves. Desde lejos las siguen y notan que se adentran entre los árboles, por lo que entran junto con ellas.

Con mucho cuidado consiguen seguirlas en silencio. Hay un punto en el que todas se detienen y observan a quien parece la líder, como esperando a que diga algo. La Gerudo en cuestión posee un aspecto algo distinto al resto: su piel es un poco más oscura, sus ropas son marrones y oscuras con bordes dorados y una arracada azul adorna su oreja derecha. Comienza a hablarles con tranquilidad y sin expresión alguna en su rostro. Tú y tu compañero se acercan un poco más para lograr escuchar y al final lo consiguen.

-...no dejen nada sin revisar. Recuerden, tiene qué haber alguna señal física, lo que sea. Una tabla, una inscripción, una marca en el suelo. Algo.

Otra Gerudo se cruza de brazos preocupada.

-Pero ni siquiera estamos seguras qué tanto se extiende el bosque y se hablan cosas feas de lo que habita en la profundidad.

La líder asiente con una sonrisa forzada.

-Sí, pero por algún lado tenemos qué empezar. Si no encontramos nada, nos veremos forzadas a adentrarnos, pero en ese caso no seremos nada más nosotras. Habrán más guerreras para apoyarnos. No se preocupen, no está previsto que nos pase nada y así sucederá. Nos mantendremos cerca y nos ayudaremos entre nosotras si es necesario ¡Vamos! ¡Vamos!

Las Gerudo se esparcen por todo el lugar, solo quedándose la líder en donde mismo. Con un movimiento fluído y gracioso saca de debajo de sus ropas un colgante con una redonda piedra azul. Lo toma entre sus manos y, cerrando los ojos, comienza a murmurar.

-...bosque... ya buscando... señal si sucede algo...

Acciones:
-Siguen observando el comportamiento de las Gerudo, tratando de permanecer en silencio.
-Se arrojan a pelear contra ellas. (Requiere una tirada de 100 dados de 6 caras y una estrategia de pelea tan detallada como les sea posible)
-Tratan de capturar en silencio a alguna o a la líder (Requiere tirada de 10 dados de 6 caras)
-(Para Vladis) Tratas de robar la piedra de la Gerudo. (Requiere tirada de 15 dados de 6 caras)
-Intentan convencer a las Gerudo de hacer con ustedes una masiva orgía en pleno bosque.
-Alguna otra acción que implique sigilo.


A Zeld [En Motocicleta], James y SuperBardo64

El sol está llegando a su punto más alto cuando sienten que los caballos que tiran de la carreta han dejado de andar y, con ellos, todo el vehículo. Preguntándose si hay un motivo para detenerse, se asoman por una de las entradas y, en la lejanía, ven cómo el resto de la caravana se aleja sn esperarlos. Tratando de ver por el otro lado, se encuentran con el conductor de la carreta caendo al suelo, con una gruesa línea roja que atraviesa su cuello y un espeso líquido del mismo color chorreando a través de ella. Su sorpresa se incrementa cuando detrás de él aparecen caminando varias Gerudo. Al escuchar unos ruidos hacia atrás y voltear, notan que un pequeño carruaje ha aparcado justo detrás de ustedes, y que otras pelirrojas pasan toda la carga del mercader hacia allá, para irse prontamente. En cuanto acuerdan, solo se ha quedado un par de guerreras, que los miran fijamente, blandiendo sus espadas y bloqueando las salidas de ambos lados.

-Bueno. No esperábamos encontrar a más personas, así que si vienen voluntariamente con nosotras, no tendremos qué deshacernos de ustedes todavía.

Inmediatamente después la otra se fija en la marca que Zach tiene en la muñeca.

-¿Pero qué es esto? ¿Eres uno de los nuestros? ¿Qué haces perdido por acá? Jejeje, las capataces estarán contentas de verte volver, amiguito.

La Gerudo sonríe con malicia mientras habla, pasando su dedo por el filo de su arma.

Acciones:
-Les hacen caso y, levantando las manos, salen lentamente de la carreta.
-Intentan disuadirlas de que los dejen ir.
-Se enfrentan a ellas en un juego de cartas para niños combate. (Requiere una tirada de 100 dados de 6 caras y una estrategia de pelea tan detallada como les sea posible)
-(Para Zach) Te tiras al suelo y lloriqueas como niña pidiendo clemencia

NOTA. Ustedes tres tienen dos puntos de tiempo en el que pueden actuar: El momento de plática antes del incidente y la reacción ante las Gerudo. Si planean entablar conversación (Pues es completamente opcional), pueden, ya sea, jugar la conversación antes y, una vez que la acaben, pasar al momento del asalto; o hacer ambas en un solo post y, si es necesario, irse respondiendo entre ustedes. Tomen en cuenta, sin embargo, que lo único que obligatoriamente les pido para el final de la semana es la reacción durante el asalto.
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Mar Ago 09, 2011 6:44 pm

Me parece que el goron busca a la chica que se acaban de llevar, y no creo que el ejército eche de menos a un solo soldado, así que me saco mis boobs y me las lamo vuelvo, me equipo mi armadura y mi espada y corro hasta donde el goron.

-¿En qué dirección se han llevado a la chica? -pregunto con desesperación.
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Vie Ago 12, 2011 6:28 am

Estoy en el bosque del norte y me preparo para… Guau, guau, guau. Espera un momento, diréis. ¡Vladis! ¿Tú no estabas sólo para el asunto de tu familia? ¿Y no ibas a intentar robarle a algún inocente en Hyrule? Pues sí, yo tenía esa intención. No me preguntéis cómo, pero al final acabé incluso visitando parte del Río Zora junto a Ruasilor en busca de información. Y acabamos metiéndonos en temas importantes sobre recoger datos sobre las Gerudo…

¿¡Pero por qué tengo tan mala suerte!? No bastaba con mandar a Sheikah más experimentados , o mandar incluso a Ruasilor con otro. ¡No señor! ¡Tenían que encomendarme, aparte de buscar rastro de mi familia, esta misión que debería tomar otro! Y lo mejor es que hasta el momento, lo único que he averiguado es algo sobre la actividad Gerudo en esta zona. Nada de nada sobre la misión por la que me obligaron a alejarme de Kakariko. Pero en fin, no tiene sentido que me queje, al fin y al cabo lo hago por mi propia voluntad. Suena raro después de que me haya estado quejando así, ¿verdad? Nos han adoctrinado para hacer esto sin rechistar, ¡pero tenía que decirlo! Aunque no acostumbro a hacerlo, es solo que siempre me sorprenderá que se las ingenien para aprovechar cuando salimos del pueblo para darnos más trabajo del previsto.

Y aquí estamos, espiando a un grupo de Gerudo que buscan algo en este bosque del que tanto desde mucho antes de que naciéramos. Por lo pronto, me queda claro una cosa: Ruasilor debe estar alucinando viendo a tantas Gerudo juntas. La mayoría son conocidas por su belleza y algo de cierto hay en ello. Aunque siendo sincero, me gustan más las féminas de Kakariko, aunque la mayoría sea capaz de darnos una paliza si no hacemos lo que quieren… Escucho la pequeña conversación oculto junto a mi amigo y me llama la atención la piedra que porta la que parece la líder. Por un momento me tienta robársela, pero no lo haré. Llamadme cobarde, pero tengo mis motivos: no soy tan bueno como para robarle la piedra delante de sus narices y esta vez creo que Ruasilor no podría ayudarme de algún modo. Pero también está el detalle de que estamos aquí para enterarnos de qué buscan: si robase esa piedra, posiblemente lo único que conseguiríamos es quitarle la comunicación con quien sea que esté hablando y se alejarían de aquí, sin saber lo que buscaban. Y si fallara, dudo mucho que pudiéramos hacer mucho contra ella, esté o no separada del resto… así que por el momento pienso que lo mejor es mantenernos y seguirlas hasta descubrir qué traman en este bosque que Kafei investigaba junto al bosque del sur.

Le comunico en la oreja y levemente a Ruasilor lo que acabo de razonar, para saber qué opina él:

-Además-añado tras ello, mirando de vez en cuando a la capitán Gerudo y teniendo cuidado de que no se percate de nuestra presencia- Si luego vemos que nos interesa robársela, podemos elaborar la típica estrategia de que uno distrae a las tropas mientras el otro la consigue. No es que esté muy seguro de que podamos hacerlo, pero quiero creer que tenemos esa posibilidad más adelante.

Por otro lado, me preocupa que alguna de las Gerudo que se dispersaron nos encuentre y dé la voz de alarma. Esperaré a ver qué opina Ruasilor para decidir finalmente qué hacer, al fin y al cabo, sea lo que sea que hagamos al final debemos mantenernos unidos como siempre nos han enseñado, y más si es una tarea difícil.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Lautarileo el Vie Ago 12, 2011 12:35 pm

Genial...Gerudos en plan de busqueda, ¿sera que buscan algun artefacto o fuente de energia místico-magico-alquimico de deidades antiguas perdidas en la eventualid de eones interminables?
...
...
... Si, estoy divagando mentalmente, necesito un trago, pero no es el momento adecuado.

Vladis y yo seguiamos observando. Primeramente su actitud era extraña, buscando algo en esos bosques malditos que tragan a la gente cual voraz animal. Ellas o estan buscando algo muy importante, o son ambiciosas, o de plano estan locas.

En segundo Lugar, eran muy pocas para ser un ejercito, ni siquiera una cuadrilla. eso es para nosotros una ventaja, pues con nuestro entrenamiento somos claramente superiores, pero aun asi y como se nos enseño desde el principio de nuestro entrenamiento "En la confianza esta la madre de las desgracias"

Vlad me hizo una seña para alejarnos un poco y me comento sus pensamientos y su razonamiento sin dejar de mirar a la lider de la "expedición". En cuanto terminó saque mi petaca del bolsillo y bebi un sorbo para contestarle con la boca menos seca.

-No, no estoy alucinando, las Gerudos tiene mucho...Olfato, para mi gusto; aunque "Ruasito" no tiene ojos- le contesté por susurros con una sonrisa- ademas sea lo que sea que ellas busquen nos sirve, seamos sinceros Vlad, estamos cortos de efectivo.

Le mostre las bolsas con nuestro dinero en las cuales facilmete sobraba espacio, aun con el triple nudo.

-Si hemos de seguirlas, debemos utilizar el entorno, las Gerudos son de tierra arida y nula vegetación-comenté en voz baja mientras con un rapido vistazo analizaba los arboles gruesos, firmes y la poca luz que se colaba por ellos, sin dejar de ver a la femenina lider - usemos lo que nos dieron las diosas a nuestro favor

Me afirmé en un arbol grueso, covenientemente escondido de la vista de la unica Gerudo, a la vez que colocaba mis manos juntas y abiertas en posicion para levantar a alguien.

-Si la vamos a hacer espionaje, juntos seremos facilmente vistos y obligados a pelear-comenté a Vlad mientras preparaba mi cuerpo para soporar mas peso- tú, sube a los arboles y vigila desde ahí, yo me quedo en tierra por el peso de mi ropa, ambos en flancos contrarios, si uno es encontrado por casualidad el otro lo salva, pero por ahora tienes razon solo observemos.

Me afirmo en mi lugar y espero la respuesta de Vladis, aunque en esta posicion es facil ser visto asi que espero que reaccione como cualquier Sheikan, o sea rapido.
avatar
Lautarileo
Honchkrow

Mensajes : 105
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 29
Localización : Lenoroc

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Vie Ago 12, 2011 5:00 pm

Muestro una media sonrisa mientras me llevo la mano vendada a mi barbilla ante su primer comentario. Escucho sin mediar palabra lo que me dice y finalmente, cuando se coloca para lanzarme al aire, suelto el brazo y miro con cuidado a la Gerudo. Efectivamente es lo mejor que podemos hacer: no me gusta la idea de tener que estar por encima de árboles de un bosque mágico o lo que sea, pero es lo mejor. Me lanzo contra Ruasilor rápidamente, y procurando no hacer ruido, me apoyo en él para alcanzar el árbol. Desde arriba, procuro ir con cuidado y voy observando las ramas que me rodean, asegurándome de que sean resistentes a mi peso para cuando necesite saltar sobre ellas para seguir a las Gerudo en cuanto se reagrupen. Miro desde lo alto a Ruasilor, haciéndole un gesto de aprobación, y me dispongo a ocultarme a la espera de novedades o de seguirlas.

avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Vie Ago 12, 2011 8:23 pm

Genial, goro. Ahi se va mi goro-negocio... Realmente es un goro-suicidio intentar ir tras ellos solo, goro. ¿¡Pero que hago entonces, goro!? Claramente me quedaré sin futuro para la herreria y sin té para siempre, goro. Pero...¡No,goro! ¡¡Lo que me da goro-rabia de verdad es que se la lleven con su goro-aprendizaje ya empezado( lo que equivale a goro-interminables semanas de esfuerzo y molestia,goro)!! ¿Y para que se la llevan, goro? ¿Venderla de esclava y que a mi me toque ser el goro-culpable por que ella estaba de camino a mi goro-tienda? ¡¡NI HABLAR, GORO!!

Goro-lamentablemente, no evité soltar un goro-puñetazo a la casa que está al lado y termino por abollar parte de la goro-pared. Suerte que nadie lo habia notado, goro. Si no estaría perdiendo el dinero de este mes pagandolo, goro.

Miro a mi goro-alrededor intentando encontrar alguno de los soldados, pero todos se están goro-dispersando por las calles, y los que no, empiezan a hablar con los lugareños, goro. Problema que no me importaria solucionar goro-apartandoles. Pero antes de goro-hacerlo, aparece un hylian, que me pregunta por mi aprendiz y el paradero de esa goro-escoria.

-........

¿Goro?¿¡Acaso pretende ir por su cuenta, goro!? No parece ni ser goro-soldado. Hay que estar loco... Sin embargo, podria contarlo como una pequeña goro-ventaja en caso de que no haya goro-alternativa. Asi que intento pensar en una manera de goro-alcanzarles, antes de que lleguen a su goro-territorio. Estarian todavia a goro-dias de llegar, pero yo camino muy goro-lento...

-Como si fuera a goro-saberlo.Tal vez vayan al norte, goro, pero siempre están viajando por donde les goro-plazca...-Le digo cruzandome de brazos sin goro-fijarme siquiera en él.-¿Piensas ir tras ellos o que, goro?
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por James el Sáb Ago 13, 2011 11:32 pm

Luego de tan frustrante viaje con gente que no se dignaba a hablar, me topo con ésto. Al parecer, los demás se resignaron al ataque y planean seguir las ordenes de las Gerudos, así que rápidamente, pienso en alguna forma de escapar usando a los demás.

- ¡Hey, esperen, Gerudos! Yo sé lo que ustedes buscan. Siendo gente del desierto, naturalmente, necesitan provisiones que no se encontrarán fácilmente en su tierras, así que, les propongo: Trabajaré para ustedes buscando comida y recursos en mi terreno: El mar. Por supuesto, necesitarán vigilarme, así que no tengo problema en que me acompañe alguna de ustedes - Con suerte, será fácil librarme de ella -. O sí prefieren, además podría venir algún deku, para así tener también más posibilidades de búsqueda.

A ver que dicen. Con este grupito tampoco me tengo tanta fé, que probablemente me terminen echando abajo ellos mismos, sin saber que trato de ayudarlos... En caso de escapar sería fácil pedir ayuda o preparar algún hechizo.
avatar
James

Mensajes : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 22
Localización : Asdflandia

Hoja de personaje
Nombre: Deral
HP:
63/63  (63/63)
EP:
85/85  (85/85)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Ago 14, 2011 3:44 pm

ACTUALIZACIÓN

SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta] pierden turno

A SoraNogar y RiaJ

Soundtrack para esta sección:
Al estar por salir del lugar en búsqueda de los Moblins, se les acerca la pareja que había estado observando desde lejos. El hombre es alto, de buena talla y con una poco común cabellera rubia. Su acompañante es una muchacha delgada, cabello café oscuro y apariencia frágil, pero decidida. Ambos están vestidos con ropas que parecen de bastante calidad.

-Mi nombre es Venn y ella es Anell -les dice él-. Vimos lo que sucedió. Esa muchacha secuestrada, ¿es conocida de ustedes? Los vimos salir por la puerta suroeste de la ciudad. Permítannos acompañarlos, creo que podremos ser de ayuda -con una amplia sonrisa separa de su cuerpo la capa que cubre su espalda y les muestra una grande y hermosa espada, con gemas incrustadas en la empuñadura.

Ellos mismos parten primero y ustedes los siguen. Una vez que atraviesan los lindes de la ciudad y llegan al pasto de la Gran Campiña, Anell se inclina al suelo y lo observa detenidamente. Se levanta luego de unos segundos y apunta hacia el sur.

-Siguieron hacia acá.


A James, SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta]

Soundtrack para esta sección:

Las Gerudo sonríen ante la insolencia de Deral, pero antes de que puedas decir nada, la chica Hylian interviene prontamente hablándole al oído.

-No creo que puedas negociar así con ellas, chico. Y si planeas que te dejen libre y escapar tú solo, puedes seguir soñando.

Agita su largo cabello castaño al voltear a ver a las Gerudo, que sonríen cruzadas de brazos. En eso, el hombre habla en un susurro tan minúsculo que muy apenas alcanzan a escucharlo.

-No se preocupen. Las distraeremos. Aprovechen esa oportunidad para huir.

Apenas dice eso, la chica toma de sus ropas una Nuez Deku y la arroja al suelo, dejando a todos los presentes ciegos, sordos y aturdidos por unos momentos. Para cuando recuperan sus sentidos, no hay rastro de ninguno de los cuatro, pero pueden oír afuera del carruaje gritos y choques metálicos. La idea de ayudar es tentadora por unos segundos, pero las instrucciones de los Hylian fueron claras: huir.


A Caballero Verde y Lautarileo

Soundtrack para esta sección:
Vladis trepa hacia el árbol mientras Ruasilor se queda observado desde el suelo. La líder permanece en su lugar monitoreando el trabajo de todas y no es hasta después de unos minutos que una suelta un gritito ahogado y llama la atención del resto.

-¡Mi Señora! ¡Aquí!

La líder se apresura al lugar en el que está y se inclina al suelo.

-Sí, puedo verlo. Aquí estuvo, o quizá solo pasó por aquí. El caso es que este lugar fue tocado, pero solo eso. De cualquier forma, ya no tiene nada. Marcaré y esconderé este punto. Nos servirá como referencia para expediciones futuras. Por ahora regresemos e informemos de los resultados. Puedo comunicarme rápidamente a la Ciudad, pero también hemos de alcanzar a las que estaban recorriendo la Campiña.

Todas las pelirrojas asienten y empiezan a moverse fuera del claro, por el sendero que conduce a la entrada al bosque.

Siguiendo con el plan establecido, Rusailor se desliza entre los árboles detrás de ellas y Vladis hace lo mismo saltando de una rama a otra. Sin embargo, Vladis, al alcanzar otra rama, escuchas un gritito ahogado y sientes cómo un peso cae al suelo. Cuando te asomas, te das cuenta que hay una pequeña Deku que, no esperando tu repentina llegada, fue sacudida y tirada. Ahora la ves levantarse mientras es inmediatamente rodeada por las guerreras.

-¿Tú quién eres? -le pregunta una de las Gerudo- ¿Nos estabas espiando?

La Deku parece estar confundida y sin sin saber cómo reaccionar. Se limita a observarlas con pavor.

-No tenemos tiempo para averiguar -les dice la líder, levantando la mano para que le presten atención -. Ya vamos bastante retrasadas y no necesitamos más.

-¡Pero podría haber...! -la primera empieza a quejarse, pero es interrumpida por la líder.

-No te preocupes, no dije que la fuera a dejar ir, pero tenemos mejores cosas qué hacer que llevar leña a casa.

Soltando una aguda risa, mira alrededor y localiza cinco plantas cercanas a la chica. Agita su mano en el aire haciendo un elegante gesto y las plantas empiezan a crecer y a cobrar vida, tomando una forma que parece furiosa y haciendo mordiscos en el aire, como buscando una presa.

-Ellas se encargarán de la chica. Ahora vámonos.

Dejando a la Deku rodeada y en peligro, las Gerudo salen del lugar.

Acciones:
-Siguen a las Gerudo, ignorando a la Deku.
-Ayudan a la Deku, ignorando a las Gerudo. (Requiere una estrategia de batalla tan detallada como sea posible y una tirada de 200 dados de 6 caras en el tema correspondiente)
-Se dividen.


A SoraNogar y RiaJ

Soundtrack para las siguientes dos secciones:
Han estado ya corriendo sin parar detrás de los dos desconocidos por unas cuantas horas. Agradecen a Farore por la resistencia física y la habilidad para rodar de la raza de piedra y el entrenamiento de los soldados hyruleanos, pues es lo que les ha permitido seguir al mismo paso. Sin embargo a estas alturas, cuando el sol está ya en el camino de descenso en el cielo, empiezan a perder las esperanzas de encontrar a los Moblins y a Shaku, considerando que no han visto más señales que las indicaciones dadas por Anell.

Al bajar por una colina, sin embargo, se topan con una gran sorpresa. Las tres bestias y la chica están al pie del lugar, a no más de media milla de ustedes. Es probable que se separaran del resto del grupo o que nunca lograran alcanzarlos, arrastrando con un peso extra. Sin embargo, no son los únicos que están ahí. También hay un trío de guerreras Gerudo rodeándolos. Para cuando logran reaccionar y correr de nuevo, los Moblins yacen muertos en el suelo y las pelirrojas, divertidas, han tomado por la fuerza a Shaku. Pero eso no es todo, pues un Zora aparece de la nada y se mantiene en la lejanía observando sin ser detectado. Mientras dos de ellas saquean los cadáveres de los monstruos, la otra toma de una bolsa unas cuerdas con las que ata a Shaku.

-¡Pronto! ¡Apresurémonos! -Venn grita mientras aprieta el paso y separa su capa para tener lista su espada.

El resto lo sigue de cerca y en cuestión de minutos ya se encuentran lo suficientemente cerca como para ser notados por las Gerudo, que les cierran el paso inmediatamente.

-¿Necesitan algo? -les dice una mientras todas sacan sus armas, preparadas para defenderse.

Acciones:
-Rescatan a Shaku por la fuerza (Requiere una estrategia de batalla tan detallada como sea posible y una tirada de 200 dados de 6 caras en el tema correspondiente).
-¿Habrá alguna otra manera de hacer las cosas?


A James

Hasta que tu cansado cuerpo empieza a doler un poco es cuando te detienes para analizar tu situación. En algún punto del caos de la huida, tus compañeros Deku se perdieron o corrieron para otro lado, así que te encuentras solo. El sol ya está acercándose a esconderse allá en el oeste y tú no estás completamente seguro de tu posición en el mapa luego de estar demasiado preocupado escapando como para fijarte por dónde ibas. Mientras consideras eso, consigues distinguir unas siluetas en la lejanía y corres hacia ellas. Tu sorpresa al percatarte que se trata de otras tres Gerudo que tienen atada a una chica Hylian se vuelve aún mayor cuando tres Hylian armados y un Goron aparecen corriendo colina abajo, para encontrarse con las pelirrojas en una actitud poco amistosa. No hay qué ser un genio para deducir que quieren rescatar a la chica.

Acciones:
-Ayudas a salvar a la Hylian (Requiere una estrategia de batalla tan detallada como sea posible y una tirada de 200 dados de 6 caras en el tema correspondiente).
-Das media vuelta y buscas otro camino.


A SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta]

Soundtrack para esta sección:

Ambos despiertan repentinamente en la oscuridad. La madera que los rodea, el continuo movimiento y el sonido de galope les india que están en el interior de una carreta, posiblemente de carga. Sus manos y sus pies están atadas por cuerdas a la pared. Una Gerudo sentada en una esquina parece comisionada a cuidarlos, pero está bastante ocupada tomando una siesta como para notar lo que sea que hagan. Intentando recordar qué pasó, notan que los recuerdos de cómo acabó el asalto son borrosos. Es probable que, debido a su raza, las Nueces Deku les afectaran más de la cuenta. Luce como que las Gerudo aprovecharon y los secuestraron mientras no podían defenderse.

Intentando dar con una oportunidad para escapar, notan que debieron haber atado sus cuerdas con prisa, pues los nudos no están tan bien hechos. Quizá con un poco de habilidad y suerte consigan escapar...

Acciones:
-Intentan liberarse de alguna manera. (Con cualquier método que ocupen le pido 12 dados de 6 caras en el tema correspondiente)
-Tratan de despertar a la Gerudo y convencerla de que los deje ir. (12 dados de 6 caras en el tema correspondiente)
-Esperan para ver hacia dónde los llevan.


Última edición por Regol el Jue Ago 18, 2011 7:30 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Jue Ago 18, 2011 6:44 am

Interesante, parece que las Gerudo buscan el rastro de algo o alguien. Tomo nota del lugar donde la líder ha ocultado el punto por si en algún momento nos sirve de algo. Al menos para saber que las Gerudo están interesadas en algo de este bosque y que pretenden volver… ¿deberíamos interceptarlas y evitar que informen a su gente? Sería lo mejor, pero estando sólo dos sería difícil. ¡Pero bueno! Somos Sheikah, podemos aprovechar el lugar para atacarles por sorpresa. De momento, mejor las sigo mientras noto que Ruasilor hace lo mismo allá abajo. No obstante, algo me hace cambiar de planes…

¡Bravo Vladis! ¡Eres un genio! Ahora ya sabes porque tu familia siempre te trató como la escoria familiar. Pones en peligro vidas ajenas y todo, ¿qué más puede pedir un tipo como yo? ¡Sí, una buena bebida, éxito con las mujeres y mucho dinero! Ya de camino puedes ayudar a machacar a lo que parece una Deku y ahorrarle el trabajo a esas plantas.

Somos gente que se preocupa de los suyos más que de otros. Mi padre o mi hermano antepondrían una misión antes que la vida de alguien ajeno a la tribu… pero mal que me pese yo a veces tengo mi lado “justiciero” (aunque usted no lo crea, ¡oiga!). Uno de los motivos por los que no soy digno de llamarme Sheikah, supongo. ¡Pero no importa! Además, ya hemos descubierto algo y lo único que podíamos hacer es intentar noquear a las Gerudo, por lo que prefiero salvar a la Deku… si es que podemos, claro.

Asegurándome de que las Gerudo se han retirado ya por un buen trecho, evalúo la situación desde arriba. Las plantas, si bien fieras, parece que no pueden moverse del lugar donde están plantadas, por lo que bastaría con tener algo de cuidado para derrotarlas cortando el tallo que une sus cabezas con las raíces. Esto para Ruasilor debe ser más fácil que cortejar a una chica en una taberna de mala muerte, ¿así que por qué no? Vamos a ello. Me cubro la boca (y parte de la cara con ello, obvio) levantando levemente el pañuelo de mi cuello y saltando desde la rama más próxima al suelo, intento colocarme detrás de una de las plantas y empleo mi espada corta para cortar el fino tallo. Seguidamente, intento deslizarme con cuidado evitando los ataques para ejecutar la misma técnica con las otras. No obstante, la prioridad es alejar a la Deku de estas plantas, por lo que en cuanto tengo oportunidad, la recojo y la alejo un poco de los feroces mordiscos que ejercen. Una vez a salvo, procuraría ayudar a Ruasilor con el resto con la estrategia inicial. Si la cosa se complica demasiado por algún motivo, decido retirarme de las plantas… imagino que no serán capaces de sacar dos piernas y perseguirnos, ¿verdad?... ¿Verdad?.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SuperBardo64 el Jue Ago 18, 2011 9:09 am

- Mierda – exclamo para mis adentros mientras la carreta se mece con vehemencia. Las ruedas impactan con las piedras del camino.

¿Qué es exactamente lo que ocurrió?, todavía me cuesta procesar los hechos. Tengo la boca seca y la vista borrosa. Fue una nuez Deku sin duda… ¡Sí!, la Hylian arrojó una nuez Deku y no alcanzamos a cubrirnos. Nos dejaron a merced de las Gerudo… Las Gerudo, ¿Qué querrán de nosotros? Esclavitud o diversión, es lo clásico. Aquella que debía vigilarnos duerme plácidamente. Eso muestra la estima que tienen hacia el pueblo Deku. Debería matarla mientras duerme, ahorcarla con las mismas sogas que usaron para atarnos, para enseñarle que menospreciar a los Deku puede ser fatal. Ya será después, por ahora mejor me concentro en huir.
A mi derecha hay otro Deku. ¡Es tan solo un niño!, entiendo que los Hylian me abandonaran a mi en la carreta. ¡Pero él es solo un niño!, no puedo dejarlo aquí, no puedo. Tengo que zafarme.
Las sogas no están bien atadas, otra muestra del menosprecio hacía los Deku. Me liberaré y asfixiaré a nuestra guardia en venganza, en emblema.
Me liberaré, liberaré al chico, mientras el salta de la carreta yo asfixiaré a nuestra guardia hasta la muerte, saltaré y me reuniré con el chico.

- No te preocupes, pequeño, todo va a salir bien.

Espero que eso le calme un poco, debe estar asustado ante la situación.
No dejo pasar más tiempo e intento deslizar mis pequeñas manos por entre los nudos, no debería tardar en ceder.

SuperBardo64
Ancient Witch

Mensajes : 37
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Lautarileo el Jue Ago 18, 2011 5:58 pm

-Excelente, excelente IMBECIL KALAHED, generando caos hasta con la misión mas facil, mierda- grito para mis adentros mientras veo a las Gerudo escaparse y a la deku literalmente mearse del miedo- Jodete Vladis Kalahed!!!

Intente memorizar el lugar marcado por la lider peliroja, pero entre tanto arbol se nos harñia muy complicado volver a encontrarla, asi que para mas seguridad decidi "sacrificar" una de mis flechas, enterrandola cerca y dejandola quebrada para que no levantase sospechas a algun visitante (alquien visitara un bosque maldito como "tour", bueno, debe haber turistas para todo en este mundo ¿no?)

Ahra estaba ese descuido de Vladis, y vamos, no soy de ayudar por ser el "Gran heroe de tierras lejanas", era una deku; y como tal era sabido que podia ser exclava del ejercito de Gerudos, no era conveniente que supiera que un par de Sheikans estaban en una mision de "espionaje" o comprometeriamos a toda Kakariko. pero tambien podria ser una Deku libre, y la idea no era dejar a una indefensa a pasos de la muerte por plantas mutantes hiperfertilizadas, eso no iba con el codigo de las Sombras

El plan era sencillo, saber quien era ella y si nos represntaba problemas futuros para nosotros o nuestra gente dejarla ir feliz de su vida; sino pues obligadamete y solo por un bien mayor sacrificarla, duro pero ¿que no lo es en esta vida?

........

Ahora viene lo complicado, como ejecutar el plan con esos arbustos asesinos, lo primero es separarla a ella de esas cosas, aunque sea lanzandola lejos, pero sin dejar que ella se vaya aun. Despues hay que cortarle los tallos, planta sin raiz se muere y dudo que estas sean la excepción, asi que rodare entre ellas contando de a uno sus tallos o al menos intentando lacerarlos mientras los esquivo, como Vladis tambien supongo hara lo mismo (vamos es practica basica de Academia, ¿6-8 Años?) las plantas les costara acertarle a alguno de nosotros....
avatar
Lautarileo
Honchkrow

Mensajes : 105
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 29
Localización : Lenoroc

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Zeld el Vie Ago 19, 2011 12:53 pm

¡Espere, espere! - Aquellas palabras salieron de mi boca con un tono desesperado y agitado, consecuencia de la carrera que llevaba. Forcé a mi cuerpo de madera para correr lo más rápido que mis cortas piernas pudieron; debía alcanzar mi transporte a la gran Hyrule. En ese momento los sucesos previamente pasados se dibujaron dentro de mi cabeza, se trataba del Sr. Clérigo junto a mí en nuestra despedida: Estuvimos él y yo conversando en un breve momento, sabía yo que desde ese punto continuaría solo hasta encontrar nueva compañía. - Bien, hijo, llego la hora - El anciano Deku miro con gentileza hacia la separación de los dos caminos que habrían de seguir cada uno de nosotros por separado. - Sí, señor, y, ehm... De nuevo, gracias por acompañarme hasta aquí - Asentí con mi cabeza mientras mi circular boca cambiaba de forma para mostrar la sonrisa de mis labios. Entonces volví a girarme hacia aquel camino, y acomode mi bolso de forma en la que podría caminar cómodamente. Después de agradecerle debidamente, empece mi caminata, aunque ésta no duro demasiado, pues en seguida mi maestro en el arte de la curación interrumpió una vez más mi ida. - Hey, un segundo, ¿A dónde dijiste que te diriges? - Voltee a verlo nuevamente, y no tarde en soltar una pequeña risilla, pues imaginaba que se sorprendiera al saber de mi objetivo. Volví a hablar. - A la Ciudad del Lago, maestro. Seguro habrá escuchado del hermoso pueblo a las orillas del lago ¿verdad? Dicen que ahí hay muchas cosas que no se encuentran en los bosques, señor - Guiñé ligeramente uno de mis ojos, esperando que él estuviera de acuerdo. El viejo Deku hizo un gesto dudoso, como si estuviera pensando algo, seguramente dudaba de mi capacidad para defenderme o algo por el estilo, que no estaría seguro yo sólo. En seguida me di cuenta que mis expectativas estaban en lo cierto. - Ajá, y también sé de los recientes ataques de la raza del desierto a los viajeros - Me quedé sin habla ante lo que dijo; ¿Raza del Desierto? ¿Qué se supone que significa eso?, me pregunté. Sacudí mi cabeza de un lado a otro, para deshacerme de esas cosas en mí cabeza, pues había encontrado la trampa en el juego del Clérigo, luego me gire de reojo a mi camino. - No me asustan sus cuentos, Maestro - Llegué a la conclusión de que se trataba de otra de las fantasías e historias de esas que los abuelos cuentan para asustar a los niños, tales como aquella de que si pisas una ralla en la acera tendrás hongos en tu espalda, o la otra que cuenta que si desobedeces a tus padres vendrá una parvada de pájaros a picotearte el cuerpo, ¡já!, pero en definitiva no iba a caer con el maestro esta vez. - Entonces, mejor apresurate, o no alzansarás la caravana... Oh, y me pasaré un tiempo por Hyrule, tal vez nos veamos - Rió levemente, esa sería la última vez que escucharía al viejo. Empecé a caminar de nuevo, cuando volví a analizar sus palabras - ¿Qué acababa de decir?... Algo sobre una.. ¿Carava - Me preguntaba a mí mismo, pero mis pensamientos fueron interrumpidos por el relinche de varios caballos empezando la marcha - ¡Oh, sí! ¡ESPEREN, FALTO YO! - Y volvemos al inicio de la historia, mientras a prisa y tropesando torpemente, intento alcanzar la última carreta, y yo...

... ¡AUCH! - Mi cuerpo se tambaleo por alguna razón, en lo que hubiera sido una fuerte y dolorosa caída contra el suelo de tierra, si no hubiera sido a que de un momento a otro mis pies echaron raíces para detener mi cuerpo a punto de desplomarse. Me enderece y reincorpore rápido, y frote mi cabeza con una de mis manos al mismo tiempo que me quejaba por el golpe que me llevé. Cuando volví a la tierra después de aquel mini trance de dolor, visualice la carreta justo enfrente a mí, y pude notar como el hombre que se encargaba de conducirla me hizo un gesto para acercarme. Al parecer me había golpeado con ella mientras me distraje demasiado recordando al maestro. Mire a ambos lados para confirmar que era a mí quien me estaba hablando, y me atreví a acercarme al hombre. - Eh... ¿Hola? - Me quité el sombrero un momento ante el sujeto, mientras sacaba de mi bolsa mi otra pequeña bolsa de rupias. - ¡Eh, niño! ¿Quieres un aventón? - Me preguntó riendo, vi cómo su mano tomaba una pequeña caja con algunas rupias que estaba dentro de su carreta, y la acercó hacía mí. - H-a-acia l-la Ci-udad del Lago-o, verdad? - Dije tartamudeando un poco al mismo tiempo que extendía mi mano con un par de pocas rupias, pues no tenía planeado gastar, al menos no en el viaje. Una vez ver que él afirmó ir hacia el Lago, le sonreí y finalmente solté las rupias. - ¡Jaja, está bien, chico! ¡Sube! - Le di las gracias con una sonrisa de oreja a oreja, y me apresuré a moverme hacia a la parte de la carga.

Bien, ¡compañía!, me dije cuando vi a todas esas personas ya sentadas. A ver, un pez bípedo, una pareja de orejas pungiagudas, y, ¡oh, por Farore, otro Deku!. Dando leves Giros Deku para avanzar más rápido, me decidí por sentarme al lado del Deku, y me limite a esperar que la caravana empezara a moverse de nuevo. - ¡Nos vamos! - Por fin, la voz de aquel hombre se hizo presente en los oídos de todos, y el vehículo una vez más se puso en marcha.
Me sentía emocionado, el aire, el ambiente, las caras a mi alrededor, todo era nuevo, a diferencia del aburrido bosque. Observé de reojo a mis acompañantes, y me vino a la mente que sería divertido establecer conversación con ellos, conocerlos mejor.
- Hace un lindo día, ¿No lo creen? - Intente empezar hablándoles amigablemente y con una sonrisa a todos, curiosamente hablar sobre el clima se considera el tema de conversación habitual para los desconocidos. - Entonces... ¿Todos ustedes también van a la Ciudad del Lago? ¿Para qué?. Yo expliqué mis razones; básicamente iba como turista para conocer los pueblos fuera del bosque y comprar uno que otro obsequio para traer a casa, ni iba para nada en especial.

Después de un rato de [s]ser ignorado[/s] conversar con los presentes, volví a escuchar aquel sonido del relinche de los caballos, pude notar como se escuchaban alterados y ligeramente espantados por alguna razón, enseguida los latigasos de los choferes de demás carretas de la caravana se hicieron presentes. En ese momento, casi por instinto, me mantuve alerta: algo estaba pasando. Yo, junto con mi compañía, nos asomamos por fuera de nuestro transporte, y, de un momento a otro, ¡zas! una flecha penetró el cuerpo del orejas puntiagudas que nos dirigía. Sin más, quede estupefacto ante aquel acontecimiento, di media vuelta para ver a los demás, pero nadie me supo responder. Nuevamente observé el cadaver frente a nosotros, mi sorpresa fue ver acercarse a varias mujeres de tez morena y bien armadas hacia nosotros. Inmediatamente tragué saliva junto con un bocado de aire, no pude evitar sentir temor por el momento, así que rápidamente me dirigí hasta el fondo de nuestro lugar en esa parte trasera, intentando esconderme de las amenazadoras mujeres. Me acomodé en posición fetal unos segundos, escondiendo mi cabeza y tratando de no ver ni escuchar lo que sucedía. ¡Eran ellas! “La raza del desierto”...¿Pero cómo me metí en esto?. Por alguna razón, tal vez porque las diosas me lo indicaron, o tal vez porque soy demasiado estúpido, levante la cabeza para ver la situación, pero de repente una especie de luz segadora golpeo mis grandes ojos. Me invadió el silencio y la oscuridad, no sé por cuanto tiempo, pero después de eso, puedo decir que no tuve conciencia de nada...
… Muggie[/color] - Volví a escuchar la voz de alguien, esta vez pronunciaba mi nombre. La reconocí de inmediato, mi hermano... un pequeño gesto de enojo se dibujo en mi cara por aquella voz. Abrí los ojos de forma repentina al escuchar mi llamado cuando al mismo tiempo mi respiración se tornaba levemente agitada. Al parecer nadie me estaba hablando, cada vez más loco, Muggs.
¿Dónde estoy..? - Me pregunté a mí mismo mentalmente. Sacudí de un lado a otro mi cabeza, tratando de salir de todo el pánico y la confusión que me provocaba el lugar, finalmente tomé un gran trago de aire que finalizo en un leve suspiro. Me di cuenta de que mis pies estaban atados, no demasiado justo, pero con mis manos en el mismo estado, la situación estaba difícil. Intenté analizar mi alrededor, nada más que madera, seguramente la misma que llevaba aquella carabana. Noté la presencia de otras dos personas, una sensual y morena mujer vista anteriormente que disfrutaba de un descanso y, ¡anda, otro Deku!, sonreí ladeadamente al darme cuenta que por lo menos contaba con uno de los míos. Con extremo sigilo logré acercarme de brinquitos hacia el Deku mayor, y a golpecitos de hombro a hombre intenté despertarlo. Podía sentir como el carruaje daba saltos, de vez en cuando demasiado altos y bruscos seguramente por culpa de las rocas en el camino. Mi mini-estrategia para despertar a mi compañero rehén quedó estropiada cuando un repentino salto hizo que mi cabeza sufriera un golpe madera contra madera de parte de una de las cargas, y anda que le pego con el desmayo.

En mi quincuagécima reacción, Si me llegaba a soltar de las cuerdas sentiría como mis manos eran liberadas de esas apretadas cuerdas, un leve “¿Ah...?” salió de mi boca antes de poder voltear a ver a mi salvador, luego pude apreciar a la guardia extrangulada, nada más y nada menos que por el Deku. - Gr-gracias, m-muchas gr-a-acias - La confusión provocaba que mi voz sonara entre cortante y tartamudeaba seguido por ello.
- No te preocupes pequeño, todo va a salir bien - Me dijo, en un intento de tranquilizarme, seguidamente intente reincorporarme mientras él se encargaba de terminar con la vida de la vigilante. Una vez puesto de pie y recuperado, agité un poco mis muñecas y tobillos de madera para exterminar la picazón que me habían dejado las sogas, entonces visualicé nuestra puerta de escape; corrí a asomarme, una especie de pequeña descarga eléctrica me recorrió el cuerpo al percatarme de las piedras puntiagudas que nos esperaban abajo, y que seguramente dolerían por la carreta en movimiento, la cual sí era considerablemente alta. Tragué una gran proporción de saliva dentro de mi boca, después volví a mirar hacia atrás, con el Deku. - Movámonos, hay que irnos ya, ¡a saltar! - En un intento de saltar acompañado de él, lo tome de su muñeca y casi inútilmente, refiriéndome a mi poca fuerza, intenté atraerlo hacia el borde de la carreta, sujete con una mano mi sombrero a la cabeza, y con una extrema valentía esperaba saltar junto a él...

To be Continued... (?)
avatar
Zeld
Dratini

Mensajes : 37
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011

Hoja de personaje
Nombre: Muggie
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Sáb Ago 20, 2011 9:16 pm

Venn y Anell, jamás los vi antes, ambos me parecen bastante misteriosos... no sé si fiarme de ellos pero no queda mucha opción, en casos como estos cualquier ayuda es buena. El goron y yo decidimos seguirlos, parecen haber visto hacia donde se dirigían los moblins.

Luego de horas de seguirlos encontramos a los moblins y a la chica, pero en un cambio repentino de las circunstancias ella es ahora secuestrada por tres gerudos. No hay de otra, no tiene sentido escapar, estoy listo para comenzar esta batalla. Siempre y cuando los cuatro decidamos pelear, somos mayoría, tenemos todas las de ganar contra estas tres pelirrojas. Además, ya me hace falta algo de acción y será tanto interesante como educativo ver cómo pelean mis tres compañeros.

Decidido, ataco con todas mis fuerzas a una de las tres gerudo una y otra vez con mi espada y trato de esquivar sus golpes y amortiguarlos con mi armadura, pero seguiré atacando sólo a una incluso si soy atacado por alguna de las otras... si logro vencerla, haré lo mismo con las otras dos. Planeo luchar hasta derrotarlas mas no pienso en asesinarlas, pues cualquier información que nos dieran podría resultar útil.
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por James el Dom Ago 21, 2011 12:09 am

Que jodido, salgo de un problema sólo para cansarme y encontrar otro... Pero supongo que no me queda más remedio que ayudar, no? Después de todo, aquella chica está en la misma situación en la que estuve yo hace tan solo unas horas...

De todas maneras, en que podría ayudar? En este mismo momento soy casi inservible, necesitaría descansar un poco, así que esperaré a ver que hacen aquellos Hylian y el Goron, ellos seguramente planearon una estrategia o algo por el estilo, nomás me queda esperar al momento adecuado para atacar con mis proyectiles mágicos, es lo mejor, pero una vez que me vean, no podría usar mi magia de una manera rápida o efectiva, así que tendré que usar mis aletas para pelear.
avatar
James

Mensajes : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 22
Localización : Asdflandia

Hoja de personaje
Nombre: Deral
HP:
63/63  (63/63)
EP:
85/85  (85/85)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por SoraNogar el Dom Ago 21, 2011 7:18 am

¿Goro? Esto ya es goro-absurdo. Bien visto, goro, tendria suficiente equipo como para seguirles con algo de goro-ventaja. ( Dudo que este puñado de goro-hylians sobrevivan si se arriesgan. Pero como quieran, goro.). Aunque no sé, goro. Estos dos estarán goro-armados, pero el tener una espada enjoyada no significa que seas el nova mas, goro.

Bueno, goro. De todos modos la goro-nobleza nunca me ha caido bien, goro. Al menos es una oportunidad de encontrar a la goro-cabezona de mi aprendiza. Pero sigo sin goro-saber que demonios era aquello que llevaba en la goro-bolsa. Nunca habia visto ese goro-efecto con ningun otro ser, goro.

Sigo a la goro-pareja y al extraño Hylian hasta los exteriores de la goro-ciudad. Y por lo que parece, han sabido goro-rastrearles.

Pasan las goro-horas hasta perder de vista el sol. Y encontramos a Shaku con los secuestradores goro-aniquilados por las ladronas.
No puede ser tan dificil entonces, goro. Un segundo, goro. Si han podido con ellos tal vez sean mas habiles, goro. Termino por ser el goro-primero en acercarme, seguido de los demas.

¿Preguntan si necesitamos algo, goro? Bonita manera de ofrecer goro-hospitalidad mostrando el acero...

-No , goro. -Las digo soltando un goro-suspiro de precalentamiento. No me creo que vaya a tener goro-accion. ¿Cuando fue la última vez, goro? No importa, goro. Aqui el único que dirige el goro-futuro de la chica soy yo.- Pero vostras debeis necesitar un goro-empleo para robar incluso personas...

Tengo que pensar goro. No entiendo que hace aquel zora aqui. Dudo que tenga goro-relacion con las gerudo. De todos modos, goro, con el equipo actual las ganamos en goro-numero. Mi goro-prioridad es ir primero a por la que tiene a Shaku. Es la mas indefensa, y la que tendria mas goro-posibilidades de escapar si me entretengo con las otras dos, goro. No puedo permitirla que escape, goro. Los demás creo que podrán goro-apañarselas perfectamente con el resto.
avatar
SoraNogar
Smeargle

Mensajes : 183
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 24
Localización : Spirit Temple

Hoja de personaje
Nombre: Dasslor
HP:
125/125  (125/125)
EP:
40/40  (40/40)

Ver perfil de usuario http://soranogar.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Ago 21, 2011 8:09 pm

Actualización

A Caballero Verde y Lautarileo

Soundtrack para la pelea:

El primero en moverse es Vladis, quien, aprovechando su ventaja de territorio, salta del árbol buscando golpear a una de las horribles plantas. En el último momento, sin embargo, el pie se le atora en una rama y no logra caer de pie como planeaba. Se hace daño a sí mismo al golpearse en la cabeza contra el suelo. (10 de daño).

Ruasilor aprovecha para rodar entre las plantas e intentar rescatar a la Deku. Afortunadamente la repentina aparición (y el gemido de dolor) de Vladis las han distraído,consiguiendo acercarse y alejarse antes de ser notado. La deja un poco alejada. La chica no se mueve ni dice nada, parece estar todavía confundida por lo sucedido.

La planta más cercana a donde cayó Vladis le lanza un certero mordisco al brazo y le causa una herida que afortunadamente no sangra (12 de daño). Al mismo tiempo, mientras Ruasilor vuelve, otra planta lo ataca, pero el guerrero la evade ágilmente. Esa hazaña, sin embargo eso le cuesta toda su atención y otra de las plantas aprovecha para morderlo en el abdomen. La armadura que trae le evita el daño.

Vladis ataca a la planta que lo mordió, logrando darle en las fauces. (22 de daño). El golpe la deja confundida e incapaz de defenerse. El Sheikah aprovecha la oportunidad para realizar un giro, pasar rápidamente el filo de su espada por el tallo de su enemigo y terminarla (22 de daño y pieza). Con ese mismo movimiento, cae lo suficientemente cerca de otra planta como para girar de nuevo y atacarla (22 de daño), dejándola de igual forma medio muerta e incapaz de defenderse.

Otro enemigo aprovecha para tratar de atacar a Vladis, pero el saqueador reacciona rápidamente y evita el ataque. Mientras tanto, otro ataca a Ruasilor, quien también evade.

El guerrero se lanza sobre el enemigo que su compañero justo atacó y lo termina (26 de daño y pieza). Inmediatamente después ataca a la planta contigua (26 de daño), haciéndole bastante daño y quitándole su movilidad. Vladis aprovecha y la termina (22 de daño y pieza). Justo después ataca a otra planta (22 de daño) y le quita suficientes ramas y hojas como para que no se pueda mover. El enemigo hace lo posible para contraatacar, pero falla. Al mismo tiempo, la única planta que queda intacta también trata de golpear a Vladis, e igualmente falla.

Ruasilor aprovecha para terminar al enemigo que ya había sido golpeado, dejando solamente a una sola planta en pie. Se aproxima atacarla, pero en ese momento siente la tierra temblar un poco y se detiene, tratando de averiguar qué es...

Los Sheikah se percatan de que han aparecido alrededor de los restos de las plantas raíces que las han enredado y las llevan debajo de la tierra. Cada vez que una desaparece, la única planta que sigue en pie se hace más grande. Para cuando ya no queda rastro de ninguna, la Deku Baba se ha hecho bastante grande, mucho más rápida y sus fauces lucen mucho más filosas.

Ruasilor intenta atacarla, pero no solo es evadido, sino que su enemigo se mueve lo de forma suficientemente veloz como para contraatacar de forma rápida. Afortunadamente, los reflejos del Sheikah son rápidos y escapa sin daño alguno.

Vladis intenta moverse, pero en cuanto está por hacerlo, siente que algo toma su pie y lo detiene. Se horroriza al darse cuenta que una raíz ha salido del suelo y se ha enredado en su pie, impidiéndole correr libremente.

Ruasilor aprovecha ese momento para tratar de atacarla y lo consigue (26 de daño). Después le da todavía otro golpe y le corta más ramas y flores (26 de daño). Vladis, una vez pasada la sorpresa, se mueve como puede y ataca eficazmente a su enemigo (22 de daño). Intenta atacar de nuevo, pero la raíz que toma su pie se aprieta más y le impide moverse lo suficientemente cerca de ella.

Otra raíz sale del suelo e intenta tomar el otro pie de Vladis, pero el Sheikah ágilmente la evita y la golpea con su espada para cortarla. Levanta la cabeza justo en el momento preciso para darse cuenta que está por ser atacado, lo que le permite evitar el ataque. Ruasilor aprovecha ese momento para lanzarse con todo contra la enorme planta y la rebana por completo de una buena vez. (26 de daño y pieza).

Status: Ruasilor [PV: 95/95] | Vladis [PV: 53/75]

Soundtrack para el resto de la sección:

En cuanto terminan de vencer a los enemigos mágicos invocados por la Gerudo, escuchan entre los árboles un ruido de hojas. Repentinamente salta desde ellos un Deku con aspecto viejo, pero bastante ágil que observa los restos marchitos de la planta, a ustedes y luego corre hacia la chica Deku.

-¡Daya! ¡¿Estás bien?! ¡¿Qué pasó?!

Parece bastante preocpado. Le toma del rostro para obligarla a verlo. La chica se toma todavía unos segundos antes de soltarse y señalar a los Sheikah.

-¡Fueron ellos! ¡Estaba espiando a las Gerudo como acordamos, pero ellos llegaron y me arrojaron hacia ellas para usarme de señuelo!

El viejo los observa sorprendido.

-¿De verdad hicieron eso? Vaya, las cosas deben haber cambiado mucho desde la última vez que tuve trato con gente Sheikah. Los que conocí en mis tiempos, jamás habrían arrojado a una chica inocente al fuego para mantenerse a salvo. Debo pedirles que se identifiquen.

Acciones:
-En cuanto al resultado de la pelea, buscas tallos y nueces que los enemigos puedan haber dejado. (Para lo que les pido que tiren dos dados en el tema correspondiente)
-En cuanto a los Deku, procede en consecuencia.


A SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta]

Soundtrack para las siguientes tres secciones:

Tanto Zach como Muggie empiezan el lento trabajo para desatar las cuerdas. Zach, acostumbrado a lidiar con nudos y candados, lo logra rápida y hábilmente y acude a ayudar a Muggie, menos habituado a este tipo de problemas. En unos segundos el trabajo conjunto de ambos consigue liberar al pequeño.

Tras unos minutos de rápidos susurros para ponerse de acuerdo, Zach convence a Muggie de que se adelante, pero le indica que no se preocupe, pues lo alcanzará y lo acompañará. Abren entre los dos las puertas del cajón de carga de la carrera y el Deku menor salta.


A Zeld [En Motocicleta]

La carreta iba a más velocidad de la que creías en un inicio. Al saltar temes golpearte contra las piedras, pero afortunadamente tienes la habilidad y la suerte suficiente para caer sobre suelo llano y rodar sin hacerte daño. Te levantas felizmente, listo para sacudirte el polvo, cuando te das cuenta que justo detrás de tu carreta venía otra conducida por más Gerudo. Evidentemente se han dado cuenta de tu escape y, sorprendidas, se apresuran a bajarse de la carreta. Son tres en total.

Una corre hacia donde tú y tu compañero iban apresados para dar voz de alarma, mientras otras dos te cierran el paso.


A SuperBardo64

Te acercas sigilosamente a la Gerudo, tratando de no hacer nada de ruido. En un momento, una de las ruedas choca con otra piedra y hace que te tambalees peligrosamente, pero aparentemente la gracia de las Diosas está contigo y consigues mantenerte en pie y en silencio. Así logras colocarte detrás de la guerrera durmiente y, sacando tu látigo enrollado de dentro de tus ropas, lo extiendes ágilmente y lo aprietas alrededor de su cuello con todas tus fuerza. Se despierta repentinamente, pero con su garganta comprimida, no puede ni siquiera gritar, y todo lo que intenta manotear es inútil, al no poder siquiera alcanzarte por tu pequeño tamaño. Luego de unos cuantos segundos más, sus movimientos se van haciendo más lentos, hasta que al final deja de moverse por completo.

Al terminar de cumplir con tu venganza no pierdes tiempo y corres hacia las puertas todavía abiertas para apresurarte a saltar y seguir a tu compañerito. El salto no es lo suficientemente ágil, sin embargo, y te haces un poco de daño al caer (-2 puntos de vida), pero lo que importa es que estás a salvo. No tardas nada en localizar al pequeño Deku, aunque te sorprende ver que otras dos Gerudo lo amenazan con sus espadas.


A SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta]

Soundtrack para esta sección:

En cuanto Zach cae, la carreta se detiene también, y más guerreras Gerudo salen de ella para ver qué sucede con los prisioneros que tratan de escapar. En un segundo los han acorralado y no parece quedarles escapatoria.

Un rápido ruido de galopes, sin embargo, distrae la atención de todos. Y eso se acrecenta cuando un haz de fuego aparece de la nada y enciende la carreta que iba detrás de ustedes. Las guerreras voltean sorprendidas, pero para entonces más llamas disparadas a presión golpean también la carreta en la que estaban apresados y se propagan por toda la madera. Para entonces las Gerudo, sorprendidas, se han olvidado de ustedes y se dispersan para tratar de encontrar el origen del fuego.

Una desafortunada guerrera lo logra al ser golpeada en el pecho por la coz de un caballo que corre a toda velocidad y es enviada al suelo, malherida. A ese caballo le sigue otro y ambos se detienen justamente al lado de ustedes. Se sorprenden al darse cuenta que quienes desmontan son justamente los Hylian que iban con ustedes en la caravana camino al lago. El cabello castaño de ambos, siendo el del hombre un poco más oscuro, más las ropas de buena calidad con tonos de azules que ambos llevan, los hacen inconfundibles. Deben de ser habilidosos, pues los caballos no están ensillados, sino que solo traen unos arneses que les indican que recientemente fueron usados para tirar de alguna carreta. Parecen estar usando las cuerdas con las que los caballos estaban sujetos a la carreta como riendas.

-Lamentamos la tardanza -les dice el hombre -, pero nos tomó un rato lograr sobrevivir a las Gerudo que nos atacaron y, para cuando nos dimos cuenta, ustedes ya habían sido tomados rehenes.

La chica asiente y cruza los brazos, luciendo preocupada.

-Fue mi culpa, creo que lancé accidentalmente la Nuez muy cerca de ustedes dos. Pero espero que me disculpen, viendo que están bien. Por ahora no hay más tiempo qué perder, vengan con nosotros.

Para entonces las Gerudo ya se han reagrupado, pero el Hylian empieza a lanzar mediante magia más llamaradas cerca de ellas para mantenerlas alejadas. Mientras él las distrae, la chica les ayuda a subirse cada uno a un caballo. Cuando se assegura que ambos están bien y seguros, se acerca a él.

-¡Listo, Luck!

Ambos montan rápidamente por detrás de ustedes y les indican que se sujeten fuertemente de lo que los caballos traen atado. Y, al galope, salen a toda velocidad antes de que puedan detenerlos.


A James, RiaJ y SoraNogar

Soundtrack para esta sección:

Dasslor es el primero en acercarse lo suficiente a las Gerudo como para ser notado. Al notar su actitud agresiva y sus puños cerrados, una de las pelirrojas se apresura a tratar de detenerlo. Toma rápidamente su espada y se lanza sobre él, lanzándole una tajada que el goron no tiene tiempo de evitar. Su coraza de piedra detiene parte del golpe y reduce parte del daño que podría causar.(-12 de daño) Un segundo corte aparece en el pecho del Goron, producto de otro rápido movimiento de brazo de su enemigo. (12 de daño).

Viendo que Dasslor está siendo atacado, Venn acude rápidamente en su ayuda y ataca a la Gerudo con su espada, provocándole un profundo corte en el brazo. (26 de daño).

Anell corre detrás de él e intenta ayudarla, sacando de su bolsa una larga daga y logrando encajarla directamente en el abdomen de la guerrera antes de que esta pueda reaccionar. (Critical Hit, 36 de daño).

Dasslor mientras aprovecha la oportunidad que los Hylian le han abierto para empujar a la Gerudo y abrirse paso, pero es detenido por una segunda que lo ataca con dos estocadas seguidas. (24 de daño). Dasslor intenta contraatacar, pero su golpe resulta lo suficientemente lento como para que la Gerudo lo evite por un pelo.

Ridlef es el último en llegar, evadiendo a la Gerudo peleando contra los dos Hylian y llegando prontamente a donde el Goron se encuentra. Desenvaina su espada y en ese mismo movimiento corta el abdomen de la Gerudo (27 de daño).

Mientras tanto, la primera Gerudo sigue intentando defenderse de dos rivales simultáneos. Ataca a Anell, quien evade, pero un segundo golpe dirigido hacia Venn logra atravesar parte de su brazo. (Critical Hit, 44 de daño). Venn, aguantando el dolor, se recupera e intenta atacar, pero, al no estar concentrado, falla.

Dasslor consigue llegar a la última Gerudo, que mantiene apresada a Shaku. La golpea con todas sus fuerzas, pero la Gerudo trae una armadura en el tórax que amortigua parte del golpe (26 de daño). La Gerudo se defiende e intenta atacar dos veces, pero Dasslor evade la primera y logra desviar la dirección de la hoja la segunda vez.

Observando desde lejos, Deral decide que este es el momento propicio para atacar y le dispara a la guerrera que pelea contra Dasslor dos certeros proyectiles mágicos seguidosl que la golpean y la confunden unos segundos (44 de daño).

Mientras tanto, Ridlef sigue peleando en solitario contra la segunda Gerudo. Intenta atacar al Hylian, pero él consigue evitar dos estocadas seguidas. Después, esgrime su propia espada y provoca cortes en ambos brazos de la pelirroja (54 de daño).

La primera Gerudo se encuentra ya debilitada. Anell, libre de heridas, evita fácilmente el golpe que dirige hacia ella, pero Venn no consigue lo mismo y es golpeado de nuevo (22 de daño). Aprovecha ese momento, sin embargo, para colocarse detrás de ella y con el mango de su espada le da un golpe en la cabeza que la envía al suelo (22 de daño, Desmayada).

Ridlef continúa su pelea contra la segunda pelirroja. Evade otros dos ataques dirigidos hacia él y, haciendo gala de su fuerza y su deseo de no derramar más sangre, dirige un certero puñetazo al rostro de la Gerudo, enviándola desmayada al suelo. (13 de daño, Desmayada)

La Gerudo que tiene apresada a Shaku nota que sus compañeras han sido derrotadas y decide emprender la huida. Evita un golpe de Dasslor y aprovecha su momento de desequilibrio para cortarlo con su espada (12 de daño). Justamente después, jalando a la chica con ella, huye, solo para toparse con Deral que justamente se ha acercado lo suficiente. Sin importarle ya nada, lanza desesperadamente su espada contra el Zora, el filo penetrando fácilmente su suave carne y haciéndole bastante daño (33 de daño). Pero antes de que la pelirroja pueda dar un paso más, Deral le lanza otro proyectil mágico y la derriba.

Status: Dasslor [PV:44/110], Deral [PV:22/55] [PE:15/75], Ridlef [PV:100/100]

Cuando las tres han sido derribadas, Venn y Anell se reagrupan con ustedes. El hombre habla con voz clara y fuerte.

-Sugiero que nos movamos pronto. Las Gerudo nunca se mueven en grupos de tres, deben haber más en los alrededores. Seremos su blanco en cuanto vean que atacamos a tres de las suyas. Tengo un lugar cercano en el que nos podemos refugiar.

Acciones:
-Revisas a las Gerudo para ver si les puedes robar algo de utilidad. (Para lo que les pido que tiren dos dados en el tema correspondiente)
-Aceptas ir con Venn y Anell.
-No confías en ellos, así que mejor te vas por tu propio pie.


A SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta]

Soundtrack para esta sección:

El sol ya se está poniendo cuando al fin sus dos rescatistas obligan a los caballos a detenerse. Es un área cubierta con unos cuantos árboles, así que parecen tener refugio por si empieza a llover o hay algún peligro.

-Los caballos están cansados y ustedes deben estarlo también. La Campiña es peligrosa de noche para gente que no tiene más protección que sus propias habilidades -les dice el Hylian saltando al suelo y ayudándoles a bajarse de los caballos -. Y aún más cuando nada más somos cuatro personas que acaban de escapar de un grupo de Gerudo. Habrán más por los alrededores y podrían dar voz de alarma de lo sucedido. Quedense con nosotros por ahora, así estarán seguros. Ya en la mañana veremos cómo llevarlos a un lugar seguro.

La chica suspira y se recarga en un árbol.

-No estamos preparados, así que tendríamos qué dormir en la interperie, pero no se preocupen, nosotros vigilaremos que no se acerquen personas indeseables. Repongan sus energías, que deben estar agotados.

Acciones:
-Aceptas la ayuda de los Hylian.
-Decides separarte de ellos y mejor irte por tu propio pie.


Última edición por Regol el Mar Ago 23, 2011 10:59 am, editado 2 veces

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Lun Ago 22, 2011 4:36 am

-Oficialmente: a partir de hoy odiaré las ramas que estén a traición en los árboles-bromée con Ruasilor una vez acabado el combate, llevándome una mano a la cabeza- Mi cabeza...

Me puse a buscar restos que dejasen las plantas, siempre manteniendo un nivel de precaución considerable por si queda algo vivo de estos seres. A ver si tenían algo interesante que dar... Una vez acabada mi búsqueda, me vuelvo hacia los Dekus y escucho su conversación:

-¿¡QUÉ!?... Espera... ¿¡QUÉ!?

¡Esto era el colmo! Osea, después de caerme de un árbol y combatir con un dolor de cabeza incomparable contra unas plantas a las que obviamente podríamos haber evitado, ¿nos acusan de querer usar a una Deku de señuelo? Me entran ganas de decirle en toda la cara que ni para eso sirven.

Relájate Vladis. No es propio de ti esos pensamientos... ese golpe en la cabeza me sigue fastidiando un poco, y la verdad es que ni sé cómo he podido defenderme de ese modo en la batalla. Suficiente he hecho si tenemos en cuenta las dos pifias que he tenido. Por supuesto, creo que Ruasilor no ha sufrido daños: propio de un guerrero de nuestra gente. Lo que me demuestra que yo como ladrón debo mejorar todavía bastante... en fin, mejor tratemos este tema.

Me llevo una mano a la cabeza mientras con la otra mantengo mi espada todavía, cubriéndome el pañuelo parte de la cara aún:

-Criatura del bosque, le aseguro que ni los Sheikah del pasado ni los de ahora usarían a un inocente de ese modo. Si esta... joven Deku ha sido descubierta por las Gerudo ha sido ciertamente por culpa mía. Pensaba que estos árboles estarían libres de cualquier tipo de criatura, pero veo que mis pasos la hicieron caer-envaino la espada corta y hago un gesto con la mano mientras hablo- Pero si bien no esperaba un "gracias", tampoco esperaba que nos criticasen de ese modo. Hemos entrado en una batalla innecesaria para salvar a alguien de su gente y así arreglar el estropicio que he provocado. Mi compañero no tiene la culpa de nada, así que si quieren culpar a alguien, culpen al que ahora está diciendo estas palabras.

Miro a mi alrededor, asegurándome de que no hay presencia Gerudo o enemiga. Aunque visto lo visto, parece que hay Dekus que se esconden por esta zona de la influencia Gerudo... eso es bastante interesante:

-No obstante, Deku, espero que recuerde igualmente que nuestra gente suele ser muy... sombría. Y cuando digo "suele ser" es porque obviamente mi torpeza no es propia de alguien venido de allí. Comprendo la situación, pero no veo que tengamos que revelar nuestra identidad de buenas a primeras. Lo que veo claro es que hoy en día no sólo los Sheikah se dedican a rastrear enemigos y analizar sus movimientos, ¿me equivoco? No esperaba que algunos Dekus libres se escondieran por este bosque tan temido.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Lautarileo el Lun Ago 22, 2011 6:15 pm

-Si, Genialoso ladron no has salido Vlad- le conteste sarcasticamente limpiando mi espada de la ¿savia? de aquellas plantas, agitando el sable y restregandola en el pasto cercano- me debes vino del bueno.

Mire alrededor, no se veia nadie de momento, asi que intente acercarme a la Deku que en su "inusual" torpeza Vladis dejo caer cuando escucho el ruido de las Hojas revolverse y la salida del Deku anciano, me vuelvo a poner en guardia nuevamente mientras Vladis sigue buscando "premios" entre los restos.

-Oh, rayos, los "Huracan Sheikan" en problemas nuevamente, mierda-pense, mientras instintivamente sacaba la petaca y tomaba otro sorbo; giraba sobre mis talones y despues me acerque a Vladis- hora de tu disculpa Kalahed, al menos mientras sabemos quienes en realidad son.

Los oigo de lejos, sin quitarle la vista, mientras busco ahora entre los restos algo util para mi, aunque sea para venderlo o escapar. escuchando reflexiono algo: Siempre me parecieron algo "arrastradas" las disculpas de Vlad, como pidiendo perdon hasta por existir. ¿Sera trauma de familia?, ¿o parte de su estrategia que lo ha hehco salir avante en aquellas misiones en que no eramos equipo?

Los escuche, sin perder atencion, hasta la ultima frase que salía de sus ¿bocas?

- Si es que son en realidad Dekus libres de la influencia de las Señoras Pelirrojas,tambien nosotros tendriamos dudas de encontrarlos aqui en territorio hostil, sin protección mas que ustedes dos- comente mientras me levantaba y observava alrededor del claro en que nos encontrabamos, como mirando mas alla- estoy seguro de que sois mas que dos.

Me acerque al anciano deku y a la joven corteza que respondia al nombre de Daya cerca de elos doble una rodilla y posé mi mano en el simbolo Sheikan que cubria mi pecho en pose solemne.

- Si sois Dekus Libres, honorables como las diosas han mandado desde el comienzo de las eras, disculpen a mi amigo y a mi en nombre de nuestra raza, protectora desde las Sombras- intente decir en tono convincente, aunque me salio algo mas "militar"- como se nos es mandado no podermos decir nuestros nombres sin sabes que aquellos que los guardaran con su vida son lo suficiente mente cautelosos, asi que por favos os pido, por ahora solo llamenos Sheikans
avatar
Lautarileo
Honchkrow

Mensajes : 105
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/07/2011
Edad : 29
Localización : Lenoroc

Hoja de personaje
Nombre:
HP:
0/0  (0/0)
EP:
0/0  (0/0)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Lun Ago 22, 2011 7:06 pm

A Caballero Verde y a Lautarileo

NOTA. Los resultados de la búsqueda en la actualización.

---------------------------------------------

Soundtrack:

Los Deku los observan en silencio mientras hablan. Daya permanece con sus grandes y brillantes ojos abiertos, mirándolos fijamente, como sorprendida o impresionada. El anciano, por otro lado, va suavizando su rostro conforme escucha las explicaciones, llegando incluso a esbozar por un segundo lo que parece una pequeña sonrisa burlona.

Cuando ya han terminado, vuelve a fruncir sus cejas tupidas de follaje, pero esta vez su expresión parece más interesada que enojada. Pasa sus ojos uno segundos por Ruasilor y después se concentra en Vladis. Alcanzan a distinguir unas palabras que murmura para sí mismo.

-...expresiones... voz... idénticas...

Espera después unos momentos antes de seguir hablando, esta vez en voz alta y para ustedes.

-Los jóvenes siempre serán jóvenes -dice luego de unos segundos en los que se hace absoluto silencio-. Sean de la raza que sean, todos son parecidos, supongo. En los muchos años que tengo de vida, he tenido contacto con más de uno de los de su raza, y es la primera vez que veo a alguno describirse a sí mismo como... sombrío -su sonrisa reaparece por unos segundos al decir esto -. Deben ser jovencitos muy amables para quedarse a darnos explicaciones, al menos por la manera en la que he visto que suelen actuar.

Se rasca un poco de la corteza de su cara antes de seguir hablando.

-Sin embargo, supongo que muchachos apresurados como ustedes podrían considerar que es mi trabajo el cuidar esta región... Muchas personas quieren entrar y hacer destrozos en el bosque y no puedo permitirme el lujo de dejar a unos niños salidos de quién sabe dónde andar a sus anchas por ahí. Y de todos modos, seguir a las Gerudo era trabajo de esta habilidosa pequeña -el viejo mira con orgullo a Daya -, así que, ya que tuvieron la decencia de permanecer en suelo y darnos explicaciones, me veo obligado a preguntarles al respecto de lo que hacen aquí, sea esa intención tan.... sombría -vuelve a esbozar esa sonrisa -como sea.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Jue Ago 25, 2011 4:50 pm

Miro al anciano Deku mientras también parece estudiarme de algún modo. Mantengo la postura mientras habla y se burla de que hayamos dicho que seamos sombríos: aquello me saca una media sonrisa oculta bajo el pañuelo. Aunque el anciano haya errado en su entendimiento, pues en ningún momento dije que nosotros concretamente fuéramos sombríos sino más bien que nuestra gente suele serlo en estos aspectos, no puedo evitar sentir algo de gracia en su habla. Quizás porque es de las primeras veces que veo a un Deku hablar y es sencillamente peculiar, ya que es la única raza conocida de estas tierras que no tiene labios.

No obstante, hay algo que le oigo susurrar que me hace preguntar casi sin darme cuenta, interrumpiéndole un momento:

-¿Acaso ha visto en los últimos tiempos a alguien parecido a mí?

La pregunta es descarada, pero ha sido casi un acto reflejo. ¿Podría ser...? No, seguramente se refiera a que le recuerde a otro Sheikah, no veo a ninguno de mi familia tratando con un Deku. Y Ariadne tampoco era igual a mí, que digamos. En fin, mejor hago como si no hubiera dicho nada y sigo escuchándole. Cuando termina de hablar, me llevo una mano a la frente y me rasco levemente, como sintetizando sus palabras, al tiempo que noto como Ruasilor parece algo sorprendido. Al acabar mi mano en una de mis patillas, decido hablar:

-Quizás me ha malinterpretado, Deku. La fama de "sombríos" frente al resto de razas se la ha ganado nuestro pueblo por razones mezquinas, a menos que haya algún motivo que desconozca claro. Por sus palabras parece que a diferencia de la gran mayoría, ha conocido a algunos de los Sheikah y por tanto ha desmentido desde su punto de vista esa fama oscura. Eso o simplemente quiere pasarse de listo al ver a unos simples Sheikah en comparación con el tipo de Sheikah que suelen salir de nuestro hogar para cuidar este mundo.

Poso mi dedo índice sobre un lado de mi frente, sonriendo a pesar de que nadie lo pueda notar. Bajo la mano y miro fijamente al anciano, tornando de nuevo el rostro serio:

-Nuestra intención sombría no es otra que espiar. Simple y llanamente. Si ha conocido a algunos de nuestra tribu, sabrá que es lo que solemos hacer y por lo que salimos. Nayru tuvo el deseo de hacernos ver que unas Gerudo se internaban en uno de los temidos bosques de la zona y nuestra curiosidad tuvo una fuerza mayor que la del deber, aunque bien puede considerarse deber esto mismo si tenemos en cuenta que no hace mucho se empezó a tratar la posible y conocida alianza Hylian para enfrentar a las Gerudo. Jamás esperaba, y mi compañero pensará igual, encontrar a algún Deku por aquí, y menos todavía espiando.

Mantengo la mirada, teniendo en cuenta la presencia de la tal Daya y de Ruasilor, que supongo que permanece en guardia mientras yo hablo con este Deku:

-Ahora, anciano, me toca preguntarle algo a usted. Esta conversación podría haber terminado al dar nuestra explicación, echándonos de este bosque o bien intentando detenernos aunque nuestros intereses no choquen en lo más mínimo. Pero ha decidido seguir con ella y preguntarnos con más detalle, y yo he respondido. Ahora espero que usted haga lo mismo, si es que al igual que yo recibió un mínimo de educación-¿educación? ¿yo? Bueno, un poco sí, pero vamos... en fin, mejor no pienso en ello y sigo hablando- ¿Hay algo en este bosque que atraiga el interés de las pelirrojas? ¿Acaso son Dekus refugiados? ¿O bien posibles esbirros de las Gerudo como sugiere mi compañero? Pensará, quizás, que soy un iluso al creer que me dirá la verdad en caso de ser cierto que son espías de las Gerudo. Pero no me gusta andar con rodeos en esta situación, como ya habrá deducido.
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Vie Ago 26, 2011 7:12 pm

A Caballero Verde

Al notar que lo escuchaste, el Deku se agita un poco como si se arrepintiera de haber dicho algo impropio.

-No, no, muchacho. Debe ser una confusión mía. A los viejos los recuerdos pasados se nos arremolinan con los presentes y a veces da lugar a tremendas confusiones. Simplemente me pareció ver en ti mucho de... un antiguo conocido.

Se detiene rápidamente y voltea a ver a Daya por un momento, para luego te examina de nuevo. Al notar su mirada, la chica también te empieza a examinar con interés y bastante seriedad.

El viejo sigue escuchándote.

-Somos Deku libres, muchacho. Nosotros decidimos lo que hacemos y en estos momentos hemos decidido estar en este bosque y protegerlo. Sin embargo, ¿en serio están aquí por mera curiosidad...?

Daya sigue observándote detenidamente, y en un momento salta con una sonrisa y actitud completamente cambiada.

-¡Ahora lo distingo! ¡Actúas y hablas como él! ¡¿No habrás sido enviado por Kafei?!

El viejo Deku reacciona inmediatamente a sus palabras, reprimiéndola con una de sus manos, para que guarde silencio. Pero la chica está muy emocionada y no se detiene.

-¡Tiene sentido, Darem! ¿Por qué más habría un par de Sheikah espiando a las Gerudo justamente en este bosque?

La expresión del viejo te da a entender inmediatamente que la Deku acaba de hablar de más.

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Caballero Verde el Vie Ago 26, 2011 8:17 pm

Los miro fijamente, sin mostrar aparentemente ninguna reacción. Voy analizando sus palabras al tiempo que las ideas se van juntando en mi cabeza.

Y suelto una leve risa que ni el pañuelo puede ocultar:

-Kafei es alguien que no trata con nadie de nuestra gente y que sólo es conocido por rumores. Da la casualidad de que soy el único que se ha relacionado con él en nuestro pueblo, y ciertamente guardo buena relación con él. Mas parece que sus investigaciones le han llevado a conocer incluso a algunos Dekus.

Bajo el pañuelo con mi mano, cayendo nuevamente en mi cuello y mostrando mi cara completa como siempre mientras me llevo el dedo índice a la cabeza:

-Soy desconfiado, pero creo que Kafei es una clave para creer que estáis en el mismo bando que nosotros. Quizás me arriesgo demasiado confiando en vosotros dos-miro fugazmente a Ruasilor, que debe pensar que estoy loco, devolviendo la mirada a los Dekus- Pero hay algo que me dice que puedo hacerlo. ¿Puedo preguntar de qué conocéis a mi amigo y mentor? Aunque claro... quizás antes queráis preguntarme algo más, si tenemos en cuenta que técnicamente toca que preguntéis vosotros-me llevo la mano a la barbilla, soltando una fugaz media sonrisa
avatar
Caballero Verde
Gloom

Mensajes : 336
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 24
Localización : Reino Sagrado

Hoja de personaje
Nombre: Vladis Kalahed
HP:
83/83  (83/83)
EP:
55/55  (55/55)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por RiaJ el Vie Ago 26, 2011 8:45 pm

Esta es una de las razones por las que me encanta pelear, siempre termino demostrando mi superioridad en batalla. Debo decir que Venn me decepcionó, quedó muy mal posicionado, la impresión que me dio antes dejó muy altas mis expectativas, supongo que las primeras impresiones no son siempre las correctas. De quien sí debería cuidarme es de Anell, se vio bastante ágil y buena en batalla.
De cualquier manera, no puedo menospreciar tanto a Venn, sufrió heridas graves y no parece estarse quejando; más lástima me da por aquel zora que también se llevó una buena lesión.
Procedo a revisar entre las ropas de la Gerudo que debilité buscando objetos de utilidad. Luego, decido confiar en Venn y Anell y seguirlos: es cierto que las Gerudo nunca van solas y siempre es conveniente ir acompañado.
avatar
RiaJ
Ampharos

Mensajes : 162
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 25
Localización : Mi casa~

Hoja de personaje
Nombre: Ridlef Rustam
HP:
110/110  (110/110)
EP:
50/50  (50/50)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por James el Dom Ago 28, 2011 12:11 am

Maldita Gerudo, si salía casi intacto de no ser por ella... Mis heridas son demasiado graves como para seguir yo solo, así que no me queda más que confiar en estos desconocidos, después de todo, ellos ayudaron a la chica, así que dudo que tengan malas intensiones. Aún así, quién sabe qué resulta de ellos luego, lo mejor será mantenerme un poco distante y tratar de que no lo noten, todos demostraron excelentes cualidades en batalla, y más me vale no pelearme con ellos.

Pensándolo bien, podría revisar a las Gerudos a ver si encuentro algo util, aunque de todas maneras, no me queda otra que seguir con los demás.


Última edición por James el Dom Ago 28, 2011 3:41 pm, editado 1 vez
avatar
James

Mensajes : 30
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/07/2011
Edad : 22
Localización : Asdflandia

Hoja de personaje
Nombre: Deral
HP:
63/63  (63/63)
EP:
85/85  (85/85)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Regol el Dom Ago 28, 2011 2:33 pm

ACTUALIZACIÓN

SoraNogar, SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta] pierden turno

A James

Buscando entre las ropas y pertenencias de la Gerudo a la que derribaste, encuentras:
-2 Nueces Deku: Puedes arrojarlas a los enemigos para confundirlos y así ganar tiempo. Aunque posiblemente sus efectos cegadores puedan tener usos más creativos.
-1 pequeña gema dorada: Cabe fácilmente en la palma de tu mano y tiene forma de rombo. No recuerdas haber visto nada parecido antes. Quizá si lo examinas detenidamente o le preguntas a alguien que sepa, puedas hacerte una idea de lo que es.



A RiaJ

Buscando entre las ropas y pertenencias de la Gerudo a la que venciste, encuentras:
-3 Nueces Deku: Puedes arrojarlas a los enemigos para confundirlos y así ganar tiempo. Aunque posiblemente sus efectos cegadores puedan tener usos más creativos.
-1 Poción Amarilla: Tu velocidad aumentará temporalmente. En batalla es sin duda útil para poder repartir más golpes y más rápido. ¿Tendrá utilidad fuera de ella?



A James, RiaJ y SoraNogar

Soundtrack para esta sección:

Venn y Anell los miran confundidos mientras hurgan entre las ropas de las Gerudo.

-¿...qué hacen? -pregunta la chica en voz baja, pero inmediatamente cambia de opinión, se encoge de hombros y se va a hablar con Venn en voz baja. Los ven observar brevemente la gran espada del Hylian y decirse cosas con expresiones preocupadas.

Cuando han terminado, se reagrupan con los Hylian. Para entonces, Venn ya ha cubierto su gran herida con unos trapos que arrancó de su ropa y parece estar un poco más repuesto. Anell aprovecha el momento para acercarse con Deral y Dasslor.

-No está bien que anden así con esas heridas. Déjenme ayudarles unpoco.

De su bolsa saca unas hierbas que muele rápidamente con una piedra y remoja con un poco de agua de la cantimplora de Venn. Habillidosa y rápidamente, las aplica en las heridas de ambos. Al principio escuece un poco, pero después empiezan a notar que el dolor disminuye.

-Ambos han recuperado 20 puntos de vida-

Cuando ya todos están listos, Venn se apresura a dar unos pasos hacia el suroeste.

-Ahora apresurémonos. Prefiero que pasemos el menor tiempo posible en la campiña nocturna.

Y, a paso veloz, ambos lideran el camino.

-----------------------

A Caballero Verde

Has encontrado:
-3 Nueces Deku: Puedes arrojarlas a los enemigos para confundirlos y así ganar tiempo. Aunque posiblemente sus efectos cegadores puedan tener usos más creativos.
-2 Bastones Deku: En una situación desesperada podrían ser buenas armas de repuesto. También puedes usarlos para encender fuegos, sostener cosas y tantas otras posibilidades.



A Lautarileo

Has encontrado:
-2 Nueces Deku: Puedes arrojarlas a los enemigos para confundirlos y así ganar tiempo. Aunque posiblemente sus efectos cegadores puedan tener usos más creativos.



A Caballero Verde y Lautarileo

Soundtrack para esta sección:

El viejo Deku arruga de nuevo su frente de corteza cuando terminas de hablar, Vladis. Se te queda mirando una vez más, aunque esa mirada parece, en cierta forma, aún más profunda que las anteriores.

-Así que dices estar en buenos términos con Kafei. ¿Y aseguras aún así que solo estás aquí siguiendo a las Gerudo por curiosidad? ¿No buscas nada más relacionado a ellas?

El viejo te da un aura de desconfianza que puedes sentir. No parece estar contento por algún motivo. Sin embargo, él mismo detiene su repentino interrogatorio, como si se hubiera arrepentido de reaccionar así.

-Me llamo Darem. Soy natal de una pequeña comunidad Deku allá en los Bosques Perdidos del Este, pero llevo muchos años viajando continuamente por aquí y por allá, enterándome de cosas y conociendo gente. Fue en uno de esos viajes en los que me topé con Kafei, posiblemente mucho antes de que tú o tu amigo siquiera nacieran.

Vuelve a rascarse la cara de corteza.

-Llegamos incluso a viajar juntos por un tiempo, pero nos separamos después, aunque hemos seguido en lo que podrías llamar contacto continuo. Prueba es que la joven Daya lo ha visto las suficientes veces como para estar familiarizada con él -se detiene unos momentos, pensando detenidamente en lo que está por decir -. Sin embargo, creo que divago. Muchacho, dices estar enterado de que tiene una 'investigación', y sin embargo estás en este bosque por curiosidad. ¿De verdad es eso cierto? ¿Qué sabes sobre este lugar?

Acciones:
-Reaccionen acordemente

-----------------------

A James, RiaJ y SoraNogar

Soundtrack para esta sección:

Avanzan todavía durante un par de horas. Afortunadamente luego de que el sol terminó de ponerse los recibió una noche clara, por lo que la luz de las estrellas y la luna les ha dejado ver claramente por dónde avanzan. En un determinado momento aparece una figura en el horizonte. Es una gran casa que aparentemente ha sido construida a medio campo. Se le ve bastante lujosa y tiene a su alrededor un huerto. Venn se apresura hacia las grandes puertas de madera y toca con fuerza. Unos segundos después abre una muchacha joven que los mira con un rostro de confusión antes de dirigirse al Hylian que los dirige.

-Qué bueno que regresaste, Venn. Ha estado preguntando por ti todo este día.

Él no responde, decidiendo mejor a la casa sin más demora. Se detiene luego de un segundo, sin embargo, como si hubiera olvidado algo importante.

-Voy para allá. Instala a mis amigos en las habitaciones del segundo piso, se quedarán aquí esta noche.

Mientras Venn desaparece entre los pasillos del lugar, la muchacha les abre la puerta y los deja pasar.

-Síganme.

Los dirige hacia unas escaleras que conducen a otra planta, con muchas habitaciones. Uno a uno, les va asignando cuartos contiguos, que están bastante cuidados y limpios. Luego, ella misma vuelve con una bolsa llena de vendas e instrumentos de curación para tratar sus heridas. Una vez que ya están limpios y propiamente vendados, con una amable sonrisa les avisa que, en cuanto terminen de acomodarse y descansar un poco, habrá té servido en la sala, justo al bajar las escaleras a la izquierda.

-----------------------

A SuperBardo64 y Zeld [En Motocicleta]

Soundtrack para esta sección:

Al no notar señales de negatividad con el plan propuesto por sus rescatores, se disponen a acomodarse junto a unos árboles adecuados para dormir. Mientras Luck y Lena se van a explorar brevemente los alrededores, te quedas solo con tu compañero Deku

En plena noche, con la luna y las estrellas brillando intensamente, unos ruidos los despiertan. Salen cautelosamente del pequeño refugio entre árboles que consiguieron y se encuentran con tres monstruos voladores que se acercan velozmente a ustedes. Tienen forma de flor y aparentemene los pétalos que giran rápidamente en su parte superior es lo que les permite volar. En la lejanía notan que más lentamente se acerca una versión mucho más grande de ellos.

Acciones:
-Defenderse o tratar de huir. De cualquier forma necesitan una estrategia de batalla y tirar 200 dados de 6 caras en el tema correspondiente.

-----------------------

A James, RiaJ y SoraNogar

Soundtrack para esta sección:

Cuando ya se han acomodado, bajan a la sala y se encuentran con Anell y Venn hablando animadamente con Shaku, quien aparentemente estuvo lista antes que todos.

-¿Entonces tú lo hiciste? -le pregunta a la chica Anell con una sonrisa.

-Jeje, ¿a que fue genial?

-Su mano... ¿qué fue eso?

-Jejeje, lo leí en un libro que encontré en la Biblioteca de Hyrule y lo estaba probando. Vitriolo y sal, lo suficientemente fuerte para que no se atreva jamás a volver a tocar a una inocente chica -Shaku sonríe con suficiencia.

Venn levanta una ceja, sorprendido.

-... ¿no es peligroso que vayas cargando cosas así?

-Considéralo mi manera de defenderme -la chica guiña el ojo.

Entonces se dan cuenta de su presencia ahí. Los anfitriones les invitan a sentarse y les sirven té. Venn se acomoda en su gran sillón individual y suspira.

-Estábamos platicando con esta amable jovencita. Pónganse cómodos, la cena estará lista dentro de poco. Y luego de ella, quiero hablar con todos ustedes.

Acciones:
-Consideren ésta como una ronda libre. Pueden actuar como deseen en cualquiera de los tres puntos temporales en los que estuvieron. Si desean explorar la casa, hablar con algún personaje jugable o no jugable, este es su momento. Si quieren hacer conversación con NPCs y lo veo necesario, les estaré respondiendo durante la semana con mini-actualizaciones como hice en este turno pasado con los Sheikah. Lo mismo va para responderse entre ustedes. Si no tardan demasiado en postear, quizá le puedan sacar algo de provecho a esto.


Hojas de personaje actualizadas con los cambios de HP, EP y sus nuevos items

_________________
avatar
Regol
Arceus

Mensajes : 505
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 16/04/2011
Edad : 21
Localización : La Sala de Té de las Brujas

Ver perfil de usuario http://sandpath.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Re: El Coloso del Desierto (En Juego)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 29. 1, 2, 3 ... 15 ... 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.